Llegó la mami
CONTENIDO PATROCINADO

Celebrities

Chanel Terrero: "Estoy aprendiendo y tomando decisiones, pero es mucho más complicado ser la jefa en los despachos que sobre el escenario"

Hablamos con una de las cantantes del momento, Chanel Terrero. Así se presenta su futuro después del bombazo de Eurovisión.

Chanel foto portada
Xavi Gordo

Han sido tantas las impresiones del término durante el último año, y tan variados los contextos de su uso, que ni siquiera su protagonista atina a concebir una acepción unánime y oficial. “¿’Chanelazo’? No sé definirlo... ¡Es que ese título me lo pusieron los fans!”, se justifica Chanel Terrero (La Habana, 1991), mientras esboza una carcajada tímida que consigue hacerse hueco entre la maraña de manos quirúrgicas que la envuelven en la silla de maquillaje.

No tienen demasiado trabajo. Su belleza trigueña, como dirían en su Cuba natal, resulta tan evidente como ese dominio escénico que la convirtió, de la noche a la mañana, en una de las artistas más populares y admiradas de nuestro país gracias a aquel SloMo que recuperó el entusiasmo perdido por Eurovisión. Lejos de aferrarse al estado de excitación generalizado, Chanel, que se mudó con su familia a Barcelona a los tres años, tomó una decisión tan insólita como arriesgada en una sociedad que consume mitos de nuevo cuño con una voracidad frenética: parar.

Tras meses de introspección intentando esbozar su futuro como artista, Chanel regresa esta primavera para tomar por fin la tierra prometida con un trabajo que rezuma carácter, fuerza y, haciendo honor a su nombre, mucho glamour. Quizá un ‘chanelazo’ aluda a un estado de ánimo, una actitud vital o se alce como una actualización moderna del veni, vidi, vinci, pero como ella sigue sin tenerlo claro, recurre al comodín de la videollamada. “Es un momento histórico de la televisión española... y del mundo”, sentencia su bailarín, Josh Huerta. Debate zanjado.

Chanel Terrero
Xavi Gordo

Sujetador de piel con hebillas y falda drapeada; (givenchy.com). Pendientes de mariposa y anillo (en esta y otras fotos) de la propia Chanel.

Cuando por fin llegaste a la cima, cuando todo el mundo se había subido a tu carro, tú decidiste bajarte. ¿Por qué? Porque he abierto una nueva puerta para mí, la de cantante solista, y quiero dedicarle todo el amor, la energía y el tiempo necesarios. No voy a negar que ha habido momentos en los que he pensado, “Uf, estoy parando mucho”, pero es por culpa de la presión mediática y de las redes. Instagram, TikTok, Twitter, la música, los singles... Vivimos en una sociedad en la que todo va muy rápido y yo no he querido caer en eso. Quienes no conocen esta industria piensan que todo es fácil, que si tienes una canción debes sacarla ya, pero detrás hay un proceso muy heavy. Soy exigente y quiero visualizarme en un futuro estando orgullosa de mi trabajo.

¿Has tenido miedo de que el público ya no estuviera ahí para cuando quisieras reanudar la marcha? Todos tenemos momentos mejores y peores, pero para mí lo primordial es que lo estoy haciendo como quiero. En los días de bajón pienso que no pasa nada si esto no funciona porque lo he dado todo. Si tengo que hacer otra cosa no se me caerían los anillos; los artistas nos reinventamos constantemente. Siempre y cuando siga siendo fiel a mí misma, no tengo miedo de lo que pueda pasar.

Chanel Terrero
Xavi Gordo

Roberto Diz. Camisa y pantalón de red con brillos; (@robertodiz).

Y en este tiempo en la sombra moldeando tu futuro como artista, ¿qué has descubierto? ¿A quién le quieres cantar? A quien me quiera escuchar. A quien disfrute de la música y de un buen show. A quien esté esté ahí para recibirla, porque esto va de compartir. He descubierto que soy versátil y tengo muchas cosas sobre las que cantar, pero también me queda mucho por explorar sobre mi voz y mi interpretación como cantante de estudio.

¿Podemos decir que la artista nace y la estrella se hace? El concepto "estrella" me cortocircuita un poco, pero, como demuestran artistas como Beyoncé, no hay triunfo sin trabajo. ¿Qué es el triunfo? A mí me hacía gracia cuando decían en el Benidorm Fest que yo había salido de repente. ¿De repente? No, llevo quince años trabajando en esto. Ya me sentía una estrella cada vez que me elegían para un musical. Llena de miedos y de inseguridades, sí, pero siempre he celebrado cada meta que la vida me ha puesto por delante.

Chanel Terrero
Xavi Gordo

Te has estrenado como jurado televisivo en el talent de TVE Cover Night. ¿Qué tal se ve la vida en la otra orilla del escenario? Ha sido muy interesante descubrirme en esta faceta porque durante casi siempre he estado al otro lado. Antes de dedicarme profesionalmente a esto ya hacía exámenes para la Royal Academy of Dance, luchaba por becas y me exponía ante un jurado. Intento valorar la empatía y me emociono muchísimo. Ha sido una oportunidad vital inesperada, pero gratificante.

Además de con Juan Magán, en el programa compartes silla de jurado con Mónica Naranjo y Miguel Bosé. ¿Alguna lección aprendida? Lo que me hace admirarlos es su solvencia y su seguridad, el aplomo y la rapidez que tienen en saber si sí o si no. Es un gusto comprobar de cerca su visión general, tras tantos años en esta profesión de una manera tan visible y mediática. Yo soy un poco más emocional, no tan práctica.

Tu interés por el zodíaco es de dominio público. ¿Eres de las que prefieren quedarse en casa en Mercurio retrógrado? ¡Sí! A ver: si tengo que salir, salgo... (ríe). Hay días en los que no sé si estamos o no en Mercurio retrógrado, pero me empiezan a pasar cosas, lo miro y siempre coincide. No soy nada escéptica, creo en las energías y en el zodíaco, me ayudan a colocar a los personajes dentro de la escena que estoy viviendo.

Chanel Terrero
Xavi Gordo

Schiaparelli. Mono de terciopelo pata de elefante con puños dorados; (schiaparelli.com). Cartier. Anillo y collar en oro amarillo Juste un Clou; (cartier.com).

Si, según la leyenda, a Lola Flores le decían aquello de “no sabe cantar, no sabe bailar, pero no se la pierdan’” en tu caso, que a la vista está que dominas ambas artes, ¿por qué te hemos perdido durante tanto tiempo?

En Cuba se dice que lo que sucede, conviene. Aunque no era una masa tan grande, para mí ya eran muy importantes los fans que tenía de mis series y mis musicales. Quizá si hubiera sido más joven lo habría llevado peor, pero me ha pillado con la madurez suficiente para tener los pies en la tierra. Al final, todo es efímero, una nube que viene y va, así que hay que disfrutarlo al máximo.

Es evidente que te interesa la moda. ¿Qué porcentaje le concedes a la estética dentro del éxito de un artista? La moda me encanta, aunque me queda muchísimo por aprender. Le doy una importancia alta porque al venir del mundo de la interpretación soy consciente de que un vestuario o un peinado pueden ayudarte a lograr eso que quieres transmitir. Todo es un conjunto que hace que tenga sentido lo que compartes en el escenario.

Chanel Terrero
Xavi Gordo

Ferragamo. Vestido drapeado semitransparente degradado; (ferragamo.com).

Cada uno de tus estilismos o cambios de look genera decenas de artículos en los medios digitales. ¿Cómo llevas ser un icono de belleza? ¡Qué dices! ¡Qué vergüenza! Mira, mi relación con la belleza es muy sana porque me siento libre de hacer lo que me apetezca. Puedo salir de casa sin ir maquillada o peinada perfecta y no me importa. Nunca he tenido esa dependencia. Cuando era chiquita, mi tía, que trabajaba en una tienda de cosmética, me robaba... bueno, me cogía prestados los testers y me enseñaba trucos. Con ella aprendí un montón sobre belleza.

Chanel Terrero
Xavi Gordo

Juan Vidal. Vestido mini con decoración de rosas en el pecho; (juan-vidal.com).

Los mostradores de maquillaje han sido históricamente lugares hostiles para las mujeres con pieles más oscuras. Sí que es verdad que, con mi piel, que en Cuba se llamaría trigueña, no era muy fácil encontrar un tono adecuado en ese momento. Pero no lo sufrí mucho porque no me maquillaba demasiado, no solía utilizar base ni corrector.

Dices que ante cualquier dilema siempre te haces la misma pregunta, “¿Qué haría Beyoncé?”. ¿Te la formulas mucho? Todo el rato (ríe). Suelo tener las cosas muy claras, aunque en esa parte de liderar y dirigir un equipo, de business woman, pienso muchas veces en qué haría ella. Estoy aprendiendo y tomando decisiones, pero es mucho más complicado ser la jefa en los despachos que sobre el escenario.

Suelen decir que la fama cuesta. ¿Qué has sacrificado tú? Lo más violento es la intimidad. Al final, lo mío sucedió de un día para otro y es muy chocante volver de Eurovisión, irte de vacaciones con tu pareja y encontrarte cuatro páginas de fotos tuyas de paparazzi en un periódico. El error fue que, al bajar al pueblo para comprarlo, todo el mundo empezó a reconocerme. Tengo que aprender, porque a veces la situación se te escapa de las manos. Imagino que no es fácil para tus seres queridos perder esa intimidad. Quienes están en mi círculo son personas que yo amo con toda mi alma y ellos me aman a mí. Lo que sucede de cara a la galería es muy relativo; lo importante es que todo esté bien. Hay que cerrar ese circulito y llenarlo de amor.

Chanel Terrero
Xavi Gordo

Schiaparelli. Mono de terciopelo pata de elefante con puños dorados; (schiaparelli.com). Cartier. Anillo y collar Juste un Clou en oro amarillo; (cartier.com).

Y cuando trabajas en una nueva canción, ¿a quién le ofreces escucharla antes que a los demás? A mi pareja. Es la persona que comparte conmigo cada día y a la que admiro muchísimo porque también es músico y artista. Me fio de su criterio al 200%, pero no me gusta hablar demasiado de él.

Ya que no puedes desvelarnos mucho sobre el álbum, dinos al menos qué quieres qué sintamos al escucharlo. Primero, felicidad, como cuando escuchas tu canción favorita y te reconforta sin importar la hora del día. También me representa el empoderamiento, pero no quiero utilizar esa palabra en vano, así que prefiero que cada uno lo interprete en su vida como necesite. Como ese niño que es el único varón en una clase de gimnasia rítmica, esa drag queen, ese padre amo de casa... que mis canciones sean su motivación.

Chanel  Terrero
Xavi Gordo

Louis Vuitton. Vestido en piel
con maxibolsillos y cinturón de piel con maxihebilla dorada; (es.louisvuitton.com).

Decía el escritor Alejo Carpentier que la música creó a Cuba. ¿Creó también a Chanel? ¿Cuándo comenzó el son en ti? El son empezó dentro de la barriga de mi mamá. Mis familiares dicen que desde antes de nacer ya estaba bailando. La música y mis raíces cubanas forman parte de mi esencia de una forma desgarradora; sin ellas sería otra persona.

¿Y cómo te llevas con el estereotipo de bomba latina? ¿Te molesta o lo reivindicas? No me gustan las etiquetas. A mí me pasa con mi acento, que a veces cambio del castellano neutro al cubano sin querer y mucha gente se sorprende. Pero es que soy una mezcla, yo soy así. Y si gracias a una etiqueta algún niño, niña o niñe se siente identificado conmigo, como hicieron Jennifer Lopez o Shakira cuando yo era pequeña, la llevo orgullosa.

Chanel foto portada  px

¿A ti también te ayudaron estas artistas en tu infancia? Por supuesto. Mira, una anécdota: cuando salieron las Spice Girls yo quería ser Emma (la rubia aniñada), pero los niños de mi clase no me dejaban. Y le di la vuelta, entendí que era genial poder tener un referente como Mel B y otras artistas mujeres, no blancas, de una etnia diferente a lo que se suponía que era lo guay en mis noventas. Ojalá hubiera tenido más referentes como estos cuando era pequeña.

Fotografía: Xavi Gordo

Realización: Francesca Rinciari

Maquillaje: Pablo Macías.

Peluquería: Fernando Torrent (Another Agency) para Goldwell.

Asistente de realización: Piluca Valverde.

Asistentes de fotografía: Mariana Maglio, Carlota Donat
y Pablo Rodríguez.

Manicura: Nubia Janeth Soacha.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?