Con mucho amor
CONTENIDO PATROCINADO

Lifestyle

San Valentín: cinco hoteles donde celebrar la noche más romántica

Regálate (y regálale) un Día de los Enamorados inolvidable

BLESS Hotel Madrid
D.R.

Cenas muy íntimas, cócteles efímeros, masajes en pareja, veladas musicales… Si estás planeando ya un San Valentín fuera de casa y crees que el mejor obsequio es una experiencia para recordar siempre, aquí tienes la agenda que cinco de nuestros hoteles favoritos han preparado para celebrar el amor el 14 de febrero. Y uno incluye estancia en una habitación ‘flotante’. Como lo lees.

Cóctel y masaje en el Santo Mauro

Biblioteca del Hotel Santo Mauro
D.R.

Sin duda, uno de los hoteles más románticos de Madrid y un oasis bucólico en pleno centro de la capital (se encuentra en el 36 de la calle Zurbano). El hotel Santo Mauro consigue hacer magia hasta el punto de que sentirás que estás prácticamente en la campiña.

Este año, como en ocasiones anteriores, no falta a la cita de San Valentín. Sí, hay cena la noche del 14, pero la cena (lubina glaseada con caviar, solomillo Wellington con trufa del Santo Mauro…) viene con extras nada desdeñables que puedes añadir o probar solos: un cóctel efímero que lleva el nombre de Santo Celestino y solo se disfruta en fecha tan señalada o un pack muy hedonista encabezado por masaje revitalizante a dúo que, dependiendo de la hora de tu cita, se acompaña de desayuno o merienda. La buena noticia es que esta opción no se limita solo al 14, sino que está disponible entre el 12 y el 18 de febrero.

W Barcelona, glamour zen

W Barcelona Noxe
D.R.

Alojarte en W Barcelona, ese edificio con forma de vela situado a un extremo de la playa de la Barceloneta (Plaça Rosa del Vents 1), es ya de por sí un regalo. Despertarte con semejantes vistas al mar resulta una experiencia increíble, como también lo es cenar en uno de sus restaurantes estrella, el muy alabado Noxe.

Nos encontramos ante un japonés lleno de glamour ubicado en la planta 26 del hotel, así que imagínate la panorámica. Y la velada, con el skyline de la ciudad a un lado y el Mediterráneo al otro. La cena de San Valentín (desde 100 € por persona) en este cinco estrellas incluye copa de bienvenida y las delicias que le han hecho famoso, caso del Maki Toro Taku (ventresca de atún y rábano encurtido)  o el Kakuni, cerdo ibérico marinado con salsa de soja dulce. Si quieres sorprender a lo grande, esta opción nos parece elegantemente perfecta. 

Jazz en BLESS Hotel Madrid

BLESS Hotel Madrid
D.R.

El pack que oferta el hotel de la calle Velázquez (número 62) incluye alojamiento y desayuno con late check out. Sin agobios. Pero en este hotel la atención está puesta en el detalle: al llegar a la habitación encontrarás pétalos de rosa, velas aromáticas y champán Ruinart.

Además, entre el 14 y el 18 de febrero, en Pinzelada Lounge y el rooftop Picos Pardos SkyLounge sirven un menú especial, a un precio de 59 €, que incluye milhojas de foie, manzana y queso de cabra, rodaballo asado o presa ibérica con cremoso de orejones entre otras maravillas. La guinda la ponen las sesiones de jazz, un espectáculo que tendrá lugar en Pinzelada Lounge únicamente del 14 al 16 de febrero en horario de 19:30 a 20:30.

Hotel Urban, un menú de Estrella Michelin

Hotel Urban
D.R.

El restaurante CEBO del madrileño hotel Urban (Carrera de San Jerónimo 34) recibió su primera estrella Michelin precisamente este año. Aún con la ‘resaca’ del galardón, en el Día de los Enamorados se une a las celebraciones más románticas con una cena especial donde la cocina sin artificios marca de la casa sabe a gloria (y es puro amor, añadimos).

Además, habrá cóctel singular –se llama Red Heart y de puede tomar en el Glass Bar entre el 12 y el 18 de febrero– y, si te alojas en el hotel podrás convivir con excepcionales piezas de arte de Papúa Nueva Guinea, ya que el Urban, al margen de su premisa cocina, cuenta con el valor añadido de alojar una extraordinaria colección de arte de esta región del Pacífico. 

Brindos, San Valentín sobre un lago

Brindos
Gaëlle Le Boulicaut

No está muy lejos (se ubica en el País Vasco francés), pero te mereces un ‘paseo’ hasta Brindos si lo que buscas es disfrutar de un San Valentín de cuento de hadas. Lo peculiar de este lugar, con un castillo como edificio principal, son sus lodges, suerte de cabañas distribuidas sobre un lago (hay que llegar hasta ellos en lanchas eléctricas que van desde el muelle hasta el embarcadero privado de cada una).

En total, el complejo cuenta con 10 lodges, todos con chimenea, los más pequeños con una superficie de 30 metros cuadrados y terraza de 25 (son los que recomiendan para parejas, por cierto). Y no solo las habitaciones ‘flotan’; el spa también. En él podrás compartir un masaje con tu pareja, darte un baño en alguna de las cuatro piscinas o disfrutar del haman. 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?