Fuera pelo apagado

¿Pelo con raíz grasa y puntas seas? Esto es lo que necesitas

Posiblemente lleves toda tu vida, sin quererlo, cuidando mal tu pelo, usando productos que, en lugar de ayudar a tu pelo con raíz grasa y puntas secas, no hacen más que estropearlo. ¡Pero hay productos específicos para cuidar tu pelo!

Actualizado a

1-13

1 / 13

Productos para el pelo con raíz grasa y puntas secas

Aunque el champú en seco y un peinado efecto limpio pueda alargar el lavado de pelo, no son eternos. Un pelo con raíz grasa y puntas secas pide a gritos productos específicos para ellos, que actúen de manera inteligente purificando la raíz e hidratando las puntas. Seleccionamos los mejores champús, mascarillas, acondicionadores... para que presumas de pelazo. 

@gracyvillarreal

2 / 13

Exfoliante (prechampú) de Kativa

¿Exfoliante para cabello? Sí, es el primer paso para acabar con la grasa en la raíz. Kativa Oil Control Pre - Shampoo Mask (15,95€) es un exfoliante para el cabello enriquecido con arcilla, cítricos y mentol. Absorbe la grasa de las raíces y elimina el exceso de oleosidad e impurezas en el cuero cabelludo. ¿El resultado? 48 horas de limpieza profunda.

3 / 13

Champú equilibrante de Apivita

Específico para raíces grasas y puntas secas, el champú equilibrante para cabello graso de Apivita (14€) ofrece una limpieza en profundidad sin causar irritaciones y aportando brillo, suavidad y un aspecto saludable al cabello. 

4 / 13

Champú Agua de coco de Fructis Garnier

Enriquecido con los agentes purificantes del agua de coco, el champú agua de coco de Garnier (3,70€) es específico para cabellos que tengan las raíces grasas y las puntas secas.

 

 

5 / 13

Champú Shikakai de Alma Secret

A base de ortiga, menta, romero,  cedro, limón y lavanda, el champú Shikakai, de la marca murciana Alma Secret, es perfecto para los cabellos con raíces grasas y las puntas secas. La menta y el romero actúan en la raíz grasa y el jojoba y coco, que son aceites hidratantes, para reforzar el cabello y reestructurar la fibra capilar, por lo que a la parte seca le irán de maravilla. Sin parabenos, sin siliconas,sin sulfatos, sin aceites minerales y sin parafinas.

6 / 13

Champú Elvive de arcilla extraordinaria de L’Oréal Paris

Tres tipos de arcillas  (verde, azul y blanca) hacen del champú Elvive de arcilla extraordinaria de L’Oréal Paris (4,99€)  funcione a la perfección en los cabellos con raíces que tienen a engrasarse y puntas que se secan. La arcilla verde es la encargada de purificar, la azul de hidratar y la blanca de revitalizar. Además no contiene siliconas. 

7 / 13

Acondicionador micelar de Pantene

Después de lavar el pelo, el acondicionador es un siguiente paso que no debemos saltarnos si queremos que nuestro pelo esté hidratado, sobre todo en las puntas, la parte del cabello que más tiende a secarse. La diferencia entre el acondicionador micelar de Pantene (2,75€) con cualquier otro acondicionador del mercado son las micelas, las moléculas que atraen impurezas como un imán sin dejar el pelo reseco. 

8 / 13

Spray protector del calor pepara & fortalece de TRESemmé

Nuestro pelo también necesita protección. El secador, el rizador y la plancha también resecan el cabello, por eso es importante no saltarse el paso del protector término antes de ponerse manos a la obra. El spray protector del calor pepara & fortalece de TRESemmé (5,99€) repara el cabello externa e internamente, protegiéndolo contra los daños.

9 / 13

Acondicionador Hask con aceite de argán

El aceite de argán, único en Marruecos, es conocido por sus cualidades de alta absorción, penetración y reparación de puntas abiertas, dejando el cabello suave y nutrido incluso con los cabellos más dañados, por eso el acondicionador de Hask (7,99€), aplicado solo de medios a puntas, es perfecto para cuidar las puntas secas. 

10 / 13

SuprAcondicionador de Nuggela & Sulé

Además de facilitar el peinado y aportar un brillo imperial al pelo, el SuprAcondicionador Nuggela & Sulé (18,90€) estimula el crecimiento del cabello gracias al extracto de cebolla roja y al glucógeno marino. 

11 / 13

Champú Bain TS de Leonor Greyl

Con una fórmula inteligente, el champú Bain TS de Leonor Greyl (29,50 €) actúa de forma diferente en el cuero cabelludo y cabello, además prolonga la frescura y limpieza del cabello graso.

 

12 / 13

Mascarilla Kpilar energy

Más volumen, más fuerza y más brillo es lo que promete la mascarilla estimulante voluminizadora Kpilar energy de Perfumerías Júlia (37,80€) 

 

 

13 / 13

Acondicionador y mascarilla Salerm 21

El acondicionador y mascarilla Salerm 21 jazmín & ambar (14,35€) no es como todos. La principal diferencia es que funciona sin enjuagado. Repara las puntas, desenreda el cabello y aporta brillo a los cabellos castigados. 

Un día te levantas, te miras al espejo y te das cuenta de que, aunque el pelo parece limpio, la raíz está sucia, ¿Pero cómo es posible? Tener el pelo con la raíz grasa y las puntas secas es más común de lo que crees, sobre todo si llevas mechas o tinte en el pelo, y si vives en una ciudad. Tanto los tintes como la contaminación tienden a apagar el pelo y sobre todo la polución es la que hace que la raíz tienda a engrasarse.

Posiblemente lleves toda tu vida, sin quererlo, cuidando mal tu pelo, usando productos que, en lugar de ayudar a tu pelo con raíz grasa y puntas secas, no hacen más que estropearlo. Un cabello con puntas secas pide a gritos un champú para pelo seco, pero…¡así le estaremos haciendo un flaco favor a nuestra raíz! Sin embargo, ya existen productos específicos en el mercado que, como champús, mascarillas, acondicionadores, exfoliantes y protectores térmicos, actúan de manera inteligente en raíz y puntas, purificando la raíz grasa e hidratando las puntas secas.

Cuidados clave para un pelo con raíz grasa y puntas secas

  • Para que el aspecto sea siempre limpio, puedes lavarlo un día sí y un día no. Si quieres alargar un poco más el lavado, prueba con los peinados mágicos que hacen que tu pelo graso parezca limpio y con champú en seco.
  • Termina los lavados con agua fría y evita la caliente. El agua fría te ayudará a sellar la cutícula, por lo tanto, los tratamientos de hidratación penetrarán más; el agua caliente, aunque limpia más, también se llevará parte del sebo natural y a la larga acabará resecando el pelo.
  • No te olvides de hidratar ni proteger. Que tengas el pelo graso no significa que tu pelo no necesite hidratación. Termina todos tus lavados con acondicionador de mitad a puntas y una vez a la semana aplica mascarilla. Cuando lo seques, planches o rices, protégelo con un protector térmico.

Te puede interesar:

pelo Champú tratamientos de belleza
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?