¿Con cuál te quedas?
CONTENIDO PATROCINADO

Belleza trucos de belleza

4 tipos de cejas que SÍ estarán de moda en 2024 y 4 que NO se llevarán porque envejecen

Las cejas son las encargadas de enmarcar el rostro por eso su diseño es una parte muy importante del mismo, te contamos cuáles e llevarán este año que entra.

Vicky Martín Berrocal
GTRES

Cuando alguien que conoces se hace un cambio relacionado con sus cejas, te darás cuenta nada más verla, palabra de experto. Y es que como dicen los especialistas, las cejas son lo primero que llama la atención en la cara, por lo que es más probable que un cambio de diseño sea más perceptible que un corte de pelo, por radical que sea. 

Unas cejas con un diseño adecuado a cada rostro, que compense las facciones de cada persona, puede ayudar a suavizar las facciones.

Por otro lado una ceja poblada es sinónimo de juventud y un color de ceja bien escogido será el sello de la naturalidad. Hasta ahí todos de acuerdo, pero además de estas premisas entran en juego las tendencias.

Y es que por mucho que una ceja contundente sea un símbolo de juventud, si las tendencias marcan que las cejas se llevan finas, como en los años 90, las cejas anchas serán relegadas a un segundo plano. 

¿Qué tipos de cejas SÍ se llevan en 2024?

 

Cejas tendencia
Launchmetrics Spotlight

También hay que tener en cuenta que no siempre es fácil conseguir en cualquier persona las cejas que están de moda en cada momento, pues, todo depende de las condiciones de las que se parta. La depilación excesiva y el propio paso del tiempo pueden dar lugar al empobrecimiento de la ceja.

Esto unido a una selección de productos de maquillaje erróneos pueden envejecernos y crear una ceja artificial que nadie desea, por eso hay que tener mucho cuidado a la hora de seleccionar los productos que usamos para modificar la forma natural de nuestra ceja.

A pesar de esto no hay que decaer, pues existen profesionales que se han formado específicamente para trabajar las cejas y se dedican a su diseño y maquillaje. Además, con técnicas como el microblading y la micropigmentación es posible crear la sensación de una ceja poblada y rejuvenecida.

Ahora que ya conocemos todas las herramientas que tenemos a nuestra disposición para diseñar nuestras cejas, también debemos saber qué marca la tendencia. Y es que el ritmo de las mismas es frenético y lo que se llevaba antes en pocos meses puede quedar desactualizado.

Cejas in: laminadas

Es una tendencia que se arrastra de 2022. Durante el año pasado comenzó a experimentarse una tenencia llamada clean look, la premisa de esta era despojar al rostro -y también al cabello- de todo artificio y mostrar una imagen natural y sencilla.

Dentro de esta corriente se enmarcan este tipo de cejas que buscan un contorno limpio y minimalista de la misma. Con un producto de fijación la fibra capilar se pega a la piel para conseguir delimitar bien la forma y que ningún pelito se mueva.

Cejas in: cejas (más) finas

No te asustes, porque no estamos hablando de las cejas tipo hilo que se vieron en los 90, se trata de una vuelta de tuerca a aquella tendencia. Y es que durante una década han reinado las cejas gruesas y tupidas, una hegemonía que lideró Cara Delevigne. Después de su auge, se han mantenido durante mucho tiempo ya que acumularon gran número de fans.

Sin embargo, las tendencias se mueven por ciclos y tras diez años toca cambiar el rumbo. En otoño vuelven las cejas finas, pero se trata de una ceja que pierde dramatismo respecto a lo que hemos visto hasta ahora y cuya forma, arco, principio y final, queda más definido.

Cejas in: naturales

Respetar la forma natural de cada ceja es un consejo que todos los expertos llevan por bandera. Diseñar una ceja consiste en exprimir su belleza natural y potencenciarla, por tanto esta es una tendencia de largo recorrido que se quedará mucho tiempo entre nosotras. Unas cejas naturales son sinónimo de una belleza clásica y elegante.

Cejas in: años 30

Rosalía o Nicola Peltz han sido de las primeras celebrities en experimentar con esta regresión de los años 30 del siglo pasado. Se trata de la tendencia más atrevida y emergente y desde luego no es apta para todos los públicos.

A través de su Instagram la cantante aparecía recientemente con sus cejas naturales ocultas con maquillaje sustituyéndolas por otras finísimas, dibujadas con un lápiz negro y dando forma a un trazo muy arqueado.

Cejas out: diseñadas al milímetro

A mediados de los 2000 surgió la moda de crear unas cejas que dejaban completamente de lado la naturalidad, poniendo por encima de ellas la perfección y la simetría. Se trata de unas cejas que se crean clonándolas, sin tener en cuenta que las dos mitades del rostro de una persona no son perfectamente simétricas. Este tipo de diseño crea un marco demasiado artificial para el rostro y poco favorecedor.

Cejas out: demasiado oscuras

A la hora de diseñar una ceja hay que tener en cuenta los rasgos del resto de la cara, pero también los colores que predominan en cada persona. Si bien hace años años fue algo que estuvo bastante demandado, en la actualidad rompe con la tendencia de la naturalidad que se impone y por tanto queda absolutamente fuera de lugar. Lo ideal es crear un ceja de un color similar al cabello.

Cejas out: finales redondeados

Pamela Anderson
Gtres

Otra de las tendencias que se impuso durante los años 2000 y que fuimos arrastrando durante tiempo fueron los diseños en los que los bordes de las cejas se redondeaban. Esto es algo que no se da naturalmente en una ceja y por tanto delata la intervención de un esteticista.

En otoño este tipo de técnica tampoco se verá por la misma razón que referimos anteriormente: la pauta matriz para este año con todo lo que tiene que ver con belleza es la naturalidad. 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?