Cuida tu salud
CONTENIDO PATROCINADO

Lifestyle

El truco de una biomédica para acelerar el metabolismo y perder peso más rápido sin dejar de comer

Bajar de peso fácil y sin pasar hambre también es posible y por eso te contamos los trucos de una biomédica para conseguirlo sin dejar de comer.

Cómo acelerar el metabolismo
@emilisindlev

La flexibilidad y la fuerza son aspectos determinantes en nuestra salud. Así como hacemos deporte para ejercitar los músculos y estiramientos para mejorar la movilidad de las articulaciones, nuestro metabolismo es otro elemento en el que debemos trabajar para asegurarnos de que todo funcione bien por dentro. Y es que mejorarlo nos aporta grandes beneficios, desde dormir mejor hasta bajar de peso más rápido.

Como dice la biomédica, la Dra. Laura Llacuna: "Un metabolismo es flexible cuando es capaz de usar tanto los hidratos de carbono como la grasa como combustible". Conseguirlo es muy importante y nada complicado si sabes cómo hacerlo, y hoy te lo contamos todo para que tú también disfrutes de un cuerpo mucho más sano.

¿Qué es y cómo funciona el metabolismo?

El metabolismo es como llamamos al conjunto de procesos tanto físicos como químicos, que ocurren en nuestro cuerpo y que convierten los alimentos en energía, para poder llevar a cabo todo lo necesario y mantenernos con vida, desde respirar hasta pensar o regular nuestra temperatura corporal.

  • ¿Quieres cuidar tu piel y que luzca su mejor versión? Descarga gratis el eBook "Trucos para cuidar tu piel a los 40". Clica aquí y descubre cuáles son los consejos de las expertas en belleza para conseguir un efecto buena cara al instante. 

Cuando comemos, el sistema digestivo entra en juego para absorber y descomponer lo necesario en aminoácidos, grasas y azúcares simples, y poder así transformar los alimentos en energía.

Una vez terminada la descomposición, la sangre es quien absorbe los compuestos para transportarlos a las células: "Después de que entren en las células, otras enzimas actúan para acelerar o regular las reacciones químicas encargadas de asimilarlos. Durante estos procesos, la energía de los aminoácidos, los ácidos grasos y los azúcares se puede liberar para que el cuerpo la utilice o bien almacenarla en los tejidos corporales, sobre todo en hígado, músculos y grasa corporal" explica la Dra. Llacuna.

¿Que significa tener un metaboliso flexible y por qué es importante?

Pero si el metabolismo es una serie de procesos fundamentales para que nuestro cuerpo funcione como un reloj, es más importante aún entender que necesitamos convertir este sistema en una 'súper máquina' perfectamente engrasada capaz de sacar provecho tanto a hidratos de carbono como a grasas por igual.

@pau_inspirafit
@pau_inspirafit

"Un metabolismo flexible sería como una bicicleta con marchas, que nos permite adaptar fácilmente nuestro ritmo según las dificultades de la ruta: si vamos en bajada o en subida, si tenemos que adelantar… En cambio, un metabolismo con baja flexibilidad se parece más a una bicicleta sin marchas, a la que le cuesta más hacer según qué esfuerzos y con la que nos cansamos mucho más" explica Llacuna con este ejemplo tan visual.

Tener una metabolismo flexible te ayudará a pasar menos hambre sin perder masa muscular, porque tu cuerpo es capaz de quemar los excesos de procesos, evitando que estos se acumulen y se conviertan en grasa, por lo que también engordarás menos. Además, aumenta el rendimiento a la hora de practicar deporte, así que un metabolismo flexible también ayuda a quemar más grasa y mejorar tu estado físico.

¿Cómo conseguir tener un metabolismo flexible y barjar de peso?

Hay ciertos cambios que podemos hacer en nuestro día a día para conseguir este cambio saludable y Laura Llacuna recomienda empezar por estos tres:

  • Ayuno intermitente. Hacer ayuno intermitente consiste en dejar pasar un mínimo de 12 horas entre la cena y el desayuno: "Al hacer ayuno, el cuerpo también tiene que recurrir a las reservas de grasa para obtener energía. Además, si la alimentación que seguimos es alta en grasas, nos permitirá estar todo este tiempo sin comer y no pasar hambre". 
  • Seguir una dieta cetogénica. En este tipo de dietas se consumen pocos hidratos de carbono para que el cuerpo priorice la quema de grasas, por lo que es recomendable que la lleves a cabo bajo la supervisión de un profesional: "Cuando el organismo ya no puede usar la glucosa (de los hidratos) como combustible y recurre a las reservas de grasa del cuerpo, estas se convierten en cetonas para alimentar a los músculos y a otros tejidos. Entonces decimos que entramos en cetosis. El resultado de la cetosis es la quema de grasa y una pérdida de peso más rápida."
  • Hacer ejercicio. Comienza el día moviéndote en ayunas y compleméntalo con 2 o 3 días semanales de ejercicio intenso: "Es muy interesante entrenar la fuerza, hacer ejercicios con pesas, con bandas de resistencia, con máquinas o con el propio peso del cuerpo, porque se ha comprobado que tener una buena masa muscular ayuda a la flexibilidad metabólica".
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?