Palabra de experto
CONTENIDO PATROCINADO

Lifestyle Dietas

Estos son los 4 mejores consejos de un nutricionista para adelgazar haciendo ayuno (pero sin pasar hambre)

Si ya lo has probado todo y no consigues bajar de peso, el ayuno es un método que, además de ayudarte a perder kilos, mejorará por completo tu salud celular y digestiva. ¡Te lo contamos!

Ayuno intermitente
@gisele

Siempre es un buen momento para resetear el cuerpo, darnos un descanso y poner todo a punto para volver a empezar, aunque si todavía no has dado el paso, el inicio de año es la excusa perfecta para desintoxicarte. Y es que tras las comilonas de Navidad, es normal que nos sintamos más hinchados y cansados. Por eso y en busca de métodos para limpiar nuestro organismo y conseguir bajar esos kilos de más, acudimos a profesionales y expertos en nutrición para hacerlo con cabeza.

Entre dietas e infusiones que nos han podido ayudar en ocasiones puntuales, encontramos un método del que llevamos tiempo escuchando hablar y que cuenta con una base científica que garantiza resultados.

Se trata del ayuno. Un tema que ya tiene una cara experta en redes sociales y que se ha convertido en el divulgador estrella sobre la materia. Nos referimos a Edgar Barrionuevo (@edgar.barrionuevo), doctorado en nutrición clínica, especializado en ciencia de los alimentos y ayunos terapéuticos, y autor de ocho libros de éxito sobre el ayuno.

¿Qué es y para que sirve el ayuno?

"Ayunar consiste en poner el cuerpo en una situación de privación voluntaria de alimentos, utilizando una serie de mecanismos fisiológicos para obtener la energía de las reservas que ha ido acumulando" explica Edgar en su libro Una Nueva Vida. Y es que para quienes opinen que el ayuno es una de las últimas modas pasajeras, saber que “no es una dieta, es un patrón de alimentación” como diría el experto.

Basado en los comportamientos alimenticios que tenían nuestros antepasados hace 40 mil años atrás, este método trata de comprender y respetar la relación entre la configuración natural de nuestros genes y el entorno y el ambiente en el que vivimos.

"El ayuno fortalece tu sistema inmunológico y ayuda a que se regeneren tus células" explica el experto en uno de sus vídeos en redes sociales. "Con métodos como el 16-8 o el OMAD, donde se ayuna por un tiempo y se come por el otro, mejora, sobre todo, la respuesta de tu cuerpo a la insulina, que es el problema".

Y continúa: "La llave, que es la insulina, no encaja. No puedes abrir las compuertas que queman la energía de los alimentos, y esta se acumula. Si tu cuerpo responde mal a la insulina, subes de peso. El ayuno intermitente puede engrasar esas cerraduras" concluye Edgar.

En definitiva, el ayuno pone a cero el marcador, haciendo que tus células se oxigenen y vuelvan a su perfecto estado, consiguiendo:

  • Eliminar toxinas contraproducentes para el organismo
  • Aumentar la flexibilidad metabólica
  • Controlar el peso
  • Disminuir las hormonas del estrés
  • Regenerar y desinflamar el sistema digestivo
  • Reforzar las defensas

 

4 consejos de para adelgazar haciendo ayuno

1. Antes de ayunar, prepárate

"Se trata de eliminar durante un tiempo todos aquellos alimentos que suponen mayor trabajo de digestión y, además, pueden generar toxicidad en el organismo. Es una fase que supone el principio para personas que nunca han ayunado" explica Edgar.

  • Una semana antes de empezar el ayuno reduce la ingesta de estimulantes (café, tabaco, alcohol), carne y embutidos, y productos industriales y alimentos con harina blanca (pan blanco, dulces, etc). Así mismo, incrementa el consumo de verduras, hortalizas, agua e infusiones.
  • Durante los dos días anteriores al ayuno desayuna 300g de fruta fresca, come un plato de ensalada variada de vegetales crudos o un plato de verduras al vapor o wok y cena 300g de fruta fresca o una crema de verduras.
ayuno
pexels alleksana

2. Comienza por el ayuno intermitente

"Para que tu cuerpo se vaya adaptando al cambio y tu mente conozca y entienda el proceso y así no te sabotee". Durante la ventana de ayuno podemos ingerir líquidos que no aporten hidratos de carbono, como, por ejemplo: las infusiones, el café, agua con limón o pepino, caldo de verduras o el caldo de huesos.

Existen varios tipos de ayuno intermitente, aunque Barrionuevo aconseja no superar las tres comidas al día durante la ventana de alimentación y que estas sean saludables: "Si son dos mejor".

  • 12-12. Consiste en llevar a acabo 12 horas seguidas de ayuno. Es el más fácil de realizar porque solo deberás asegurarte de que pasen 12 horas entre la cena y el desayuno.
  • 14-10. Deberán pasar 14 horas entre una comida y la siguiente.
  • 16-8. Uno de los más populares que se trata de saltarse una comida.
  • Existen otros tipos de ayuno como el 18-6, el 24-0 o el 36-0, pero estos pueden ser más complicados si es tu primera vez ayunando.

3. Vuelve a la rutina de manera progresiva

"Una vez finalizado el ayuno, es fundamental seguir una dieta de readaptación que favorezca el reajuste progresivo". Edgar recomienda que durante los dos días posteriores al ayuno sigamos unas pautas:

  • Desayuno: 300 g de fruta, de las siguientes variedades sin mezclarlas: cítricos, fresa, bayas, piña, kiwi, fruta de la pasión, manzana, pera, ciruela, melocotón, nectarina, albaricoque, cereza, paraguaya, chirimoya, mango, granada, plátano, uva, higo, kaki, melón, sandía, papaya o lichi.
  • Comida y cena: como primer plato, una ensalada variada de vegetales crudos.
ensalada
pexels kaboompics com

4. Mueve tu cuerpo y pide ayuda si la necesitas

Y es que el ayuno va más allá de la alimentación, porque el cuerpo humano está diseñado para moverse, así que no olvides practicar ejercicio físico a diario (mejor con el estómago vacío).

Si no eres un aficionado del gimnasio, hay muchas otras actividades que puedes hacer, como caminar, correr, bailar o nadar. Lo importante es que te muevas y ejercites tus músculos de alguna manera.

Ejercicio
@gisele

 

Puesto que nuestros hábitos alimentarios han consistido siempre en comer cinco veces al día, puede hacerse cuesta arriba comenzar a ayunar, por lo que no tengas vergüenza en acudir a un profesional si lo necesitas. Para que sea más fácil y efectivo, existen grupos de ayuno en los que compartir la experiencia resulta más llevadero. ¿Has pensado en unirte a alguno de ellos?

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?