"Do it yourself"

Cómo hacerte tus propios vaqueros rotos en 4 sencillos pasos

Coge unas tijeras y una esponja vegetal, y prepárate a disfrutar "destrozando" el bajo de tus jeans.

Hazte tus vaqueros deshilachados en 4 sencillos pasos
Getty Images

Actualizado a

Los vaqueros rotos están de moda. Pero no hace falta recordar que lo que hoy es trendy, en unos meses puede estar completamente desfasado. Por eso, invertir en moda sigue siendo algo así como una lotería.
¿Qué hacer con los jeans y faldas con rotos y deshilachados que tanto se llevan este verano? ¿Me los compro o no me los compro? Como no sabemos si esta moda durará mucho, hemos elaborado una guía do it yourself para que consigas tus propios jeans deshilachados en casa. Solo necesitas rescatar esas prendas viejas u olvidadas en el armario y prepara todo el material (tranquila, es mucho más fácil de lo que imaginas). Es quizás la mejor opción para llevar esta tendencia: no gastamos dinero extra y, de paso, le damos una nueva vida –y más trendy– a ese pantalón o falda en denim que teníamos olvidados.

Pero antes de entrar en materia –es decir, de pasar a los 4 trucos para conseguir ese pantalón vaquero roto–,  queremos hacer un breve repaso por las distintas décadas en las que estas prendas han estado muy de moda. 

Fue en los años 80 cuando el heavy metal puso de moda por primera vez llevar los jeans deshilachados y con rotos. Más adelante, ya en los años 90, esta moda pasó al movimiento de la música grunge con esos pantalones rotos en las rodillas, deshilachados en el bajo y demás agujeros que convertían estas prendas en una especie de lienzo destruido. Con la llegada del nuevo milenio, esta moda empezó a desvanecerse poco a poco, salvo por algunas estrellas del pop que hicieron de las prendas vaqueras rotas su seña de identidad (Christina Aguilera o Britney Spears entre otras). 

Avanzado ya el milenio, el mundo del denim se hizo más complejo con una enorme cantidad de tipos de jeansmom, boyfriend, acampanados, skinny...– que hicieron que los ripped jeans (vaqueros rotos) perdieran aún más protagonismo. 

Pero hoy son pura tendencia y, como decíamos al principio, si no te atreves a gastar dinero en una de estas prendas, no te preocupes: en 4 sencillos pasos conseguirás hacerte tus propios vaqueros rotos y de tendencia. Coge boli, tijeras, una esponja vegetal o una cuchilla de afeitar, y ten a mano una lavadora y secadora.¡Comenzamos! 

 

Cómo deshilachar tus propios jeans
Getty Images

 

PASO 1: Traza con un boli la línea de corte

Deshilachar el bajo de unos jeans implica, literalmente, rasgar el tejido. Y para evitar cometer un error irreversible, el estilista de moda Mickey Freeman recomienda marcar antes con un boli o lápiz la línea por donde se vaya a cortar y así “garantizar la precisión”. 

PASO 2: Corta con la tijera

Si ya tienes marcada sobre el bajo la raya por la que cortar, ¡métele la tijera sin miedo! Eso sí: como sugiere Nicola Mielke, directora de diseño global de Lee Mujer, haz el corte de tal manera que el bajo quede alto más largo (por si tienes que rectificar, que dispongas aún de algo de tela). 

PASO 3: Deshilacha el bajo

“Deshilachar” significa “sacar hilos”. Y eso solo se consigue desgastando y frotando el tejido con ayuda de tijeras, cuchillas o esponjas vegetales. 
Según nuestros expertos, puedes seguir dos técnicas diferentes.
Nicola Mielke recomienda si el denim no está suficientemente desgastado, “coger las tijeras y frotar la tela con la parte cortante hasta que logre el asepcto deseado”, explica a InStyle.
Mickey Freeman recomienda, por su parte, usar una esponja vegetal o una cuchilla y “raspar la tela. Cuando empiezan a aparecer los hilos de colores más claros es porque lo estamos haciendo bien”, explica.

PASO 4: Lava y seca el pantalón

Si quieres que el tacto de tus jeans recién deshilachados sea más suave y agradable, el secreto está en el lavado. “Después de lograr el corte y desgaste deseados, aplico lejía en el deshilachado durante una hora para aclarar el color. Después, lavo los jeans en la lavadora”, recomienda Freeman. Para el secado, “mejor en secadora para que los hilos sueltos queden más suaves”, añade Mielke.

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?