Segunda mano

Te puede interesar:

Amante del lujo como experiencia y de la moda clásica y bien hecha, Alex Rivière, quien se define como “creadora de contenidos digitales”, suma una comunidad en Instagram de casi 700.000 seguidores. Ahora, y gracias a su elegancia y defensa del consumo fashion de segunda mano, esta joven catalana, nacida en Barcelona en 1992 y que este otoño lanza su propia firma, Alex Rivière Studio, se ha convertido en embajadora de Vestiaire Collective, la plataforma global más importante del mundo en compraventa de artículos de moda de lujo pre-loved. Fundada en Francia en 2009 tras la penúltima crisis mundial, y reforzada con la irrupción de la pandemia de la Covid-19, sigue liderando el cambio efectivo en la forma de adquirir prendas. El confinamiento –y una comunidad digital global de 10 millones de personas– han confirmado que el consumo de segunda mano, en este caso de lujo, abre una puerta efectiva a la sostenibilidad y la economía circular en la moda. De ahí los datos esperanzadores que se desprenden de un estudio realizado en Europa por la plataforma durante los últimos meses: la búsqueda de nuevos miembros aumentó hasta un 570%; el depósito de artículos creció un 88% y las ventas se incrementaron en un 119%. Nadie mejor que Alex Rivière, pionera en nuestro país en la creación de campañas digitales en Instagram, para abanderar la importancia de esta tendencia de shopping al alza.

Instyle.es

La primera boda aristocrática tras el confinamiento ha sido la de Beatriz de York y Edoardo Mapelli. Y la joven millenial nos ha enamorado a todas al elegir como vestido de novia un modelo vintage que había estrenado su propia abuela, la reina Isabel II. Cada vez más vemos como algo positivo incorporar prendas vintage o de segunda mano a nuestro armario, una tendencia que incluso se ha acelerado durante la experiencia del confinamiento.

Instyle.es

Fue uno de nuestros entretenimientos favoritos al principio del confinamiento por la pandemia de coronavirus. Ordenar los armarios, o incluso hacer ya esa transición entre la ropa de otoño-invierno y la de moda primavera-verano, nos ocupó durante aquellos primeros días de sorprendente estado de alarma.

Instyle.es

Parece que boda es sinónimo de gastos y muchas veces aunque queramos casarnos esto es lo que nos frena. Alejamos de nosotras el gran día por no creer poder asumir el coste que una gran fiesta supone y cuando, además, nos paramos a pensar en nuestro vestido de novia, nos llevamos las manos a la cabeza y nos resignamos a posponerlo todo aún más. En cambio, afortunadamente, ahora que parece que las bodas están de moda y que la edad para casarse ha bajado bastante, empiezan a aflorar nuevas opciones. Las bodas low cost existen y son ideales. De la misma manera, también existen vestidos de novia low cost (como la última colección de H&M) que pueden ser una gran opción, así como vestidos de novia de segunda mano se convierten en una buena alternativa.

Instyle.es

Salir de compras, sobre todo en las grandes ciudades, ya se está convirtiendo en toda una aventura que solo puede llegar a buen fin si tienes una gran dosis de paciencia y tiempo suficiente disponible. Esperar largas colas para el probador y para pagar en caja se han terminado gracias a las webs de moda multimarca. Recorrer las tiendas en busca de esa prenda en concreto también ha pasado a un segundo plano. Las webs multimarca te ofrecen diferentes firmas del mercado de la moda -algunas de ellas de lujo- con prendas y complementos a buenos precios. Y lo que es aún mejor, puedes hacer las compras cómodamente desde tu casa con un solo click.

Instyle.es

Aunque nuestros armarios estén cada vez más llenos de ropa de grandes cadenas como H&M e Inditex, poco a poco nos hacemos más conscientes del poder que una prenda única, original y diferente puede tener en nuestro look. Es aquí donde las tiendas de segunda mano se presentan como el lugar idóneo para encontrar ese artículo que nadie más tendrá, sin necesidad de invertir una fortuna. Pero, ¿dónde y cómo comprar ropa y accesorios vintage y acertar? Te damos las direcciones y las claves para que encuentres tu tesoro particular.

Instyle.es

Un Chanel 2.55, un Birkin de Hermès o un City de Balenciaga. ¿Quién no ha soñado con tener uno de estos bolsos? Seguro que muchos. El problema es que, por sus elevados precios, son pocos los que realmente pueden permitirse comprarlo. No obstante, las amantes de estos objetos de culto están de suerte. Hay una buena alternativa para conseguir que estos bolsos estén más cerca de nuestro alcance: las tiendas de segunda mano.

Instyle.es

La recuperación de prendas y objetos es muy personal: hay fans del concepto 'segunda mano' y los hay quienes se resisten. El fenómeno vintage, sin embargo, ha hecho que se normalice un hábito que en otros países europeos está más que asentado. Encontrar por las calles de Nothing Hill o en un mercadillo de Berlín una 'joya' de jersey es un must que se ha expandido como la pólvora.

Instyle.es
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?