Cuidado integral

Del 'antiaging' al 'proaging': cómo cuidarte (piel, cuerpo, pelo...) a los 30, los 40, los 50 y los 60 años

Todos los hábitos 'beauty' que necesitas para potenciar TODA tu belleza natural, a cualquier edad.

Actualizado a

BELLEZA-CULTURA-PROAGIN 1280

El término antiaging apareció en la década de los noventa del siglo pasado, cuando el afán por parecer más joven y borrar los signos visibles de la edad (arrugas, manchas, flacidez…) con cosmética, tratamientos estéticos, médico-estéticos o, incluso, cirugía se convirtió en una obsesión. En 2020, el mundo de la belleza da un giro y sustituye el prefijo ‘anti’ por el ‘pro’, cuyo objetivo es mejorar la salud y las condiciones físicas, estéticas y mentales de una manera integral, con la ayuda de tratamientos personalizados y un claro componente holístico.

“En el momento en el que una persona se acepta tal y como es, es cuando realmente disfruta cuidándose y desea mejorar”, asegura Javier Garcés, psicólogo y presidente de la Asociación de Estudios Psicológicos y Sociales. “Los nuevos canales de comunicación horizontal, representados por youtubers e influencers, ya no hablan de soñar con ser otra persona, sino que la aceptación y el autocuidado, tanto interior como exterior, son dos pilares básicos para alcanzar el bienestar”, añade. Unos hábitos saludables pueden aumentar en DIEZ AÑOS la esperanza de vida, según un estudio de Harvard School of Public Health. La nutrición, la actividad física, la disminución de tóxicos como el alcohol o el tabaco, dormir bien y reducir el estrés son fundamentales. En cuestión de piel, una rutina facial completa que incluya limpieza, crema hidratante, activos antienvejecimiento y protector solar nos hará mostrar un grado de envejecimiento acorde a nuestra edad.

1-4
BELLEZA-CULTURA-PROAGIN-1

1 / 4

Cómo cuidarte a los 30 años

  1. “Para las primeras arrugas y reparar el daño solar lo mejor es un cóctel de retinol puro en ampollas a una concentración del 0,3, ácido ferúlico, que combate los radicales libres, colágeno para mejorar la elasticidad de la piel, vitamina E para proteger las células del estrés oxidativo y fosfolípidos que fortalecen la barrera cutánea.” (José María Ricart, dermatólogo).
  2. “Hacerse un chequeo es importante para que veas los valores vitamíticos y la cantidad de glucosa en sangre, ya que esta propicia el acúmulo de grasas. La constancia es la clave, por lo que hay que aplicarse el anticelulítico o reductor a diario y hacerse un tratamiento en cabina, mínimo cada tres meses.” (Elena Comes, experta en belleza).
  3. “Es la edad perfecta para experimentar con colores, texturas y divertirte con el maquillaje, ya que la piel se mantiene firme y tersa. En cambio, debes tener en cuenta que el exceso de producto siempre potencia las líneas de expresión.” (Iván Gómez, maquillador).
  4. “Ahorrar tiempo en el peinado constituye una prioridad. El long bob es un corte de pelo fácil de mantener y que no necesita muchos retoques. Un estilo ligeramente escalado favorecerá el movimiento natural del cabello. Y un tratamiento de queratina es perfecto para alisar, facilitar el peinado diario, reconstruir la fibra capilar y aportar un extra de brillo.” (Omar El Gharbawy, peluquero).
  5. “Tienes que asentar tu salud nutricional, comiendo para mantener la vitalidad y cuidar tu corazón e intestino, dos órganos importantes en esta década. Aporta grasas buenas (aguacate, frutos secos o salmón) y mantén la función de la microbiota comiendo frutas, verduras y cereales de grano entero.” (Itziar Digón, nutricionista).
  6. “No solo es importante que mantengas un peso saludable, sino que estés bien tonificada para tener un tono muscular adecuado, que acelere el metabolismo y prevenga posibles daños musculares u óseos. Ahora toca cuidar más la alimentación y entrenar tres días a la semana, ya que dos no son suficientes.” (Erika Sanz, entrenadora).
  7. “Los automasajes en las zonas de depósito son básicos para no empezar a acumular la grasa, que aumenta en esta década debido a la retención de los líquidos. Se realizan con los dedos, de manera ascendente en muslos, cartucheras, flancos y abdomen.” (Almudena Perera, experta en belleza).
BELLEZA-CULTURA-PROAGIN-2

2 / 4

Cómo cuidarte a los 40 años

  1. “Hay cambios relacionados con la dinámica muscular, sobre todo a nivel del tercio superior. Aparecen las llamadas patas de gallo y empiezan a caer las cejas, lo que proporciona un aspecto de cara cansada, que se soluciona con toxina botulínica. El ácido hialurónico repone el volumen perdido y da sujeción a la piel. También hay alteraciones de la pigmentación, debido a la exposición solar, a determinados tratamientos con fármacos fotosensibles o a los embarazos; para tratarlas, lo mejor son la luz pulsada y los peelings químicos de media profundidad.” (Mar Mira, médica estético.)
  2. “La ingesta de proteínas es fundamental para tener aminoácidos que produzcan colágeno, imprescindible a la hora de evitar la flacidez de la piel. Los aminoácidos esenciales están sobre todo en carnes y pescados. Para mejorar y mantener la salud de nuestros huesos son recomendables los alimentos que tengan vitamina D3 (pescados y huevos) y calcio (vegetales y lácteos). Una forma fácil de incluirlos en la dieta es tomando a media tarde un yogur (0%, bajo en grasas, proteico y con extra de calcio), un batido de frutas con leche o una bebida vegetal sin azúcares añadidos.” (Paula Rosso, nutricionista).
  3. Para que las arrugas no se marquen hay que evitar las bases de maquillaje en acabado mate y las que cubren demasiado y elegir las de textura satinada, que crean un efecto de piel jugosa y juvenil. Además, la piel tiene que estar bien hidratada antes de aplicar el maquillaje ya que, si no, este acentuará las líneas de expresión.” (Eliecer Prince, maquillador).
  4. “Las arrugas también aparecen en el cabello, en forma de encrespamiento y pérdida de densidad y volumen, debido a la disminución de la producción de colágeno; especialmente a partir de la menopausia. Esto hace que produzcamos menos queratinocitos, que son las células que forman los ‘hilos’ de queratina que dan forma al pelo: a menos queratinocitos, menos grosor capilar, menor hidratación y más encrespamiento. Toma suplementos alimenticios a base de ingredientes activos, vitaminas o minerales, usa un champú que nutra la melena y la fortalezca, y masajea la cabeza al lavarla para estimular el riego sanguíneo.” (Adolfo Remartínez, experto capilar).
  5. “El aumento de la grasa localizada y la flacidez corporal desdibujan los contornos. Seguir una dieta détox dos veces al mes, caminar 40 minutos al día y practicar yoga o pilates ayuda. En cabina, el aparato Coolsculpting elimina las células grasas gracias a su tecnología de enfriamiento.” (Myriam Yébenes, experta en belleza).
BELLEZA-CULTURA-PROAGIN-3

3 / 4

Cómo cuidarte a los 50 años

  1. “Disminución del espesor de la dermis, sequedad, flacidez, pérdida de volumen, aparición de líneas más profundas e incluso presentar tendencia seborreica son consecuencias de la menopausia, acné incluido. Lo mejor es elegir cosméticos que contengan ingredientes que mejoren la función barrera: aceites de aguacate o sésamo, manteca de cupuaçu y extractos de artemisa y de flores de trébol rojo.” (Pedro Catalá, cosmetólogo).
  2. “La radiofrecuencia y los ultrasonidos luchan contra la flacidez y mejoran la calidad de la piel y los tejidos tanto del rostro como del cuerpo, que ha perdido colágeno porque a esta edad ya no lo creamos. Además, al perder musculatura se ralentiza el metabolismo, por lo que es primordial hacer ejercicio.” (Natalia de la Vega, experta en belleza).
  3. “Hay que ingerir las sustancias que con el paso de los años perdemos por la inflamación celular. Ayudan a reafirmar alimentos como el salmón salvaje, las sardinas y el ajo; las proteínas de alta calidad y bajo índice glicémico las obtenemos de los champiñones y las carnes magras; las espinacas y el brócoli, por su alto nivel de clorofila, son buenos para regular la producción sebácea y aclarar la piel.” (Raquel González, experta en belleza).
  4. “Para no marcar más las arrugas de la zona de las ojeras y que el maquillaje ofrezca un acabado natural, tienes que juntar el corrector con el contorno de ojos, mezclando una pequeña cantidad del primero con el segundo. El resultado: una mirada más joven e hidratada. Si tu base de maquillaje es algo más cubriente, utilízala de corrector y pon encima un poco de iluminador.” (Eliecer Prince, maquillador).
  5. “El surco nasogeniano y el descolgamiento del óvalo facial es lo que más nos preocupa en esta etapa. El yoga facial y los masajeadores o rodillos –el de cuarzo rosa posee minerales que ayudan a eliminar la hinchazón, liberar toxinas y mejorar la circulación- ayudan a reforzar la musculatura del rostro y son los mejores compañeros de cualquier crema.” (Carmen Navarro, experta en belleza).
  6. El cabello se vuelve más débil y vulnerable: pierde densidad y volumen y aumenta el número de canas. Colores menos agresivos con el pelo, tintes sin amoniaco y productos más saludables serán los aliados de tu melena, que debe ser más corta e incluir un flequillo, para disimular las arrugas de expresión.” (Eva Sangal, peluquera).
BELLEZA-CULTURA-PROAGIN-4

4 / 4

Cómo cuidarte a los 60 años

  1. “La grasa corporal aumenta, disminuye la masa magra y el sistema linfático se ve afectado, lo que se traduce en hinchazón en tobillos, pies y piernas. Los masajes de drenaje linfático mejoran el retorno venoso, disminuyen la retención de líquidos y favorecen la eliminación de toxinas, ya que el cuerpo ahora tarda más en eliminarlas. Hay que acompañarlos de 1,5-2 litros de agua diarios, alimentos depurativos (verduras de hoja verde y crucíferas) y caminatas.” (Laura Parada, nutricionista).
  2. “Es importantísimo mantener la piel bien hidratada para conseguir un maquillaje con acabado de piel jugosa. Evita el maquillaje cubriente y excesivo y aporta luminosidad al rostro con bases ligeras (aquí puedes descubrir cuál es la base de maquillaje perfecta para ti). La máscara de pestañas es perfecta para abrir la mirada.” (Miguel Álvarez, maquillador).
  3. El color ayuda a rejuvenecer la melena. La clave está en crear tonalidades naturales que no superen un aclarado de más de 2-3 tonos, a los que hay que añadir algún reflejo en forma de balayage alrededor del rostro para que lo ilumine, suavice las facciones y rompa la monotonía del color de fondo.” (Luis Miguel Vecina, colorista capilar).
  4. “Como la piel esta más seca y sensible hay que evitar cargarse los depósitos de filagrina –es una proteína que se encuentra en las células más maduras de la piel– con exfoliantes químicos; mejor usar una mascarilla de arcilla. También se puede combinar el sérum con un aceite facial, que aporta confort y nutrientes, y usar leche desmaquillante o bálsamo en lugar de jabón.” (Pedro Catalá, cosmetólogo).
  5. Meditar de forma regular ralentiza el envejecimiento físico y mental, ayuda a ver el paso del tiempo de una forma más positiva y también a aceptar los cambios que ocurren en ti. Y sonreír reduce las tensiones y el estrés.” (Equipo Petit Bamboo, psicólogos).
  6. “El cabello maduro pierde grosor y se vuelve más fino. Se combate con los tratamientos de colágeno, que rellenan la fibra capilar y aportan cuerpo. La henna neutra proporciona volumen y brillo, pero sin modificar el color de la melena.” (Eduardo Sánchez, peluquero).
  7. “Una crema corporal puede convertirse en reafirmante si le añades aceites esenciales de centella asiática o silicio orgánico. El de abedul es anticelulítico y el de geranio diurético.” (Lorena Gilabert, experta en belleza).

Te puede interesar:

trucos de belleza cuidados faciales piel cuerpo pelo tratamientos de belleza
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?