Sí, yo también soy de las que año tras año llevo alpargatas. Me encantan. Sobre todo, si escoges las más bonitas de la temporada. No obstante, hay algo que siempre entorpece que las disfrutemos como nos gustarían: las cintas. Porque a veces, por mucho que quieras, se sueltan, se ven flojas o se caen. Y aunque todas hablan de que hay una forma correcta de atar las alpargatas, muy pocas lo consiguen. 

Lo que puede que no sepas es que, en la gran mayoría de los casos, no es la forma en que las ates, sino más bien el nudo que escojas. En este artículo te contamos cuál es el paso a paso y los tipos de nudos que deberías tener presente si quieres evitar las rozaduras o que se suelten cuando camines.

Cómo atarme unas alpargatas sin que queden flojas

¿Quieres vestir bien esta temporada y de la manera más fácil? Descarga gratis el eBook “Armario cápsula de Primavera/Verano 2024”. Clica aquí y descubre cómo hacer infinitos looks con muy pocas prendas.

  • Coloca las alpargatas correctamente en tus pies. Lo primero es asegurarse de que los talones estén bien posicionados en el talón de la alpargata. Sí, yo también pensé al principio que era una tontería, hasta que luego me di cuenta de que los había puesto mal.
  • Levanta las cintas y crúzalas. Sostén las cintas en cada mano y crúzalas por delante de tu tobillo, llevando la cinta derecha hacia el lado izquierdo y la cinta izquierda hacia el lado derecho.
  • Envuelve las cintas alrededor del tobillo. Lleva las cintas alrededor de tu tobillo y crúzalas nuevamente en la parte de atrás.
  • Continúa cruzando y envolviendo. Repite el cruce de las cintas hacia adelante y hacia atrás según el largo de las cintas, ajustándolas a tu gusto y asegurándote de que queden firmes pero no demasiado apretadas.
  • Ata un nudo final. Hasta aquí todo bien, pero para que no queden flojas y no se te suelten creando un mal mayor, una vez que las cintas estén bien colocadas y aseguradas, haz un nudo en la parte delantera o lateral de tu tobillo. Si lo prefieres, puedes terminar tu nudo con un lazo. Estéticamente, suele gustar más. 
  • Ajústalas si es necesario. Las primeras veces, tendrás que hacerlo. Mira que no te corten la circulación y que estés cómoda. 

Consejos personales

  • No aprietes demasiado. Yo al principio pecaba de apretar demasiado, pero era un craso error, Las cintas deben sostener las alpargatas ¡¡¡sin cortar la circulación!!!
  • Asegura el nudo, siempre. A veces, dos nudos valen más que uno solo. Asegúrate de que el nudo final esté bien sujeto para evitar que se desaten mientras caminas. Imagínate que no te das cuenta y pasa, ¡la caída está asegurada!
  • Hay varios nudos que puedes hacerte. Y va en función de gustos.
Cómo atar las alpargatas de forma correcta
vidorreta_es

Nudos de alpargatas bonitos

En función de lo que necesites, de tu estilo o del escenario al que vayas, quizás te gustan más unos nudos que otros para tus alpargatas. Mis favoritos son estos cinco:

Nudo lazo clásico

Su nombre lo dice todo. Este es el nudo más común y fácil de hacer. Tan solo tienes que cruzar las cintas por delante del tobillo, envolver las cintas alrededor del tobillo y cruzarlas de nuevo en la parte trasera. Finalmente, trae las cintas hacia adelante y haz un lazo simple, como atar los cordones de los zapatos.

Nudo mariposa

Este nudo se asemeja a un lazo de corbata y es más elaborado. En este caso, hay que cruzar las cintas por delante y envolverlas alrededor del tobillo. Ahora, cruza las cintas en la parte trasera y llévalas hacia adelante.

Haz un lazo en una de las cintas, rodea el lazo con la otra cinta, como si estuvieras atando un nudo de corbata, y ajusta el nudo para que quede firme y con una forma de mariposa. Parece más complicado de lo que realmente es.

Nudo cruzado

Es una opción que agrega un toque de elegancia al cruce de las cintas. Tan solo hay que cruzar las cintas por delante del tobillo y envolverlas alrededor del tobillo. En lugar de hacer un lazo, cruza las cintas nuevamente por delante y luego haz un nudo simple en la parte trasera. Si las cintas son largas, puedes hacer otro cruce por delante y otro nudo simple en la parte trasera.

Nudo en espiral

Es otro de los más famosos que mejor quedan. En este caso, el nudo consiste en cruzar las cintas por delante del tobillo, envolver una de las cintas alrededor del tobillo varias veces, creando una espiral y usar la otra cinta para hacer un nudo simple al final de la espiral. Finalmente, ajusta las vueltas de la espiral para que queden bien distribuidas y firmes.

Nudo de lazo doble

Finalmente, este nudo es más seguro. Solo tendrás que cruzar las cintas por delante del tobillo y envolverlas alrededor del tobillo. Haz un lazo simple con una de las cintas, y en lugar de atar un solo lazo, haz dos lazos con las cintas. Ahora ajusta los lazos para que queden firmes y simétricos, y voilà. 

cómo atar unas alpargatas
@tonipons_official

Consejos personales

Mi experiencia de llevar alpargatas todos los veranos me han llevado a tres conclusiones a la hora de escoger el nudo perfecto:

  • La longitud de las cintas, importa. Si las cintas son muy largas, puedes dar más vueltas alrededor del tobillo antes de hacer el nudo. Si no, no. Parece obvio, pero muchas veces escogemos nudos que necesitan cintas más largas y luego nos quejamos de que no quedan bonitos.
  • Cuidado, trata de ser simétrica para mantener los nudos y lazos con un aspecto más elegante.
  • Amiga, el ajuste. Insistimos de nuevo: asegúrate de que los nudos estén firmes pero no demasiado apretados para evitar molestias al caminar. Queremos que los nudos no se suelte, no que nos corten la circulación.

Sigue nuestro canal de Whatsapp para estar al día de la última hora en moda y belleza.