Más que un 'sex toy'

¿De dónde viene la revolución del Satisfyer y otros succionadores de clítoris?

Estos nuevos juguetes sexuales llegaron para revolucionar el placer de la mujer. Pero, ¿cuál es el secreto de su éxito? Te lo contamos.

Actualizado a

sat

Comprar

Jugueterías, clásicos sex shops, Amazon… todas han sentido la revolución del Satisfyer Pro 2 Vibration en sus estanterías. Con un total vacío y su consiguiente lista de espera repleta de supermujeres codiciando tremendo invento/maravilla para el placer más íntimo de la mujer.

Obviamente, hablar de este ejemplar en particular, el Satisfyer Pro 2 Vibration, y de su rotundo éxito; es hablar de la actualidad y del mundo en que vivimos. Es hablar de redes sociales y una revolución entre chicas que recomiendan encarecidamente el uso del dispositivo. Es hablar de un producto que puedes encontrar en Amazon por 32,42 € a día de hoy, cuando sus hermanos mayores de precios más elevados intentan acomodarse al mercado. Y a lo que tenemos que añadir que, además de ser un succionador, también vibra y tiene 11 marchas diferentes. ¡Toma ya! Es decir, que entraría en la categoría de vibradores, mientras la mayoría de su especie quedaría relegada a la categoría de juguete sexual. Un juguete sexual muy especial, pero juguete sexual que no vibra al fin y al cabo.

Pero para entender bien toda esta revolución que ha tocado términos tan de actualidad como el empoderamiento sexual femenino, el feminismo y la expresión sexual de la generación millennial; hemos hablado con María de Elena Amor. Ella es psicóloga y sexóloga, además de terapeuta sexual y de pareja. Y trabaja a diario con mujeres en Asociación Lasexologia.com y Afines Sexología.

Ella nos ha dado las claves del éxito de este tipo de dispositivos.

clitoris

SUCCIONADORES: EL SECRETO DE SU ÉXITO

Como indicábamos antes, es importante diferenciar entre vibradores y succionadores. Aunque haya modelos que incorporen los dos, los primeros succionadores que salieron al mercado ya fueron revolucionarios por su novedosa tecnología.

Los succionadores de clítoris no emiten vibración sino ondas y pulsaciones. Tienen una apertura en la que se coloca el clítoris, pero sin una estimulación de contacto directo. “Dentro de esa apertura hay una lengüeta que no entra en contacto con el clítoris, sino que se mueve de forma rápida y rítmica, generando unas ondas expansivas. Esto facilita la circulación de la sangre y la erección del clítoris -¡sí, el clítoris tiene erecciones al igual que los penes!-, lo que aumenta la sensibilidad de la zona”, explica María.

“Yo diría que es la primera vez que se habla tanto del clítoris, sobre todo en redes sociales como Instagram o Twitter"

Además, estas ondas estimulan no solo la parte del glande -la parte externa y visible-, sino que se expande a toda la estructura interna del clítoris. Que es muy grande como puedes ver en la imagen de arriba.

Y aquí reside uno de los grandes secretos de su éxito. Y es que es un juguete innovador y expresamente diseñado para la estimulación del clítoris. Hasta el momento, la gran mayoría de juguetes, vibradores o masturbadores para mujeres que había en el mercado, reproducían la forma del pene. Es decir, juguetes que en su mayoría están diseñados para la penetración.

“Los juegos de penetración con juguetes eróticos pueden ser muy placenteros, pero hay que tener en cuenta que el glande del clítoris tiene 8.000 terminaciones nerviosas. La vagina, en comparación, tiene muchas menos terminaciones nerviosas. Por esto, gran parte del placer de las mujeres -y personas con vulva en general- se concentra en el clítoris y la mayoría de las mujeres experimentan los orgasmos mediante su estimulación”.

Y es verdad que existen otros juguetes específicos para el clítoris que suelen ser vibradores y que tienen mucho éxito como ya vimos. Pero los succionadores resultan innovadores porque su tecnología proporciona una estimulación nueva y diferente a la ya conocida vibración. Aunque ya estamos comprobando que si unes tecnologías, puedes conseguir el efecto Satisfyer.

la pussi 2

HERRAMIENTA DE EMPODERAMIENTO

Este descubrimiento y esta revolución que han sido la conversación de mesas de aguerridas mujeres impactadas por los resultados de esta tecnología, ha sacado a la palestra vehementes discursos sobre la soberanía de la mujer y su cuerpo. Discursos de feminismo y empoderamiento sexual femenino. Podría considerarse este juguete una especie de enfatizador del empoderamiento sexual de la mujer, para algunos.

Para Elena, está claro. Podría serlo, pero desde luego no definitorio. “El empoderamiento sexual de la mujer pasa por muchas otras cuestiones importantes, como el autoconocimiento, querernos a nosotras mismas, la aceptación de nuestro cuerpo, nuestros gustos o la capacidad para comunicar nuestros deseos y vivir nuestra sexualidad de una forma libre y positiva, entre otras cosas”, explica María. Y continúa diciendo que "si los succionadores pueden servir para que algunas mujeres se conozcan mejor o tengan más placer, bienvenidos sean, ¡por supuesto! Pero el empoderamiento sexual no debería depender de un juguete erótico, el empoderamiento supone otras muchas cosas”.

Pero sin embargo, el placer de la mujer es algo que ha sido negado e invisibilizado desde siempre, al contrario que el placer del hombre que siempre ha estado más normalizado y permitido en la sociedad. De hecho, ha sido expuesto sin ningún tipo de tapujo.

Hace relativamente poco que se ha empezado a hablar de estos temas y a normalizar que las mujeres también se masturban. “Ha habido mucha falta de información sobre la sexualidad de la mujer y no ha sido hasta las últimas décadas que las mujeres han empezado a reivindicar su lugar como seres deseantes y sexuales”, dice María.

Por eso, empezar a oír hablar de succionadores de clítoris, de que las mujeres tienen deseo y se masturban, de la calidad del orgasmo e incluso de la inmediatez del mismo yque esto no es algo que solo hagan los hombres, es muy importante para la carrera que estamos viviendo. . Que esta revolución llegue a todos lados supone normalizarlo y visibilizarlo, cosa que hasta ahora no se había hecho.

“Yo diría que es la primera vez que se habla tanto del clítoris, sobre todo en redes sociales como Instagram o Twitter. Y esto puede resultar muy positivo por la visibilidad que se le da, sirve para ir derribando el tabú de la masturbación de la mujer e incluso puede animar a algunas mujeres que nunca lo hayan hecho a explorar sus cuerpos y sus gustos eróticos”, opina María.

la piel

DEL CLÍTORIS AL RESTO DE NUESTRA PIEL

También se habla mucho de la inmediatez. Se dice que es el producto perfecto para los tiempos que corren: el like inmediato con respuesta simultánea, una compra en Amazon con llegada al día siguiente... hay muchas chicas que hablan de orgasmos reales conseguidos en un par de minutos. Pero, ¿es esto del todo bueno?

Experimentar un orgasmo es algo muy personal, depende de cada persona y no todo el mundo necesita el mismo tipo de estimulación o los mismos tiempos para ello. María se explica, “habrá personas a las que los succionadores de clítoris no le gusten o no le proporcionen la estimulación adecuada. Pero en general, a las personas a las que sí les gustan los succionadores pueden experimentar un orgasmo en muy poco tiempo, siempre y cuando se tenga el nivel de excitación necesario para ello”.

“El empoderamiento sexual de la mujer pasa por muchas otras cuestiones importantes, como el autoconocimiento, querernos a nosotras mismas, la aceptación de nuestro cuerpo, nuestros gustos o la capacidad para comunicar nuestros deseos y vivir nuestra sexualidad de una forma libre y positiva, entre otras cosas”

Pero existe un problema de raíz a resaltar: socialmente nos planteamos el orgasmo como una meta a la que tenemos que llegar, y esto supone que muchas veces nos olvidamos de disfrutar por el camino, recrearnos, reparar en nuestra excitación, en otras partes del cuerpo, etc.

“No tenemos que olvidar que la sexualidad es algo mucho más amplio que los genitales y los orgasmos, cada centímetro de nuestra piel tiene terminaciones nerviosas y puede sentir cosas maravillosas. Por eso es importante aprender a vivir nuestra sexualidad de forma positiva, sin depender de juguetes eróticos, pero sí incluyéndolos si nos gustan como una parte que puede ser muy divertida en la masturbación y las relaciones eróticas”, concluye María.

Te puede interesar:

Mujeres feminismo pareja
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?