Entrevista

Joana Pastrana, la Rosalía del boxeo que lucha por su cuarto mundial

Es nuestra boxeadora más laureada y una celebridad en redes. Patrocinada por Perfumerías Primor, la deportista madrileña tiene claro cuál es su secreto 'beauty': el gloss para la vida y la vaselina para el ring, donde este domingo defiende su título mundial.

Actualizado a

joana-pastrana-boxeo

Cuando se habla de boxeo, uno piensa en montañas de músculo chocando entre sí sobre el cuadrilátero. Por eso, el 1,61 metros de Joana Pastrana la acercan más a la talla de Rosalía que a la de Mike Tyson. La semejanza con la estrella tra tra va más allá del físico, por su carrera fulgurante y una popularidad creciente (con casi 19 mil seguidores en Instagram), impulsada por el deporte que le apasiona y un talento que todavía no ha encontrado su límite.

Pastrana, a secas, como se conoce a la deportista madrileña en el circuito pugilístico, hizo historia en 2016 cuando se convirtió en la primera española en ganar el Campeonato de Europa de peso mínimo. También ha sido en tres ocasiones campeona del mundo de esta categoría por la Federación Internacional de Boxeo. La entrevistamos con motivo de su combate en Marbella, el domingo día 4 de agosto, cuando podrá revalidar este título.

Su carrera deportiva está escrita con tesón y esfuerzo, apoyada por su equipo más cercano y los patrocinadores privados, con Perfumerías Primor como última marca en sumarse a la ola Pastrana. Y es que el deporte femenino, como se ha visto por ejemplo en el fútbol, está por fin avanzando en la igualdad económica con los protagonizados por hombres. Eso sí, ninguna ayuda pública se ha hecho eco de su éxito...

primor-joana-pastrana-boxeo

Si te pregunto si subes al ring maquillada, ¿estoy diciendo una tontería?

Bueno... en absoluto me maquillo antes de salir al ring (risas). De hecho, lo único que llevo es una capa de vaselina para que la piel coja elasticidad, para que pueda soportar algún roce si entra en contacto con la cabeza de la rival o algo así, y así evitar los cortes. Pero sí he tenido en frente a gente que ha subido maquillada, ¡yo no lo concibo!

¿Y les has preguntado el por qué, al menos por curiosidad?

Después del combate, lo único que me salen son palabras de agradecimiento para mi rival... no se me ha ocurrido preguntarle cómo está tan loca como para subir maquillada… Yo creo que cuando llega al vestuario y ve cómo se le ha quedado la cara después de haber sudado, ella misma entiende que eso no debería de ser así, pero bueno, cada cual…

¿Entiendes los prejuicios que aún se tienen contra el boxeo?

Siempre va a haber de todo, digas lo que digas. Al fin y al cabo este es un deporte de contacto y quien ve un puñetazo, y no tolera que se golpee en ningún ámbito, lo va a seguir viendo como un deporte violento. Pero este es un camino de años, no se cambia la forma de pensar de la gente de un día para otro, ya bastante estamos haciendo metiéndolo poquito a poco en los gimnasio, no solo a nivel competición, sino también a nivel de pasarlo bien y aprender, y está cambiando la mentalidad.

¿Qué beneficios ofrece el boxeo como práctica deportiva?

En cuanto empiezas a coger el ritmo, rápidamente notas los cambios, no es que te tengas que estar meses metida en el gimnasio para que tu cuerpo lo note: con una buena alimentación y un buen entrenamiento, en el primer mes tu cuerpo lo agradece y cambia, te sientes bien contigo misma... Sí que es verdad que tampoco son cambios radicales, pero es satisfactorio ver que tu cuerpo acompaña ese deporte que haces.

Parece duro y, a la vez, son muchas las mujeres que lo practican...

Sí, está cambiando todo. El mundo está asimilando que el boxeo no es solo un deporte de hombres en el que hay que golpearse. En el gimnasio donde entrenamos, las mujeres van allí, hacen grupitos, aprenden, se lo pasan bien, que es lo que hay que tener claro: en el gimnasio vas a aprender, no a que te golpeen.

¿Alguna vez has tenido que maquillarte una magulladura?

Sí, alguna vez, sobre todo cuando trabajaba en la hostelería o cuando tienes que hacer alguna entrevista y hay que dar buena impresión. Y ya no por un golpe, sino una rozadura, los gajes del oficio (risas).

pastrana-joana-boxeo-primor

¿Has tenido que oír mucho eso de que el boxeo es cosa de chicos?

Sí, sobre todo al principio, pero con lo que estamos demostrando día a día ya hace mucho tiempo que a nadie se le ocurre decirme eso.

Antes trabajabas en la hostelería, ¿cómo diste ese giro a tu vida?

Yo trabajaba de camarera, y después de tantas horas necesitaba, como todo trabajo, de un punto de desconexión. A mí me gustaba hacer deporte siempre, pero en esta ocasión decidí probar en una escuela de boxeo y empecé a compaginarlo. Con el tiempo, en lugar de dos o tres días por semana quería ir todos los días, estaba como enganchada a esa disciplina, empezó como un hobbie y quería sacar algo más. Y mientras estaba trabajando empecé a realizar mis competiciones de amateur.

¿Qué recuerdas de tu primer combate?

Al principio nervios, como todo el mundo que tiene que subirse delante de gente, ya sea a un ring, a un escenario. Pero en el momento en que suena la campana, sientes una adrenalina que no había experimentado nunca con otro deporte, y ya cuando terminó el combate lo único que quería era que me dijesen otra fecha para poder volver a experimentarlo. Es esa adición máxima la que te dice vuelve otra vez, sigue entrenando, que esto lo tienes que volver a vivir… Tengo muy buen recuerdo.

¿Se puede vivir en España de ser boxeadora?

A día de hoy, gracias a la ayuda de los sponsor, yo sí puedo vivir del boxeo. Ahora mismo tenemos [como patrocinadores a] Oysho, Primor, Capitán Maní y acaba de comenzar a colaborar con nosotros la Liga Sport. Gracias a ellos yo puedo vivir de esto así.

También eres toda una influencer, con casi 19 mil seguidores en Instagram...

Estoy encantada con esa parte, porque el 99% son mensajes de apoyo y de gente que admira lo que haces. Así que lo único que te hace es dar motivación y ganas de seguir adelante y de que si yo puedo, cualquiera puede.

Ya sabemos que no te maquillas para combatir, ¿pero y en tu día a día?

Me gusta tener la piel muy limpia, hidratada, no me verás muy maquillada, me gusta al natural, todo lo que se asemeje a la naturaleza de la piel. Sí me gusta mucho llevar brillo de labios o los labios hidratados, y me maquillo en las ocasiones especiales, cuando es necesario

¿Y la manicura? No te imagino con unas uñas made in Rosalía...

No es que no entre en mi cabeza, ¡no entran en los guantes! Es verdad que sería molesto, impediría a la hora de golpear, te clavarías tus propias uñas en la palma de la mano y te impediría golpear bien.

joana-pastrana-photocall

Las deportistas tenéis ahora la moda de vuestra parte, porque la ropa se ha vuelto muy athleisure.

La verdad es que es muy cómodo, porque tienes un Oysho, por ejemplo, que lo mismo te hace unos leggins para entrenar que para que vayas de paseo o a hacer la compra. Por la comodidad que ejercen o lo que te estilizan, los uso para todo.

¿Tienes alguna otra prenda (no deportiva) que te encante?

Me gusta mucho los pantalones pitillo vaqueros (risas), ¡es todo lo contrario de lo que hay que llevar a la hora del entrenamiento!

¿Cual es tu meta en el boxeo?

Siempre hay que tener objetivos para seguir motivado, y ahora mismo el objetivo a corto plazo que tenemos es el domingo [día 4, en Marbella]. Pero a largo plazo también te los marcas y el objetivo es la unificación, hay cuatro grandes organismos en boxeo y nos gustaría ser campeones de los organismos simultáneamente.

joana-pastrana-cartel
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?