recetas de cocina

51-119

51 / 119

Meriendas que no llenan para coger energía

Si haces deporte por la mañana, un plátano es genial como tentempié de medio día. También puedes tomarlo por la tarde. Si necesitas un extra de energía, mezcla medio plátano con unos trocitos de chocolate negro (92% por ejemplo) y un par de nueces picadas. 

52 / 119

Zumo de tomate, el aperitivo que más llena

¿Sabes que el zumo de tomate, como el huevo, es uno de los alimentos con mayor índice saciante? Además ¡casi no tiene calorías y es la alternativa perfecta a los refrescos! Ponle sal, tabasco y pimienta y disfrútalo a cualquier hora del día. 

53 / 119

Tortitas de arroz con...

¡Aguacate! No podía ser de otra manera. El aguacate es una grasa buena que nos ayuda a mejorar nuestro tránsito intestinal y, como consecuencia, también a adelgazar. Las tortitas de arroz complementan genial su sabor y no tienen apenas carga calórica. Aunque recuerda que este no es el dato más importante de la información nutricional de un alimento. ¡Lo esencial es fijarnos en qué cosas puede aportar al organismo!

54 / 119

Desayunos sanos y saciantes

Si te gustaron nuestras 8 recetas de cenas saludables y disfrutaste con nuestros hummus originales; si has preparado ya nuestro sushi bajo en calorías pero todavía no te has atrevido con los desayunos más originales, este artículo te interesa. 

55 / 119

Yogures con frutas

Los yogures con frutas y cereales de grano integral son una buena opción para desayunar. Escoge yogures sin azúcar y sírvete de las frutas para endulzar. No caigas en la trampa del 0% y busca en los ingredientes únicamente "yogur y fermentos lácticos". 

56 / 119

Tostada de rulo de cabra y tomate

Si te gusta el queso, los más saludables son los de oveja y cabra. Póntelos en una tostada de pan integral (que es más saciante que el blanco) y acompáñalos de tomate y AOVE (aceite de oliva virgen extra).

57 / 119

Tostada de aguacate

¿Hay mejor mantequilla que el aguacate? Es una grasa saludable que nos ayuda a saciar y calmar nuestro apetito. Además recuerda que este tipo de grasas son esenciales para mantener el buen tipo. Utiliza SIEMPRE pan integral. 

58 / 119

Desayuno saludable con avena

Un desayuno inglés tipo porridge es siempre una buena idea, sobre todo en los días en los que hace más frío. Nos da la energía necesaria para empezar bien el día y mantiene a raya nuestro apetito hasta la hora del almuerzo. Todo lo que tienes que hacer es hervir un poco de leche o bebida vegetal y agregar después los copos suaves de avena integral sin parar de remover. Cuando espese, tienes listo tu desayuno. 

59 / 119

Huevo revuelto

No hay alimento más saciante que el huevo. Uno al día está permitido según los expertos. Por eso, desayunar una tostada de pan integral con huevo revuelto es una opción estupenda.

60 / 119

Tostada de huevo y nueces

Hace tiempo te contamos que se puede adelgazar comiendo frutos secos, esto tiene que ver con que son una grasa saludable que resulta muy saciante. Por eso, una tostada de pan alemán con queso de cabra de untar y un puñadito de nueces picadas, es una gran idea para desayunar. Si te gusta el huevo, puedes sustituir el queso por un huevo a la plancha y ¡a disfrutar!

61 / 119

Tortitas de avena

Los domingos son para las tortitas. Hace unos días te contamos cuáles son nuestras recetas favoritas para preparar las tortitas más saludables. ¿Lo recuerdas? 

62 / 119

Pudding de chia

En primer lugar te proponemos que prepares un pudding de chia. Basta con que dejes una parte de semillas por dos de agua o yogur en la nevera la noche anterior. Por la mañana habrás obtenido una mezcla tipo gel a la que puedes agregar tus frutas favoritas. Las semillas de chía tienen un alto poder saciante.

63 / 119

Hummus distintos y originales

Si te gustaron nuestras 8 recetas de cenas ligeras para no engordar y ya has probado alguna de nuestras recetas de sushi saludable, este artículo te va a encantar. Con él vas a conseguir sorprender a tus invitados con un aperitivo original. 

64 / 119

Receta de hummus

El hummus tradicional es muy fácil de preparar. Todo lo que necesitas son 500 gramos de garbanzos cocidos, tres cucharadas soperas de tahina (opcional), dos cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, un pellizco de sal, la punta de una cucharadita de pimienta, una pizca de comino molido, el zumo de un limón y dos dientes de ajo. Para prepararlo basta con batir todos los ingredientes a fuerza media. Si ves que la mezcla queda muy espesa para tu gusto, agrega un poquito de agua.

65 / 119

Hummus de remolacha

Si quieres salirte de lo tradicional y te gusta la remolacha, este hummus será el próximo que pruebes. Para prepararlo solo necesitas 160 gramos de garbanzos crudos o 400 gramos de garbanzos cocidos, el zumo de un limón, una cucharada sopera de tahini (opcional), un diente de ajo, media cucharadita de sal, dos cucharaditas de comino, una remolacha de unos 180 gramos (cocida) y un puñadito de emillas de sésamo. Una vez más, no existe un orden concreto para agregar los ingredientes. Basta con mezclarlos lentamente. En este caso, al contener la remolacha un poquito más de agua, no vas a necesitar añadir nada.

66 / 119

Hummus de aguacate

¿Habías oído hablar del hummus de aguacate? Es una receta muy innovadora y estamos convencidos de que vas a conquistar con ella a tus invitados. ¿Qué necesitas? Muy sencillo: 200 gramos de garbanzos cocidos, lavados y escurridos, un aguacate maduro, tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra y un poco más para servir., una cucharada sopera colmada de tahini (opcional), el jugo de una lima pequeña, medio diente de ajo, una pizca de comino molido y un poquito de sal. Al final de esta galería te contamos qué otras cosas podrías agregar a esta y otras recetas según las exigencias de tu paladar. 

67 / 119

Hummus de tomate seco

Si aún no has probado el tomate seco en aceite de oliva en las ensaladas, no esperes más. ¡Está para morirse! Pero ¿sabías que además con él se puede hacer hummus casero? Solo necesitas 400 gramos de garbanzos cocidos escurridos, seis medios tomates deshidratados en aceite de oliva escurridos, un poco de cilantro fresco, un diente de ajo, dos cucharadas de aceite de oliva y el jugo de uno o dos limones. 

68 / 119

Hummus de pimiento rojo

Similar al hummus de tomate seco (aunque solo por su tonalidad) es el hummus de pimiento rojo. Para prepararlo solo necesitas 300 gramos de garbanzos cocidos, un pimiento rojo grande asado (aunque puedes usar también pimientos de piquillo) un diente de ajo, una cucharada sopera de tahini (opcional), el zumo de medio limón, sal al gusto, dos cucharadas soperas de aceite de oliva y una pizca de comino molido. Puedes usar un poquito de pimentón para decorar. 

69 / 119

Hummus de guisantes

Una de las recetas más dulces de nuestra lista es el hummus de guisantes, dos tazas de guisantes frescos (mejor) o congelados, un diente chiquitito de ajo, el zumo de un limón, una cucharadita de comino en polvo, dos cucharadas de cilantro fresco y sal al gusto. Te contamos a continuación dos detalles importantes que tienes que tener en cuenta si quieres preparar un hummus de profesional.

70 / 119

Ingredientes opcionales

El limón y el jengibre son también dos ingredientes que puedes usar para aliñar tu ensalada hawaiana. No los hemos incluido en la receta porque son opcionales. El jengibre por ejemplo no le agrada a todo el mundo y poke no es menos poke por no llevarlo. Piensa en qué le pondrías al sushi y trata de usar las mismas cosas. La piña y los palitos de cangrejo pueden venirle genial al plato

71 / 119

Poke Bowl: paso a paso

El poke bowl es un plato de moda tremendamente sano que en Instagram lo está petando. Procede de la cocina de Hawaii, donde la palabra "poke" significa "cortar". Así un poke bowl es una ensalada con varias verduras, frutas y pescados troceados que se sirve como plato principal sobre una cama de quinoa o arroz. Si te gustaron nuestras propuestas de cenas ligeras para no engordar, este es un plato que puedes sumar a la lista. Además, si disfrutaste con nuestras recetas de sushi saludable y con nuestros hummus de colores originales, este artículo te va a encantar.

72 / 119

Base de quinoa o arroz (cuestión de gustos)

Para empezar, cubre tu bowl con una base de quinoa o arroz. Escoge el que más te guste y ve variando para incluir varios nutrientes en tu dieta. La quinoa NO es más sana que el arroz y su aporte calórico es, al contrario de lo que puedas pensar, algo superior. El arroz integral es una buenísima opción. 

73 / 119

Salmón o atún partido en taquitos

Con un buen lomo de atún o salmón crudo, haz taquitos para agregarlos a tu bowl como segundo nivel después. Puedes ponerles un poco de limón y pimienta.

74 / 119

Aguacate, pepino y mango

El aguacate, el pepino y el mango son los ingredientes que mejor le quedan a un poke bowl de salmón pero, llegados a este punto, puedes escoger las frutas y verduras que más te gusten. Ponle también judías verdes, wakame o edamame y verás como la mezcla te encanta.

75 / 119

Rayamos la zanahoria y preparamos los brotes de soja

La zanahoria y los brotes de soja son dos de los ingredientes estrella de todo buen poke. Es importante que ralles la zanahoria bien finita para que no entorpezca el resto de sabores. Un poke bowl bien hecho es aquel que, además de ser variado y estar bien aliñado, se ha cocinado con paciencia partiendo cada ingrediente en muy pequeños trozos.

76 / 119

Salsa de soja con sésamo

Existen varios tipos de salsas de soja pero si de verdad quieres hacer un poke sano, te recomendamos que te decantes por la traidicional sin azúcar. Agrega además unas semillas de sésamo antes de verter la salsa en el bowl y tendrás un resultado muy profesional. 

77 / 119

Tortilla francesa de lo que quieras

Puedes hacer una tortilla francesa sencilla o bien ponerle perejil, pavo o calabacín. Todas las variedades están muy ricas. 

78 / 119

Espárragos blancos con vinagreta

Hacer una vinagreta es muy sencillo. Basta con cortar en pequeños dados un poco de cebolla, pimiento verde, pimiento rojo y un poco de tomate. Alíñala después con aceite, sal y limón. Ponla encima de los espárragos y listo para cenar. 

79 / 119

Hamburguesas de sepia y espinacas

Esta receta de las chicas de Futurlife 21 es muy sencilla de preparar. Solo necesitas sepia limpia, huevo, ajo, perejil, espinacas, leche fresca, harina de espelta y sal. Las cantidades varían en función de las personas que vayáis a ser. En la cuenta de Futurlife puedes encontrar las proporciones para una bandeja de hamburguesas para seis u ocho personas. Haz bolitas con la mezcla y aplástalas. Fríelas en una sartén con un poquito de aceite de oliva. 

@futurlife21

80 / 119

Crema de verduras

Hervir tus verduras favoritas con un chorrito de aceite y una pizca de pimienta y sal es una buena idea para después triturar y degustar. 

81 / 119

Pescado a la plancha

Pide en tu pescadería más cercana un pescado limpio o cómpralo congelado. Los lomos de merluza al horno están para morirse si los mezclamos con pimiento rojo, pimiento verde y cebolla. Es importante hornear las verduras antes de poner el pescado encima porque estas requieren más tiempo de cocción. Engrasa la bandeja, pon las verduras, agrega aceite, pimienta y sal, hornea 15 minutos y mete el pescado. En 20 minutos (según el pescado que escojas) lo tendrás listo para cenar. 

82 / 119

Ensalada variada

Las ensaladas son siempre una buena opción de cena ligera. Trata de hacerlas templadas en esta época del año y no olvides añadir algo de proteína. 

83 / 119

Calabacines rellenos

Los calabacines rellenos de atún con queso fundido de cabra o las berenjenas rellenas de carne de pavo picada son dos buenas opciones para cenar. Solo tienes que vaciarlas y mezclar la pulpa extraída con la carne (o el atún), un poco de ajo picado, cebolla y sal. Vuelca la mezcla y pon el queso por encima. Mételo todo en el horno unos minutos y voilá. Si quieres más detalles de esta receta, la puedes encontrar en el Instagram de Blanca García-Orea. 

@blancanutri

84 / 119

Revuelto de champiñones

Freír con ajo y perejil unos champiñones para después romper unos huevos camperos sobre estos es una idea rapidísima y muy ligera para cenar. Si esta noche tienes en casa lo necesario, no lo pienses más. 

85 / 119

Dale forma al roscón

Con la base de una olla genera el agujero del roscón. 

86 / 119

Aún no hemos terminado

Haz una franja (no tiene por qué ser perfecta) en la superficie del roscón para evitar que rompa por donde quiera. 

87 / 119

Dale dulzor

Espolvorea un poco de azúcar por el roscón. 

88 / 119

Para decorar el roscón

Puedes confitar tú misma las frutas o comprarlas ya preparadas. Para hacerlo en casa solo tienes que hervir en agua y azúcar tus frutas favoritas hasta que el agua espese. 

89 / 119

¡Todo listo!

Una vez tenemos nuestros roscón de reyes decorado, lo metemos en el horno precalentado a 180 grados durante 20 minutos. Lo sacamos, lo dejamos enfriar y, si nos gusta, lo cortamos por la mitad y lo rellenarlos de nata, trufa o chocolate. 

90 / 119

Roscón de Reyes: ingredientes

Para preparar un roscón de Reyes esta Navidad necesitas: 650 gramos de harina de fuerza, 250 mililitros de leche tibia, 30 gramos de levadura fresca, 120 gramos de azúcar, 120 gramos de mantequilla o margarina derretida, dos huevos y una yema, 10 gramos de sal, dos cucharadas y media de agua de azahar, la piel rallada de un limón grande y la piel rallada de una naranja. Para decorar el roscón necesitas: frutas escarchadas al gusto, azúcar, un huevo batido, una na naranja, figuritas horneables y almendra laminada.

91 / 119

La masa del roscón de Reyes se hace así

Mezcla dos cucharadas de harina con la leche y la levadura y deja la masa fermentar 15 minutos. Mientras, junta el resto de ingredientes con el resto de la harina en un bowl distinto y une ambas mezclas cuando la primera haya fermentado. El último ingrediente que tienes que poner es la mantequilla derretida. Remueve todo bien (o utiliza un robot de cocina) hasta que la masa quede homogénea. 

92 / 119

Para preparar un roscón de Reyes, hay que amasar

Enharina una superficie lisa y da a la masa una forma redonda amasando con tus manos. 

93 / 119

Para que tu roscón de Reyes brille

El siguiente paso será pintarlo con huevo batido

94 / 119

Decora tu roscón

Una vez hayas colocado las frutas, pinta con el sirope restante (el agua azucarada en el que las hayas hervido) la superficie del roscón para darle brillo y sabor. 

95 / 119

Recetas veganas fáciles

Si te gustaron nuestras recetas de sushi saludables y ya has probado alguna de nuestras tortitas sanas, te encantará conocer nuestras recetas veganas. Nos gusta sacarles partido a nuestros platos, derribar mitos sobre alimentación y saber qué lleva azúcar o puede contener aditivos perjudiciales para nuestra salud. Por eso hoy queremos profundizar también en la cocina vegana. La primera receta que queremos proponerte son estas albóndigas de lentejas. Para hacerlas necesitas una taza de lentejas cocidas, una cebolla pequeña, un diente grande de ajo, media taza de copos de avena integrales suaves, media taza de harina integral y un pellizco de sal. Para preaprarlas solo tienes que rehogar en una sartén la cebolla y el ajo, hervir las lentejas y dejar enfriar todo para después mezclar. Agrega el resto de los ingredientes. Dale forma a la masa y mete las albóndigas en el horno a temperatura media 20 minutos en una bandeja pintada de aceite para que no se peguen. 

96 / 119

Recetas veganas rápidas

Para hacer esta ensalada vegana de judías pintas solo necesitas un bote de judías negras cocidas, un aguacate, media lata de maíz, un puñadito de hojas de perejil, una bolsita de tomates cherry y cebolla morada al gusto. Aliña con sal, pimienta, aceite de oliva virgen extra y vinagre de manzana. 

97 / 119

Recetas veganas fáciles y ricas

Esta receta es ideal para los más peques de la casa. Solo necesitas vuestras verduras favoritas y macarrones de harina de lenteja. Para preparar este plato de pasta vegana, solo tienes que rehogar la verdura con aceite de oliva y sal, cocer los macarrones como lo harías habitualmente y mezclarlo todo a la hora de emplatar. Te recomendamos que agregues un poco de ajo y aceite de oliva virgen extra. ¡A disfrutar!

98 / 119

Valentina Mandarina

Para preparar la deliciosa crema de calabaza que ves en la imagen, Valentina Mandarina nos manda la siguiente receta. Los ingredientes que necesitamos son: dos cucharadas de aceite de oliva, una cebolla, tres tazas de zanahorias cortadas en dados, un trozo de calabaza, una cucharada cáscara de naranja ecológica, tres tazas de agua, media cucharadita de jengibre, una cucharada de zumo de naranja, una pizca de comino molido, sal y pimienta al gusto. Lo primero que haremos será calentar el aceite en una olla, añadir la cebolla picada y rehogar durante unos minutos hasta que quede transparente. Después, tendremos que pelar y cortar en dados la calabaza y las zanahorias y rallar la cáscara de naranja para añadir todo a la olla, revolver y agregar la sal y la pimienta. Lo cocinamos 15 minutos y ponemos el agua. Lo dejamos cocer a fuego lento y lo batiremos después con el zumo de naranja, el jengibre y el comino. Valentina Mandarina decora su crema con semillas de sésamo

Cortesía de @valentina.mandarina

99 / 119

Desayuno vegano

Para preparar este porridge o crema de copos de avena solo necesitas una taza de copos de avena integrales suaves, tres cuartos de una taza de bebida de almendras, una cucharada de miel, un puñadito de almendras crudas peladas para decorar, plátano, manzana en rodajas y arándanos. Hierve la leche con la avena y la cucharada de miel y cuando haya espesado (tarda unos 10 minutos) vuelca la mezcla en un bowl y agrega por encima el resto de ingredientes. Recuerda que hay otras 5 formas de comer avena para mantener un abdomen plano.

100 / 119

Recetas veganas para compartir

Si eres vegana, tienes invitados y quieres preparar un aperitivo que tú también puedas probar, te recomendamos que prepares un hummus de garbanzos para dippear con crisps de sésamo como en la imagen. Para hacerlo solo necesitas una lata de garbanzos, tres cucharadas de aceite de oliva, una cucharada sopera de tahini, medio diente de ajo, el jugo de medio limón, sal, pimienta y comino. Para preparar el hummus solo tienes que escurrir los garbanzos y batirlos con el resto de los ingredientes. Puedes hacer la crema más o menos homogénea. Todo depende de cómo la prefieras. 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?