Verano

Te puede interesar:

Las Olimpiadas siempre tienen efectos secundarios en quienes presencian las distintas competiciones deportivas. Por un lado pueden entrarte unas ganas locas de hacer deporte hasta el punto de querer batir récords cuanto antes mejor; por otra, comienzas a soñar con visitar el país donde se celebran los fastos, más ahora cuando viajar se ha puesto pelín cuesta arriba.

Instyle.es
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?