No los pierdas de vista

Cinco restaurantes cinco estrellas

Perfectos para una experiencia gastro inolvidable

Actualizado a

Una cosa son los restaurantes con estrella (Michelin) y otra los restaurantes cinco estrellas. Describimos estos últimos como lugares distintivos que te hacen sentir especial ya desde tu primera visita. Y, obviamente, en esta categoría se engloban una serie de factores, desde la calidad de la comida, la inspiración a la hora de elaborar los menús o los componentes de la carta hasta la decoración, presentación del plato o el servicio. Luego vendrían añadidos como si tienen o no terraza; si las colocación de las mesas te proporciona la suficiente intimidad; si cuentan con vistas; si son lugares tranquilos o, por el contrario, prima el jolgorio etc. Ha sido complicado quedarnos solo con cinco, pero de verdad creemos que cada uno de los restaurantes que integran este artículo es una maravillosa opción para conmemorar cualquier ocasión especial o darte un capricho. Cualquier excusa es buena para acercarte, porque ninguno defrauda. Quizás lo que sí te sorprenda es que algunos de ellos hayan echado manos de gastronomías tan populares como la mexicana o la japonesa para hacer magia con platos y productos y crear una serie de propuestas que, directamente, juegan en otra liga. Porque aquí, ni siquiera un sencillo gazpacho o una simple ensalada es lo que esperas sino mucho más. Las cartas nos parecen de esas para mirar y admirar, pero también las sugerencias de coctelería y postres: la mixología se nutre de nuevas ideas y sugerencias del chef mientras que la parte dulce es capaz de reconvertir hasta la muy clásica tarta de queso o el siempre resultón tiramisú en auténticas obras de arte culinario. Un último apunte: todos los que aquí verás son restaurantes urbanos, una excelente idea para evadir la astenia postvacacional o celebrar la pronta llegada de viajes y días de playa en buenas manos y mejores fogones.

1-5
Jerónimo en The Madrid Edition

1 / 5

Jerónimo

En el muy nuevo hotel The Edition encontramos no uno, sino dos restaurantes de auténtico lujo. Uno de ellos es Oroya, a pie de terraza, y el otro este que te traemos, Jerónimo, un mexicano diferente que se ubica junto al lobby del hotel. ¿Por qué es diferente? Un simple vistazo a tu alrededor contesta a la pregunta: la proliferación de plantas que lo convierten en un vergel, los rincones presididos por el artesonado y las lámparas (ay esas lámparas…) que parecen emular a la luna... Todo aquí es exquisito en forma y fondo. Sí, el fondo también porque, para empezar, en Jerónimo, con el chef Enrique Olivera como director de orquesta, encontrarás un guacamole exquisito. Nada más… y nada menos. En Jerónimo los clásicos (cochinita pibil, chicharrones, gringas de camarón al pastor) se visten de gran lujo y transcienden su idiosincrasia de platos provenientes de la cocina popular para convertirse en alta gastronomía. Un restaurante que visitarás para degustar y, si se tercia, hacer tertulia.

Reserva

Joe Thomas
Tartar de toro con caviar

2 / 5

Nobu Barcelona

Entrar en Nobu, aunque solo sea para contemplar las vistas 360 sobre la ciudad de Barcelona, es imprescindible. El aperitivo de un espectáculo que llega a su culmen con la comida de este japonés, situado en la planta 23 del hotel del mismo nombre, y cuya cocina vista es otro de esos aspectos de los que puede y debe sacar pecho. Difícil hacer una selección entre las muchas delicias de su carta, pero hay varios must que marcan la diferencia, entre ellos, el tartar de toro con caviar (sí, es el que aparece en la foto); el bacalao negro con miso; la lubina (diferentes preparaciones) o, por supuesto, el sushi maki y el nigiri & sashimi. Esto así como orientación, porque lo cierto es que el menú de este restaurante que lleva el nombre de su creador, Nobu Matsuhisa (quien ha extendido su buen hacer por medio mundo, justo es decirlo) alcanza otro nivel, en gran parte gracias al buen hacer de Sergio Martínez, el hombre tras los fogones, y a la calidad de la materia prima que vale lo que cuesta. Por lo demás, la atención es sublime y hay ambientazo.

Reservar

Nobu Barcelona
Puntarena

3 / 5

Puntarena

Otro mexicano de campanillas y lleno de gratas sorpresas. Para empezar, comparte sede con la Casa de México en España (Alberto Aguilera, 20), lo cual viene muy bien por si te apetece ver una exposición e, inmediatamente, darte un homenaje. Para continuar, la entrada de Puntarena es de no creer, porque en su hall exhibe una colección de mezcales y tequilas (en estanterías del suelo al techo) dignas de museo. Por supuesto, obligado aquello de dejarse guiar a la hora de estrenar experiencia con un buen cóctel. Y luego está lo que viene siendo la esencia del restaurante, que es el pescado: aquí encontrarás pescados y mariscos cocinados a la manera mexicana. Sí, no faltarán las tortitas para hacerte tus propios tacos. ¿Nuestras recomendaciones? El aguachile es excepcional y el pescado a la talla (en la imagen), una maravilla. Aunque si te gusta la carne, pide costilla braseada en machete, cocinada a fuego lento. Y así, como detalle, añadir que la terraza nos parece un lujazo y el personal, una maravilla.

Reservar

Puntarena
Papagena en el Teatro REal

4 / 5

Papagena

El Teatro Real de Madrid esconde auténticas maravillas en forma de obras escénicas, pero también este restaurante de altura (literal y figuradamente hablando) donde se respira elegancia y lujo por todos lados. Y también sabor, ya que la carta está firmada por el galardonado chef Ramón Freixa. Así que ve abriendo boca porque lo que probarás aquí, mientras contemplas la fachada del Palacio Real y sus jardines o escuchas los aplausos del público a alguno de los espectáculos que suben al escenario del Teatro, es inolvidable. El gazpacho de fresas (con helado incluido) resulta memorable para abrir boca; las empanadillas de pollo al curry, también. Luego están, por ejemplo, el canelón asado de tres carnes con salsa de boletus, foie y trufa o el lomo de bacalao confitado con muselina de ajo. Palabras mayores. Y la tarta de chocolate fundente, pensada para dos personas, es una delicia única que se derrite en la boca. Un lugar maravilloso para ocasiones muy especiales.

Reservar

Papagena
RedSpicy Salmon Roll

5 / 5

Red Project Sushi

Este restaurante del madrileño barrio de Salamanca debutó como delivery premium de sushi un año después del confinamiento y pronto se fue haciendo con una clientela fiel enamorada de sus propuestas. Sí, en su carta no faltan sushi, nigiri, gyozas… pero también encontrarás propuestas bastante más originales que un delivery clásico de delicias japonesas. Y ya te advertimos que hay donde elegir, porque si en algo destaca la carta es en su amplitud. Otra cosa es si decides ir a probarlo todo en situ. De hecho, no solo puedes, sino debes, porque este restaurante de la calle Villalar número 7 tiene una entrada como mínimo curiosa (un amplio hall, con las paredes tapizadas en rojo y detalles muy especiales que no te vamos a revelar) y un espacio donde se ofician comidas y cenas en el que destacan las paredes abovedadas de ladrillo y los amplios espejos. La apariencia es de un lugar secreto, lo cual crea un efecto en el que hay quorum: sientes que estás siendo partícipe privilegiado de algo muy especial. Vale la pena catarlo porque, además, los precios no están nada, pero nada mal.

Reservar

Red Project Sushi

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?