Restaurantes

1-147

1 / 147

Date un homenaje en Zalacaín

Durante mucho tiempo este fue el restaurante emblemático de Madrid, aquel al que acudían día sí, día también, políticos, empresarios y famosos de alto copete. Entre sus paredes se han tomado decisiones, se ha llegado a acuerdos y han nacido desacuerdos, algunos fundamentales para nuestra historia reciente. Con el paso del tiempo, el “lustre” de Zalacaín perdió brillo, el mismo que ahora reflota gracias a una reforma total del establecimiento (en algunos rincones se respira un aire casi de ciencia-ficción, cortesía de la iluminación), a un cambio en la dirección y a una muy seria transformación en los fogones que capitanea el chef Julio Miralles. Bajo su batuta, gastronomía de altura, con platos de textura indiscutiblemente moderna y sabores clásicos, golosos y agradecidos. Al frente del “antiguo” Zalacaín, el de siempre, continúa Uceda, barman que guarda los secretos del todo Madrid y que sigue preparando su maravilloso whisky sour como ningún otro. Lo dicho, este Zalacaín merece una visita y un homenaje, porque haciéndoselo a él te lo haces a ti (Álvarez de Baena, 4).

 

2 / 147

Prueba un menú de cine

El hotel Índigo Gran Vía (Silva 6) lo ha vuelto a hacer. La culpa de todo la tiene su restuarante, El Gato Canalla, que además de crear propuestas gastronómicas de excepción, cada cierto tiempo lanza ideas de esas a las que no te puedes negar. La última, Cinema Travelers, tres menús inspirados en otras tantas películas que disfrutarás tanto como las historias que los inspiran.
Atenta porque se te hará la boca agua: el menú Pulp Fiction lleva hamburguesa Big Kahuna acompañada de batido de fresa, la preferida de Uma Thurman en la película de Tarantino; el menú Fiebre del Sábado Noche ofrece una pizza gourmet seguida de tiramisú de dulce de leche; y el menú El viaje de Chihiro está protagonizado por los muy orientales noodles de magret de pato con salsa hoisin y verduritas, acompañado de gyozas de pollo y vegetales con caramelo de soja. De postre, cheescake. El precio por persona es de 20 € excepto los sábados, que cuesta 25.

3 / 147

El cocido del hotel Índigo

Toca volver a los orígenes, a aquellas delicias que devoráramos en casa. ¿Y qué mejor que disfrutar dos de nuestras tradiciones más señeras, cocido y siesta, de una sentada? Efectivamente, vuelven al hotel Índigo de Madrid nuestros domingos favoritos. Por segundo año consecutivo y hasta marzo, pagando 45 € podrás disfrutar de un exquisito cocido en El Gato Canalla, el restaurante del hotel, y dos horas y media de merecida siesta en alguna de las habitaciones del hotel. Un plan único para degustar uno de los platos más sabrosos de la gastronomía madrileña, preparado según la receta clásica, y descubrir un hotel que, ya te lo adelantamos, esconde maravillas (échale un vistazo a la terraza). Apunta dirección: Silva, 6.

4 / 147

El entrecot de Museo Chicote

La cuna de la modernidad madrileña (Gran Vía 12), punto de encuentro de celebrities y noctámbulos, recupera aquel espíritu de casa de comidas que tanto éxito le dio a mediados de siglo pasado y lo hace con un plato único para chuparse los dedos. Literalmente. Y es que el entrecot bistro de París, muy bien acompañado por patatas, salsa al gusto y la ensalada de la casa, es una invitación al buen yantar en un lugar cuyas paredes hablan de cine, de historia y de grandes y maravillosas juergas. Suma a tu entrecot uno de los cócteles que tanta fama le han dado a Chicote y tendrás una experiencia completa que no tardarás en repetir.

 

5 / 147

La sopa de cebolla de Bendita Locura Coffee & Dreams

El plato pluscuamperfecto para los días en los que el frío aprieta o esas jornadas lluviosas de primavera en la que te apetece algo ligero y con mucho sabor. De origen francés (cuentan que era la sopa estrella de las tabernas de los aledaños del París durante la Edad Media) siempre ha sido un tentempié reinante en las familias durante generaciones. El secreto de Bendita Locura (Príncipe de Vergara 73 Madrid) es dejar que la cebolla caramelice y se vaya tostando junto a la mantequilla, para después añadir el caldo y, en el momento de servir, colocar el pan con el queso y poner el horno a gratinar. Precio: 6,50 €

 

6 / 147

La fabada de Chigre

¿Quién se puede resistir a una auténtica y contundente fabada como las que hacía la abuela? En este nuevo restaurante (Serrano 15) preparan una fabada con compongo de chuparse los dedos. Degústala en barra o en sala y atrévete también con un pastel de cabracho o un delicioso arroz con leche como postre. Sabroso, contundente y agradecido.

 

7 / 147

La ensaladilla rusa de La Retirada

Este local de la calle Doctor Castelo 26 es famoso por sus tapas, realizadas con los mejores productos del mercado y basándose en los sabores de siempre. Entre las favoritas de los clientes, dos que se pueden degustar en barra: las patatas bravas y esa ensaladilla rusa con un twist que te deja siempre con ganas de más. Acompáñala con unos torreznos y verás el cielo.

 

8 / 147

Las paellas de L’Albufera

Sí, paellas así, en plural. El templo madrileño de los arroces, recientemente renovado, es famoso por us paella estrella, que lleva el mismo nombre del restaurante y se sirve on bogavante, sepia, gambón y langostino. Si tu paladar no está para estos trotes, hay otras propuestas igual de suculentas: la paella del señorito (con pollo y gambón pelado) o la de chipirones, ajetes, cebolla blanca y habitas tiernas. ¿Qué prefieres algo veggie? La tienen de heura, judías verdes y garrafó. Acércate a Poeta Joan Maragall 43 de Madrid y deja que te sorprendan.

 

9 / 147

MASIA DEL PLA (TARRAGONA)

Es la tierra que vio nacer esta tradicional comida. La Masía del Pla es uno de los lugares favoritos de los amantes de las calçotadas. No dudes en visitarlo si estás por la zona. Y goza de una buena calçotada Valls.

Facebook MASIA DEL PLA

10 / 147

ASADOR MONTEMAYOR (VALENCIA)

Fundado en 1970, este asador ofrece comidas familiares, eventos, etc.. Desde allí puedes disfrutar de una maravillosa panorámica de Valencia. Sobre sus brasas se cocinan los mejores productos cárnicos y de la huerta.

asadormontemayor.com

11 / 147

CASA ASSUMPTA (A CORUÑA)

Aquí se o toman muy en serio y desde enero hasta finales de abril, todos los sábados y domingos, ofrecen calçotadas.

YouTube

12 / 147

PARADÍS (MADRID)

En plena zona del conocido “barrio de las artes” de Madrid. Aquí te puedes encontrar una carta llena de comida mediterránea donde la gastronomía es respetada al 110%. Entre sus platos de temporada, los carçots tienen un buen puesto que llegan a la mesa en deliciosa tempura.

paradismadrid.es

13 / 147

EL JOANET (BARCELONA)

Un bar a plena calle en el centro de la ciudad Condal. Un bar para el encuentro de amigos para gozar de una calçotada en la mejor compañía. Dentro, también tienes sitio para comerlos bien a gusto. Tienen los calçots como especialidades de la casa. No digo más.

joanet.es

14 / 147

RESTAURANTE CALSOT (MADRID)

Se haya en Hoyo de Manzanares y se trata de una terraza techada en un maco natural. Solo abre el fin de semana y con sus brasas te acercan los calçots más deliciosos junto con los platos catalanes más célebres.

15 / 147

L'HORTA DE CAN PATXEI (VALENCIA)

Prácticamente al aire libre en un lugar idílico. Una carta extensa donde puedes encontrar cantidad de platos. Productos de la huerta propia como en este momento los carçots de temporada.

canpatxei.com

16 / 147

LA QUINTA DE LA BRASERÍA (SEVILLA)

Se trata de un nuevo concepto de brasería donde encontraras los mejores cortes de carne al carbón, tartar, alimentos del mar y, por supuesto, los más tiernos calçots de temporada. En pleno centro de la capital andaluza.

Facebook Hipódromo LA QUINTA DE LA BRASERÍA

17 / 147

MIRADOR DE CAN CASES (BARCELONA)

En un lugar idílico. Donde las brasas harán de las suyas para hacer de los carçots unas delicias de temporada. Además, la carta no tiene desperdicio. Ahora, tienen un menú de calçotadas para compartir con la mejor de las compañías.

Facebook MIRADOR DE CAN CASES

18 / 147

CAN PUNYETES (MADRID)

Can Puyetes sabe que es plena temporada y aprovechan sus brasas para hacerlos al punto. En pleno centro de Madrid puedes encontrarlos en cualquiera de sus dos locales. Un plato de temporada que anuncian sin pudor.

19 / 147

Menú del día: Bar Veraz

Vale, te encantan nuestras recetas fáciles para llevar en tupper a la oficina (y no engordar). Y hasta ya has aprendido a usar el microondas del curro con maestría de master chef. Pero de vez en cuando no hay como salir a respirar aire fresco para volver al trabajo renovado. Llegado ese momento, mira nuestra selección de menús del día buenos, bonitos y baratos.

Empezamos por el restaurante del hotel The Barcelona Edition, el menú del día se ha transformado en Lunch Break, una forma de comer rica y ligera. Para empezar, solo hay un plato del día (se va cambiando y siempre es pasta, carne o pescado, acompañados de guarnición, o pizza artesana). Además, añaden una ensalada, bebida y café. Todo, por 18 €. Si quieres sumar postre, son 3 € más. ¿El horario para disfrutar de semejante hora feliz? De 13 a 15:30 (Av. de Francesc Cambó 14, Barcelona).

 

20 / 147

Menú del día: Zero Patatero

El nuevo proyecto gastronómico del chef Luca Marongiu y el jefe de sala Gonzalo Rivière en Barcelona tiene como base los productos de temporada y la cocina creativa. Así que encontrarás cordero criado en libertad, huevos ecológicos y productos slow food (de temporada pero con poca demanda, lo que permite establecer precios muy competitivos). Los vinos, también naturales y ecológicos son la guinda de una carta con “cosas” tan apetecibles como el arroz seco de papada de cerdo ecológico y sepia o la coliflor rustida.  El precio de su menú del día (que cambia cada semana) es de 15,5 € (Passatge Mercantil 1).

 

21 / 147

Menú del día: Popa

Nos cuentan que este nuevo local de Madrid (Santa María Magdalena 14) ha nacido con vocación de templo gourmet. Sí, en su menú del día también. De hecho, Popa cuenta con no solo un menú, sino dos, Express o Completo (el precio medio es de 15 €), que combinan platos del día según temporada con carnes y pescados a la plancha. Aquí encontrarás tanto comida de toda la vida (croquetas, ensaladilla rusa) como otros platos más creativos (taco de rabo de toro con crema agria espaciada y cilantro) o la típica hamburguesa revisionada y servida con pan de brioche y crujiente de parmesano.

22 / 147

Menú del día: Llamber

Volvemos a Barcelona para descubrir este restaurante que fusiona la cocina asturiana con la mediterránea. Y lo hace a través de tapas creativas pensadas para compartir. En su carta encontrarás patatinas al Cabrales con pranilé, anchoas del Cantábrico sobre pan dulce de escanda y queso, o pulpo asado con milhojas de patas y chimichurri. El menú es algo más causal y asequible y está formado por cuatro tapas saladas y un postre dulce al precio de 16,50 €. Cada lunes cambia y no se vuelve a repetir. Incluye bebida (carrer de la Fusina 5, Barcelona).

23 / 147

Menú del día: La Cuchara

Este restaurante, un emblema ya del barrio de Salamanca en Madrid (Conde de Peñalver 82), es uno de los más agradecidos ejemplos de buena comida venezolana (costillas asadas en reducción de vino y papelón acompañado de yuca frita, combo criollo, sanchoco de res….). Todos los productos llegan allende los mares o son de origen americano pero cultivados aquí. Y, ojo, porque quienes de esto entienden afirman que su menú del día es uno de los mejores de la capital en relación calidad precio (cuesta unos 11 €).

 

24 / 147

Menú del día: Bacira

Otro menú del día que triunfó hace tiempo y que ahora vuelve por sus fueros. En Bacira (Castillo 16, Madrid) la oferta la conforman tres opciones de primeros a elegir, tres opciones de segundos y tres postres. Una fusión entre Asia y el Mediterráneo que puedes degustar por 14,50 €. Para que te hagas una idea, un ejemplo de menú sería ensalada César, maki de salmón con aguacate y queso o garbanzos con bacalao, espinacas y huevo duro (primeros); pollo gratinado con bechamel de ají amarillo, huevo a baja temperatura con migas y panceta ahumada o salmón con salsa cantonesa y arroz (segundos). Para ponerse las botas.

25 / 147

EL CORNEJO

Tiene un rojo profundo y algunos lo asemejan con la cereza, pero es muy diferente. Muy típica de los Balcanes, esta fruta va a ser la fruta del año en este país. El nuevo descubrimiento. Tiene un sabor parecido a la ciruela y tiene la forma de una aceituna.

26 / 147

LOS PRODUCTOS DE TEMPORADA

Cada vez somos más los que nos unimos a recoger productos de temporada. Las cooperativas están a la orden del día y llegan al centro de las grandes ciudades. Hay que ser consecuentes y cuidar el medioambiente. Consumir productos de temporada es TOP. Cada vez vemos más platos de productos de temporada en los mejores restaurantes.

27 / 147

LINO

Otra semilla que cada vez pega más fuerte y cada vez somos más los que la incluimos en nuestra dieta. La encontramos cada vez más en panes y masas. Acompañando a yogures y ensaladas. Muy buena para cuidar el tránsito intestinal.

28 / 147

EL PESCADO CRUDO

Ya sabes por qué lo digo. Te estoy hablando del Poke. También te hablo del Cebiche. El pescado crudo lleva pegando fuerte en la nueva cocina desde hace unos años y este año no va a ser menos.

29 / 147

LA TRASH COOKING

Hay que aprovecharlo todo. Ya estuvo de moda, nunca dejó de estarlo, y ahora está volviendo con fuerza. Aprovechar la piel de las frutas y los tubérculos… TODO. La Trash Cooking está a la orden del día.

30 / 147

LA ENDRINA

La eterna búsqueda de nuevos alimentos nos acerca esta baya que es una gran desconocida. Crece en los bosques. Es agria y amarga. Su uso está muy asociado al proceso de creación de la ginebra. Este año la veremos acompañando algunas bebidas y platos.

31 / 147

UNIÓN DE MAR Y TIERRA

No es una novedad: la cocina fusión lo ha hecho mil veces. Pero si que se ven cada vez más y de forma común, la unión de las faunas de diferente hábitat. Encontrar en un mismo plato al cerdo con cualquier marisco va a ser de lo más común este 2019.

32 / 147

COMIDA VEGANA

La comida vegana cada vez se acopla más a la pervertida y supuesta normalidad. Hay imitaciones de hamburguesas, de pescado, de salchichas… la comida vegana sigue creciendo y llegando a más lugares. ¡Aleluya, hermana!

33 / 147

CHÍA

No es que sea el año de la chía, es que este año seguirá pegando fuerte. Fibra y omega-3. Una de las semillas más saludables que incluir en nuestra dieta.

34 / 147

LA COMIDA SERVIDA EN BOL

Cualquier plato. El que se te ocurra, se servirá en bols. Obviamente estoy exagerando, esto no quiere decir que en todos los restaurantes y locales de comida se vaya a servir cualquier plato en un bol, pero vuelve con fuerza y eso nos gusta.

35 / 147

KAB KEM

Los datos hablan. Y en esta ocasión han dicho que Israel es uno de los países del mundo con una dieta más rica, saludable y variada. O sea que a sus bondades (historia, climatología, paisaje, modernidad… ) une la de conquistar a nacionales y foráneos por el estómago.

En nuestra reciente visita al país acompañados de Álex de la Iglesia (puedes verlo y leerlo todo en nuestro nuevo número de febrero) tuvimos la buena fortuna de probar algunos de los restaurantes más exquisitos del país, la mayoría localizados en Tel Aviv. Y hemos decidido reunirlos en un post para abrir boca.

Empezamos con Kab Kem uno de los elegidos para la gloria gastro. Situado en el número 11 de la calle Lincoln, es un asiático de buena y merecida fama y mucho ambiente. Hay que ir por la música (excelente) y para disfrutar del arte de compartir un plato de cocina Thai moderadamente picante. Si te pierdes con el menú, acude a los camareros, siempre amables y dispuestos a aconsejar según las preferencias del cliente. Y no te resistas a probar sus maravillosos cócteles. Entenderás por qué aquello de que no es necesario viajar hasta Bangkok para probar un tailandés de verdad.

 

Foto: Ben Yuster

36 / 147

NAM

Otro tailandés de los que disfrutar a lo grande y uno de los restaurantes más de moda de la ciudad. Prueba sus ensaladas (exquisitas y a buen precio), sus platos tradicionales y atrévete con las especias. Mucho de las sugerencias del menú tienen su versión vegana, así que, te guste lo que te guste, estás 'cubierta'. Eso sí, ojito con el picante porque tiene su versión “muy mucho”. Y acuérdate de reservar: ¡Nam está lleno vayas a la hora que vayas! (275 Dizengoff Street).

 

Foto: Antoli Michaelo

37 / 147

The Dining Hall

Un restaurante que mezcla dos cocinas, la judía y la árabe, con versiones muy saludables de platos típicos. Concebido a modo de comedor de un kibutz tradicional, todo en The Dining Hall, desde la decoración hasta el emplatado, tiene su sentido estético.

Lo ideal es pedir platos para compartir en medio de esas largas mesas comunales, donde conviven israelíes y turistas (el restaurante se encuentra en Sderot Sha'ul HaMelech 23, junto a la ópera y el Museo de Arte). Te encantará la experiencia y, lo más importante, comerás excelentes productos muy bien cocinados.

 

Foto: Antoli Michaelo

38 / 147

The Tha in Har Sinai

Si te ha dado la impresión de que en Israel últimamente se desviven por la cocina Thai, a lo mejor no te falta razón. Este restaurante, en la calle Hay Sinaí número 1, es un puntazo para disfrutar la noche de Tel Aviv.

Para empezar, cuenta con un DJ y unos cócteles fantásticos que puedes degustar como aperitivos. A continuación, lo ideal es compartir alguna de las excelentes versiones de la cocina asiática (callejera) que hallarás en el menú. Nuestra recomendación es que aproveches la inmensa terraza para disfrutar del buen ambiente (en su mayoría gente joven) que han convertido a este restaurante en un place to be. Ah, y su relación calidad-precio es para que lo pongas en el primer puesto de tu gastroagenda.

Foto: Nir Gros

39 / 147

Oasis

Cocina abierta, comida original, mezclas diferentes… Todo en este restaurante de la calle Montefiero 17 invita al disfrute. Al frente de los fagones, Rima Olvera, una californiana que ha importado su mundo culinario (extraordinariamente diverso, por cierto) a Tel Aviv. Y prepárate, porque el menú es dinámico y cambiante.

Además, a través de su carta harás un viaje de los sentidos por Vietnam, París, Moscú, Italia… Platos ad hoc que querrás llevarte en la maleta.

 

Foto: Antoli Michaelo

40 / 147

Disco Tokyo

Ubicado en el complejo de la calle Herzl 16, este restaurante es uno de los locales que dan a un patio central donde, por la noche sobre todo, manda la música. Visto el nombre, es fácil imaginar  que, al llegar, te encontrarás el típico japonés y... nada que ver.

Sí, la cocina japonesa sirve de inspiración, pero a partir de ahí todo es crear, imaginar y seducir al paladar. Nuestra recomendación es casi un juego: coge la carta, señala platos al azar con los ojos cerrados y anímate a compartirlos. Elijas lo que elijas, acertarás. Y no te resistas a los chupitos de sake que te ofrecerán: ¡te harás muy fan!

 

Foto: Idit Ben Uliel

41 / 147

Hamotzi

Y nos vamos hasta Jerusalén para encontrar esta delicia (en todos los sentidos) que recoge lo mejor de la cocina judía del norte de África. Simplemente maravilloso.

Entre sus propuestas, un humus de chuparse los dedos, pescado y cordero primorosamente preparados, ensaladas variadas y verduras estofadas (con especias árabes) que harán las delicias de los muy vegetarianos. Su propietario ganó en su día el Master Chef de Israel y la verdad es que hace los honores a su fama. No puedes abandonar Jerusalén sin acercarte al 113 de la calle Jaffa y darte una alegría para el cuerpo. Tendrás hasta morriña.

 

Foto: Sharon Revivo

42 / 147

Cumai, Tenerife

Este restaurante, situado en la quinta planta del hotel Atlantic Mirage Suites & Spa de Puerto de la Cruz, Tenerife (Calle Eucaliptus 4) propone despedir 2018 con un menú de lujo. Para empezar, ojo con los snack: bombón de chocolate, foie gras y arbequina o caviar baerii, blini de papa canaria y mantequilla (por poner algún ejemplo). En cuanto al resto de platos, encontrarás un tratar de bogavante con aceite de chile o una lubina salvaje con pimiento de cristal confitado tomate rif y chips de ajo. Y no te contamos más porque la sorpresa suma. El precio, de 175 €, augura un fin de fiesta fantástico y lo hay, con fiesta en la terraza Vértigo del hotel en la que no faltarán el cotillón, el DJ y la orquesta en directo.

43 / 147

Princesa Yaiza, Lanzarote

Nos quedamos en las islas Canarias (el buen tiempo es un must) para disfrutar de otra noche única. Este hotel cinco estrellas de Lanzarote (Avenida Papagayo 22, Playa Blanca) tiene preparado un menú cuyas estrellas son el carabinero con salsa de sus cabezas y bizcocho de Plancton, o el Wagyu con Maíz y Rebozuelos. Además, cuenta con la opción de cena vegetariana. Y, si quieres pasar noche, que sepas que su Thalasso & Spa (el mismo que ves en la foto) admite niños. Entra en princesayaiza.com para ver más detalles de este fin de año al sol.

44 / 147

Petit Palace Savoy Alfonso XII, Madrid

Si buscas una cena de gala, gala, este es tu hotel. Y es que todo en él te remite al lujo y glamour, mpezando por la ubicación (un antiguo palacete del siglo XIX en el número 18 de la calle Alfonso XII muy cerca del madrileño Parque del Retiro) y continuando por el menú: envoltijo de langosta y mango con toque de kimuchi, confit de pato maridado con chocolate blanco… Los más pequeños podrán disfrutar de un menú especialmente diseñado para ellos y todos juntos (niños y adultos) rematarán la noche con un espectáculo de magia. ¿Los precios? 195 € los adultos y 65 € los niños.

45 / 147

VP Plaza de España Design, Madrid

Y del Retiro nos vamos a la Plaza de España, a uno de los últimos cinco estrellas abiertos en la capital. El hotel VP Plaza de España Design (Plaza de España 5) tira la casa por la ventana poniendo a disposición del público diferentes espacios y menús. En cualquier caso, durante la noche de autos, el hotel recibirá a los invitados con una copa de cava y una banda de música en directo. A continuación, desfilará el menú, que incluye gamba roja de Palamós a la plancha, alcachofas confitadas con almejas a la marinera o medallón de rape con verduras escabechadas a la naranja. Para rematar, chocolate con churros (después de la “recena”, que también hay). El precio del menú adulto es de 180 €.

 

46 / 147

Hielo y carbón, Madrid

El restaurante del hotel Hyatt Centric Gran Via Madrid (Gran Vía 31) tiene unas vistas impecables y un menú de Fin de Año que no le va a la zaga. Lo suyo es una propuesta fusión en el que destaca el m-cuit de hígado de pato, la sopa de piña asada al carbón y aire de chica morada o la falda de ternera glaseada con chirimía y seta de temporada. Cuesta 130 €, pero lo genial de este restaurante es que, al día siguiente, a eso de las 13:00 abre su brunch de Año Nuevo, buffet libre de platos, postres e incluso cócteles de autor a un precio de 50 €.

 

47 / 147

La casa del presidente, Ávila

La antigua casa del expresidente Adolfo Suárez en Ávila es ahora un hotel boutique que ofrece cena de gala, cotillón, alojamiento y brunch de Año Nuevo en un pack irresistible (460 € por persona). Sus credenciales pasan por la intimidad (solo 10 habitaciones equipadas incluso con ducha con aromaterapia) y las ostras, la crema de castañas con trufa de Soria o el capón relleno calabaza asada (por poner solo tres ejemplos) que dan forma al menú. La copa de champagne es obligada al igual que el chocolate caliente por la tarde para ir “entrando en calor”. Calle Los Telares 1, Ávila.

48 / 147

Asia Gardens Hotel & Thai Spa, A Royal Hideaway Hotel, Alicante

Este rincón de Asia en el mediterráneo español (concretamente en Rotonda del fuego, Terra Mítica, en la localidad alicantina de Finestrat) celebra su fin de año con un fiestón que obedece al nombre hindú de Luces de Diwali. El exótico pack incluye alojamiento y desayuno, cóctel de bienvenida, cena fin de año con amenización, actuación musical en vivo, barra libre, DJ y brunch especial fin de año. En cuanto a los precios, varían según los días que te alojes, pero calcula que a partir de 345 € la noche puedes encontrar lujo asiático. Literalmente. Para más info escribe a [email protected]

 

49 / 147

Villa Magna, Madrid

Otro cinco estrellas que se viste de gran lujo. El hotel Villa Magna (Paseo de la Castellana 22, Madrid) servirá ocho platos durante la última noche del año. Te adelantamos algunos de ellos: tartar de langostino de Sanlúcar, crema de yuzu, bogavante azul del Cantábrico o pastel de centollo. Suena bien, ¿verdad? Pues te garantizamos que sabe aún mejor. Hay cotillón, música en vivo y el Magnum Bar estará abierto después de la cena para que no acabe la fiesta. Respecto al precio, son 450 € por persona.

50 / 147

New York Burger

Esta cadena, con cierto chic neoyorquino, se está haciendo poco a poco, y a golpe de carne de calidad, con una colección de acólitos que acuden a refugiarse al calor de los aromas y olores del horno de carbón en el que se cocinan las hamburguesas marca de la casa. Partiendo de que el ingrediente imprescindible es la carne de ganado cebón de primera calidad, que se pica y amasa cada día, poco más queda por decir, salvo que se cocina con madera de nogal americano y que hay cortes que no tienen que degustarse obligatoriamente entre dos panes (existe la opción de tomarlos sobre tabla o en tacos). Uno de nuestros favoritas el Brisket, carne de pecho de vaca Angus Black que se ahuma durante 14 horas. Pídela en su tabla, con su salsa de acompañamiento, o consúmela a modo de hamburguesa tradicional. Elijas lo que elijas… ¡está buenísimo! (newyorkburger.es).

 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?