Las pieles sensibles y vulnerables tienen que tener cuidado con los ingredientes cosméticos que usan. Eso no quiere decir que no puedan usar agentes exfoliantes o ingredientes virales que destacan porque resultan muy beneficiosos contra la edad o cualquier tipo de imperfección. Solo significa que deben hacerlo con cautela, y de la mano de las mejores alternativas, como el ácido mandélico. 

Si el ácido mandélico ha tomado mayor relevancia en los últimos meses es por ser el primo suave del ácido glicólico. Eso es, su poder de acción es parecido, pero es mucho más tolerable y versátil; por lo que es un aliado para aquellos rostros más delicados. 

No obstante, que sea más agradable no significa que no debas tener cuidado con él, ya que no todas las formas de usarlo son válidas. Por eso, le hemos preguntado a los mejores expertos para que nos dieran una guía completa de uso para sacarle el máximo partido.

Qué es el ácido mandélico

El ácido mandélico es un tipo de alfahidroxiácido que tiene propiedades exfoliantes químicas. “Una de sus ventajas es que tiene un tamaño molecular más grande en comparación con el ácido glicólico, lo que significa que se queda más en la superficie de la piel y proporciona una exfoliación más suave”, nos cuenta Eduardo Senante, de farmaciasenante.com. Esto quiere decir que penetra más lentamente en la piel debido a su tamaño molecular, lo que lo hace menos irritante para las pieles más vulnerables.

Al igual que otros ácidos exfoliantes, “el ácido mandélico ayuda a romper y desprender las células muertas de la piel, lo que promueve una piel más luminosa y uniforme”, añade. Aunque también estimula la producción de colágeno, ayuda a erradicar los brotes de acné gracias a sus propiedades exfoliantes que eliminan las células muertas de la piel y su uso continuado mejora la apariencia de las manchas en la piel.

Ácido mandélico
Gtres

Beneficios del ácido mandélico

Como ya hemos visto, tiene muchos beneficios, y aunque se conoce especialmente por su capacidad para exfoliar la piel, también es famoso por:

  • Ayudar a eliminar las células muertas de la piel de forma suave, promoviendo una renovación celular más rápida y una piel más suave y radiante.
  • Ten en cuenta que, al eliminar las células muertas de la piel y promover la renovación celular, el ácido mandélico mejora la textura general, haciéndola más suave y uniforme.
  • Al igual que otros AHA, contribuye a desobstruir los poros y prevenir la formación de nuevos brotes de acné, eliminando células muertas y regulando la producción de sebo.
  • Tiene propiedades despigmentantes que aclaran las manchas más oscuras, las hiperpigmentaciones, e incluso los melasmas.
  • Por otro lado, el ácido mandélico también estimula la producción de colágeno, lo que ayuda a mejorar la firmeza y elasticidad. El resultado es un rostro más firme, radiante y joven.
  • Al ser menos irritante, es perfecto para pieles sensibles, pieles con rosácea o cualquier condición que la haga ser más sensible.

Quién puede usar ácido mandélico

“Teniendo en cuenta el tamaño de su molécula y que es un ácido que exfolia más lentamente, es un ingrediente apto para todos, incluidos para pieles sensibles”, apunta el farmacéutico. No obstante, también hace hincapié en que escuchemos nuestra piel y detectemos cuáles son sus necesidades, ya que en el caso de los AHA, ser cautos es ser inteligentes. 

No obstante, a rasgos generales, es un ingrediente que le puede funcionar especialmente bien a:

  • Aquellas pieles sensibles que deseen exfoliar suavemente la piel sin causar irritación.
  • Aquellos que buscan tratar el acné y prevenir la obstrucción de los poros.
  • Todo aquel que desee mejorar la textura de la piel o reducir la apariencia de manchas oscuras.
  • Aquella piel delicada con signos de la edad que busque estimular la producción de colágeno para mejorar la firmeza y elasticidad de la piel.

En cuanto a la forma correcta de hacerlo, no hay solo una. Desde farmaciasenante.com son claros: “el ácido mandélico se puede utilizar de manera similar a otros ácidos exfoliantes, aplicándolo en forma de tónico, suero o crema sobre la piel limpia”. 

Ácido mandélico
Gtres

 

Cómo se usa el ácido mandélico 

Lo que a los expertos gusta de este ingrediente es lo versátil que resulta, por lo que, podrás usarlo de muchas formas diferentes y en función a tus gustos, necesidades y también a lo que quieras conseguir. “Si es la primera vez que usas este ingrediente y no tienes muchas imperfecciones, recuerda hacerlo de forma gradual, como por ejemplo, con mascarillas faciales una o dos veces por semana”, recomienda Senante. 

También podrás encontrarlo en formato limpiador, cremas, sérums o incluso lociones o tónicos. Además, al ser tan polivalente y suave, es compatible con muchos activos.

Activos que combinan con ácido mandélico y cuáles no

“Si escuchas a tu piel y tienes presente la tolerabilidad de la misma, es un ingrediente que puedes mezclar con casi cualquier otro activo”, nos explica Eduardo Senante. Hay algunos ups que no tienen peligro, y otros que hay que tener (quizás) un poco más de precaución.

Mejores activos que combinan con ácido mandélico

  • Ácido hialurónico y ácido mandélico. Gusta porque se mantiene la piel hidratada mientras se utiliza el ácido exfoliante.
  • Vitamina C y ácido mandélico. Abordan muchos problemas de la piel: las células muertas se eliminan al mismo tiempo que mejora la luminosidad de la piel y reduce las manchas oscuras.
  • Niacinamida y ácido mandélico. Ambos ingredientes consiguen mejorar el aspecto general de la piel, sin irritaciones de por medio. El resultado es un rostro uniforme y sin imperfecciones.
  • Péptidos y ácido mandélico. Los péptidos son cadenas de aminoácidos estimulan la producción de colágeno y mejoran la firmeza de la piel, potenciando los efectos antienvejecimiento.

Deben usarse con precaución

  • Retinoides y ácido mandélico. Si es la primera vez que vas a usar cualquiera de los dos ingredientes, mejor no lo hagas solo. Consulta a un dermatólogo o farmacéutico.
  • Otros ácidos exfoliantes. Si bien es cierto que el ácido mandélico es más suave, al combinarlo con otros ácidos exfoliantes, el riesgo de irritación aumenta considerablemente.