¿Victoria o error?
CONTENIDO PATROCINADO

Celebrities

Selena Gomez explica su aumento de peso y se adelanta así a un posible 'bodyshaming': por qué la cantante no tendría que dar explicaciones sobre su físico

La cantante y actriz ha querido hablar sobre su cambio físico tras las vacaciones de Navidad. Descansar y comer tienen 'la culpa' de que sea feliz. ¿Ha hecho bien en justificarse?

selena gomez primer plano

A sus 30 años, Selena Gomez puede presumir de haber disfrutado ya de una vida llena de éxitos, pero también de muchos obstáculos. Momentos muy difíciles, tanto personales como de salud, que han hecho que la actriz de Solo asesinatos en el edificio se haya tomado la fama y Hollywood de manera mucho más relajada en los últimos años. Prueba de ello es que no le importa nada lo que digan de su físico y es ella misma la que no tiene problema alguno al confesar que sí ha ganado algunos kilos estas pasadas Navidades. ¿Y quién no?

"Estoy más gorda porque me divertí durante las vacaciones", dijo en un Stories que subió a su cuenta de Instagram tras su paso por la alfombra roja de los Globos de Oro. Una noche en la que deslumbró con un precioso vestido de terciopelo de Valentino. Un auténtico look de estrella de Hollywood que poco entiende de un par de kilos arriba o abajo.

selena gomez vestido valentino globos oro
Gtres

Selena Gomez y su alegato público en favor de los cambios de peso

Este arrebato de sinceridad digital llega después de que Selena pasara un auténtico infierno personal debido al lupus que sufre y que le llevó a necesitar un trasplante de riñón allá por el año 2017. Antes de este punto de inflexión para ella, la intérprete ya había comenzado a liberarse de los cánones físicos establecidos en Hollywood, y por ello comenzó a mostrarse sin filtros en sus redes sociales. 

Fue la época en la que los fans de Justin Bieber se cebaron con ella comparándola sin cesar con la que ahora es ya la mujer del cantante, Hailey Bieber. Una época en la que Selena se centró en dar voz a las mujeres que sufrían problemas de autoestima, de ansiedad, de depresión y todo tipo de enfermedades mentales y físicas.

¿Es necesario que las famosas justifiquen su peso públicamente? 

A pesar de que se agradece que en pleno siglo XXI una mujer del éxito de Selena Gomez hable sin tapujos de algo tan natural como es el hecho de engordar, esta declaración nos lleva a preguntarnos si algún día conseguiremos que los kilos no definan ni la carrera ni el momento personal de una mujer. Porque las famosas no solo hablan de su peso cuando este es más elevado de lo que vemos a menudo en sus imágenes, también lo hacen cuando adelgazan. 

La tiranía de la báscula no es nueva para Selena, quien lleva años con un peso que fluctúa. Unos cambios que todavía a algunos les parecen raros. ¿Acaso no han engordado actores como Leonardo DiCaprio, Russell Crowe o incluso el mismísimo hombre lobo de Crepúsculo, Taylor Lautner? Engordar, engordamos todos. Porque, y menos mal, los kilos no entienden de género.

Selena Gomez
Gtres

Selena Gómez es Cáncer.

¿Es una jugada maestra que Selena hable de su aumento de peso antes que los demás?

Sí y no. Está claro que Selena consigue así adelantarse a todos aquellos haters que solo buscan avergonzarla por, digámoslo claro, alimentarse. El único pecado capital que ha cometido la cantante es irse de vacaciones y no preocuparse por lo que come o bebe. Vaya, lo que hacemos todos.  Así que por un lado ha dejado a los que querían humillarla con las ganas, pero por otro ha vuelto a hablar de algo que, quizá, no tendría por qué. 

Y no porque no pueda hablar de su peso y de lo que quiera, sino porque a lo mejor lo hace desde un sentimiento de obligación. Es ahí donde Selena estaría, de nuevo, sometida a un sistema que no permite (o le incomoda enormemente) mujeres reales con cuerpos reales

Ya lo dijo Emma Thompson en su poderoso discurso sobre el cuerpo femenino

Dio la vuelta al mundo y no fue para menos. La actriz británica consiguió que sus palabras sobre la desnudez y las mujeres se hicieran virales y es que, como decimos, Emma Thompson estuvo pletórica. 

"Yo no puedo ponerme delante de un espejo completamente desnuda y sin moverme. Si lo hago, siempre intento meter barriga, me pongo de lado.. Hago algo. No puedo simplemente estar ahí quieta. ¿Por qué haría algo así? Es terrorífico, pero ese es el problema: a las mujeres nos han lavado el cerebro durante toda la vida para que odiemos nuestros cuerpos", dijo en plena rueda de prensa. 

Así pues, Selena Gomez puede que se haya adelantado a los que querían criticarla por su físico, pero está claro que aún hay mucho camino por recorrer para que las mujeres y sus cuerpos dejen de ser noticia. Al menos de esta manera.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?