La cocina de InStyle

Por qué deberías cenar pronto y cena saludable perfecta para quienes no pueden irse a la cama con el estómago vacío

Hablamos con una nutricionista y nos revela cuáles son las opciones de cena ligera y sana perfecta para irte a la cama saciada y nunca llena.

Actualizado a

Cenas ligeras

APÚNTATE AQUÍ A NUESTRA NEWSLETTER PARA RECIBIR LAS ÚLTIMAS NOVEDADES DE INSTYLE

Uno de los trucos más efectivos para dormir como un bebé toda la noche es cenar pronto y apostar por algo ligero. Sin embargo hay a quienes esto les cuesta horrores. Si eres una de estas personas te preguntarás qué puedes hacer entonces. Nos hemos puesto en contacto con la dietista-nutricionista Bárbara Hernández, fundadora de Cocosinsal, con el fin de poner a este problema remedio. Ella ha sido quien nos ha revelado que para que nuestro organismo descanse adecuadamente es fundamental cenar tres horas antes de acostarnos.

Según la experta, si no somos capaces de irnos a la cama con el estómago "vacío" puede deberse a tres principales motivos: porque tenemos un mal hábito adquirido, porque sufrimos un desequilibrio hormonal o bien porque estamos tomando algún medicamento que nos afecta en este sentido. Es por eso que, según la especialista, habría que estudiar cada caso particular y trazar un plan personalizado.

En cualquier caso, la finalidad tiene que ser siempre la de mejorar nuestro estilo de vida y estrechar la llamada "ventana de alimentación", esto es, acostumbrarnos a desayunar más tarde y a cenar antes. Como nos explica Bárbara "a partir de las ocho o nueve de la tarde el intestino se va a dormir". Comenta que "las hormonas funcionan de diferente forma a lo largo del día por nuestro reloj interno" y reconoce que ella suele "cenar a las siete y media".  "En cuanto regulas tu alimentación, tus hábitos y escuchas a tu cuerpo es más sencillo seguir este estilo de vida", sostiene convencida. Nos dice que a nivel social se "adapta" y que si, puntualmente, tiene que cenar más tarde esto no le supone problema alguno pero que en general es partidaria de "hacer caso a los países del norte que tienen unos horarios algo mejores"

Las mejores recetas para una cena ligera

Al margen de estas generalidades que hemos de tener muy presentes, Bárbara nos dice que si no somos capaces de cenar temprano, lo más recomendable es apostar por alimentos digeribles. Recomienda la proteína del huevo y la del pescado. También verduras como los espárragos verdes. Otra opción viable según la experta es el yogur con frutas. Hernández es asimismo partidaria de apostar por las sopas de pescado y las cremas de verduras. Con estos tips presentes te mostramos a continuación varias recetas ligeras que puedes preparar en casa.

1-5
 Pescado

1 / 5

Lubina al horno

Ingredientes para dos personas:

  • Una bolsa de espinacas preparadas
  • Una lubina pequeña
  • Un puñadito de cebolla frita crujiente (Mercadona)
  • Un pellizco de sal 
  • Pimienta al gusto
  • Cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen
  • Cuatro dientes de ajo
  • Dos cucharada de vinagre de manzana

Modo de preparación: 

En una fuente de horno, hacemos una cama de espinacas. Ponemos la lubina salpimentada encima. En una sartén con cuatro cucharadas de aceite de oliva ponemos los cuatro dientes de ajo laminados. Cuando estén dorados, añadimos a la sartén un chorrito de vinagre (lo equivalente a dos cucharadas). Vertemos la mezcla sobre el pescado y horneamos durante 20 minutos a 180 grados con calor arriba y abajo. Sacamos la bandeja del horno y decoramos con la cebolla frita crujiente. 

Puré

2 / 5

Puré de calabacín con ventresca

Ingredientes para cuatro personas: 

  • Dos calabacines medianos
  • Una cebolla
  • Dos dientes de ajo
  • Sal 
  • Pimienta
  • Una lata de ventresca en aceite de oliva 
  • Medio litro de agua

Modo de preparación: 

Escurrimos la ventresca y reservamos el aceite. En una olla ponemos los ajos y la cebolla troceados. Añadimos el aceite previamente reservado. Rehogamos junto con el calabacín lavado, parcialmente pelado y cortado en rodajas. Agregamos el agua y cocemos durante 25 minutos a fuego medio (hasta que el calabacín esté tierno y la cebolla transparente). Tritruamos con ayuda de una batidora y servimos caliente con la ventresca. 

Crema de espárragos

3 / 5

Crema de espárragos verdes

Ingredientes para cuatro personas: 

  • Un manojo de espárragos verdes 
  • Un puerro
  • Dos dientes de ajo 
  • Una patata grande
  • Cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal 
  • Pimienta 
  • 600 mililitros de agua

Modo de preparación: 

Lavamos y troceamos todos los ingredientes. Calentamos en una olla el aceite y rehogamos el puerro, el ajo, los espárragos y la patata. Agregamos el agua y la sal y dejamos cocer tapado durante 25 minutos a fuego medio (hasta que los espárragos estén tiernos). Retiramos del fuego y trituramos hasta obtener una crema homogénea. Servimos y espolvoreamos un poquito de pimienta por encima. Decoramos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. 

Huevo

4 / 5

Tortilla de atún, perejil y calabacín

Ingredientes para dos personas: 

  • Cuatro huevos
  • Un calabacín pequeño
  • Dos latas de atún en aceite de oliva
  • Dos ramitas de perejil fresco

Modo de preparación: 

Lavamos y troceamos en daditos el calabacín. Lo ponemos a cocer en una olla durante 10 minutos para que no se ablande demasiado. Retiramos y batimos los huevos. Escurrimos el atún y reservamos el aceite. Agregamos a los huevos batidos el calabacín y el atún. Calentamos el aceite de las latas de atún en una sartén y cuajamos la tortilla. 

Espárragos

5 / 5

Trigueros a la plancha con huevo poché

Ingredientes: 

  • Dos huevos
  • Un puñadito pequeño de espárragos

Modo de preparación: 

  • Lavamos los espárragos y les cortamos el tallo. Pincelamos una sartén con AOVE y freímos lentamente los espárragos. Retiramos cuando estén tiernos y reservamos. 
  • La forma más sencilla de hacer un huevo poché es poner agua a hervir con vinagre. Cogemos una taza y ponemos un recorte abundante de film transparente sobre esta. Quitamos la cáscara al huevo y lo colocamos encima del film dejando que caiga hacia el fondo para después cerrar el film a modo de saquito anudando con un hilo. Lo metemos en el agua hirviendo y lo dejamos tres minutos. Retiramos, cortamos el papel y colocamos sobre los espárragos.

Te puede interesar:

Alimentación Alimentos sanos nutrición salud dieta
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?