Instagram

Demi Moore revoluciona las redes con el debate del SÍ o NO a tener moqueta en el baño

La actriz publica en Instagram una imagen mientras trabaja desde el baño en su último proyecto radiofónico. Sí, desde el baño...

Actualizado a

DEMI MOORE

Demi Moore ha hecho lo que cualquiera de nosotras para revitalizar su vida profestional: someterse aun cambio de look. Y aunque el suyo, de morena a rubia, lo ha sido por exigencias del guión, lo cierto es que el nuevo pelo rubio de Demi, por muy fake que sea, nos ha encantado.

Una melena rubia que es peluca y que muchos han aplaudido en Instagram como el camino más fácil (y sin cirugía) para quitarse diez años de encima (ella tiene 57). La actriz lo ha llevado a cabo para interpretar a Linda, personaje de Brave New World, serie que adapta el universo creativo de Aldous Huxley, autor de la novela Un mundo feliz.

Meet Linda. #BraveNewWorld is streaming now on @peacocktv!

Una publicación compartida de Demi Moore (@demimoore) el

Feliz está también Demi por esta reactivada vida profesional, pese a los cierres que ha impuesto el confinamiento a la industria de Hollywood. Pero aunque hemos de reconocer que el pelo rubio le queda genial, la actriz ha suscitado mucha más conversación por otro pelo falso... y es el de su moqueta en el baño.

El debate moqueta en el baño sí o no de Demi Moore

En un post anterior en su perfil de Instagram, Demi saludaba el lanzamiento de otra serie, esta vez en formato podcast, titulada Dirty Diana y de contenido erótico festivo. ¿Un 50 sombras de Grey femenino? Demi hacía ese anuncio también en su red social favorita con un par de imágenes que nos han dejado a muchas boquiabiertas, confundidas e, incluso, ojipláticas.

Con el confinamiento, hemos descubierto casi sin trampa ni cartón las dependencias hogareñas de muchas de nuestras celebs favoritas. Urge tras esta experiencia que alguna universidad privada cree el título de Diseñador de Interiores Mediáticos, para poner un poco de orden en tanta intimidad inmobiliaria al descubierto. Un análisis que hasta ahora solo hacíamos cuando el rey metía su casa en la nuestras anualmente con motivo de su mensaje de Navidad. Entonces, analizábamos cualquier pormenor escenográfico de una emisión que, por lo demás, no solía tener excesivo interés.

Más reciente, hemos comprobado que en nuestro país la decoración es menos importante que los personajes que salen al aire de los directos en redes sociales, sobre todo cuando se desvela en segundo plano infidelidades y otras traiciones.

A Demi no le ha ocurrido esto. Pero lo cierto es que es una imagen rara verla en su mansión montañosa de Aspen (Colorado), con tantas habitaciones como tiene, haciendo su aparición en redes sociales desde su cuarto de baño. Sí, ese sofá de tapicería estampada está in the bathroom. Una circunstancia que sus fans no han podido resistirse a analizar hasta la extenuación, tanto por lo bizarro de la decoración como por el aspecto más práctico de la higiene, más aún en tiempos de coronavirus.

Los fans han hincado el colmillo, sobre todo, en la moqueta, que más que un detalle decorativo, es una conflictiva presencia. Porque, ¿cómo se consigue mantener un baño limpio e higienizado cuando el suelo es una masa de tejido y flecos? Muchos han empezado a jugar desde el primer momento con el título de su podcast, Dirty Diana, para explicitar un Dirty Demi (Demi sucia) que no creemos en absoluto justo.

Esto de la limpieza o suciedad de algunas celebs da para generar muchas habladurías. La última en sufrir esa mala baba ha sido Miley Cyrus, cuando reconoció que en todo el confinamiento apenas se había lavado el pelo en un par de ocasiones. Y el social media global clamó al cielo limpio.

En esta ocasión, algunos fans han hecho lo propio ante lo inconveniente de disfrutar de la tradicional moqueta anglosajona hasta en el baño. Algo que cualquiera de nosotras ha podido comprobar en sus vacaciones o estancia como aupair en casas de Reino Unido, Canadá o EE UU. "El baño más extraño que he visto", asegura un fan. "¿Por qué hay una alfombra y un sofá en el baño? ¿No parece ..... higiénico? ¿Verdad? ¿Y si el pipí salpica la alfombra? Difícil de limpiar. ¿Y por qué hay un sofá? ¡Estas preguntas deben ser respondidas!", exigía otro.

Ante la avalancha, de comentarios, la actriz se ha podido justificar durante una entrevista en un programa de televisión nocturno, para echarle la culpa a su exmarido, Bruce Willis. "Aunque al principio fue una decisión de Bruce Willis, en realidad no podemos echarle toda la culpa a él", porque lo cierto es que la casa está en las montañas y hace mucho frío.

Sea como fuere, lo cierto es que la habitación de trabajo de Demi, es decir, su baño, no tiene desperdicio .

Te puede interesar:

Celebrities Decoración Instagram Actrices
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?