3 remedios caseros para combatir las alergias

¡La primavera es una fiesta floral y una estación adorada por muchos! Aunque no para todo el mundo, aquellos que tienen alergia al polen la consideran la época más temida.

Si quieres transitar por este periodo del año sin demasiados sobresaltos, has de saber que todo depende del clima. Largas lluvias y temperaturas templadas dilatan la polinización y hay que estar más atentos a la hora de tomar precauciones y paliar sus síntomas. Sin embargo, en cuanto aumenta el calor el reino vegetal concluye este proceso y todo vuelve a la normalidad.

Te daré tres consejos sencillos y caseros que, aunque no acaben con tu alergia, pueden ayudarte a sobrellevarla y minimizar sus efectos en estos meses.

Aumentar el consumo de vitamina C

Tomar limón, lima, otros cítricos y frutas ricas en esta vitamina como la fresa o el fresón es una manera de aportar al cuerpo un antihistamínico natural. Comienza el día bebiendo en ayunas el zumo de un limón con agua templada para suavizar el sabor y sin añadir azúcar; además te ayudará a depurar tu organismo, esta es una época perfecta para hacerlo.

Evitar alergias

Infusiones de Ortiga y Laurel

La ortiga tiene una acción muy intensa en el cuerpo ya que frena la producción de mucosidad y ayuda a eliminarla, así como alivia los ataques de tos o estornudos que produce la alergia al polen. La dosis recomendada es una infusión al día.

Otra infusión efectiva es la de laurel, su acción es la de un antihistamínico natural y ayuda a paliar los efectos de la alergia reduciendo la inflamación y la irritación. Puedes beber entre dos o tres tazas al día.

Remedios para la alergia

Limpieza con solución salina

Con la alergia las fosas nasales se inflaman, irritan y ensucian fácilmente. Para limpiar los restos de polen, polución y reducir la congestión nada como irrigar con una solución salina al menos dos veces al día, o cada vez que lo necesites.

Puedes comprarla en la farmacia en grandes botes, o simples paquetes monodosis de suero fisiológico. Otra opción es prepararla en casa mezclando una cucharadita de sal en un vaso de agua templada.

Inhala el agua cada mañana y suénate después, repite la operación al menos dos veces hasta sentir que la nariz está bien despejada; haz lo mismo también antes de dormir para asegurarte una respiración plena en tu descanso.

Evitar alergias

¡Espero que estos consejos te sean útiles y puedas disfrutar más esta bonita estación!

Namaste.

Loading...