Sexo y pareja

Más allá de la penetración: tipos de relaciones sexuales (muy placenteras) sin penetración

Practicar sexo está muy vinculado a la penetración. Pero la sexualidad abarca mucho más. Hay muchas prácticas placenteras que no la necesitan. ¿Te las vas a perder?

Actualizado a

DESCUBRIMIENTO DE NUEVAS ZONAS ERÓGENAS(1)

Gran mayoría de la humanidad sufre de desinformación sexual. Esto es debido a muchos factores que abordaremos en otro momento. Acostumbramos a creer que el sexo es lo que se reduce a la mínima expresión del mismo: la penetración y el orgasmo.

Pero la sexualidad y el sexo son mucho más que una penetración más o menos arbitraria y un colofón de vuelta de ojos. El territorio que abarca es enorme y depende, en especial, de cada uno de nosotros.

“La imaginación, la curiosidad y la complicidad son las mejores armas para disfrutar de un sexo sin penetración, sin tabúes y tan satisfactorio como el coito más empotrante”

Le hemos preguntado a Raúl Padilla -nuestro experto, sexólogo y psicólogo- qué es el sexo y cuáles son sus fronteras. Su respuesta no puede ser más contundente. “¿Qué sinónimo podrías encontrar para la palabra sexo? El sexo = placer. Si existe la intención de pasarlo bien, de tener placer en solitario o en compañía y se consigue,,esta relación puede denominarse sexual”.

EL ORGASMO: UNA PARTE DE LAS PARTES

Ahora, para pasarlo bien y sentir un verdadero placer como para elevarlo a relación sexual, no es necesario llegar al orgasmo.

El orgasmo es una de las fases de la respuesta sexual, junto con el deseo, la excitación, la meseta orgásmica, el periodo refractario y el resolutorio. Mientras exista alguna de las fases de la respuesta, ya se puede hablar de sexo, es decir, no hay que pasar inexorablemente por cada una de ellas. Puedes disfrutar de una placentera relación sexual acomodándote en una solamente. O gozando de un par de ellas.

“La imaginación, la curiosidad y la complicidad son las mejores armas para disfrutar de un sexo sin penetración, sin tabúes y tan satisfactorio como el coito más empotrante”, asegura Padilla. Dentro de estas prácticas se encuentran el sexo oral con todas sus variantes, la masturbación con el cuerpo de la otra persona, la búsqueda de puntos erógenos y su estimulación hasta el clímax... las opciones son tantas como la imaginación de los amantes pueda dar de sí.

ENTENDER EL SEXO SIN PENETRACIÓN

Para entender bien esto, es una buena idea volver a nuestra primera juventud, a nuestras primeras incursiones al territorio sexual. Cuando dábamos rienda suelta a nuestra pasión sabiendo que la penetración quedaba muy lejos de nuestro horizonte.

¿Acaso aquello no era sexo? ¿Por qué no volver eventualmente a aquellos momentos? “Besos más o menos húmedos, más o menos superficiales, caricias de la misma o distinta naturaleza, investigación entre pieles, pliegues y henchiduras; y a casa con la cabeza caliente y los pies fríos, tras una sesión maratoniana de sexo del bueno, pero sin penetración”, dicta Padilla.

El buen sexo viene de la mano de la imaginación y la estimulación de cada uno de nosotros. Os dejamos unos ejemplos.

1-4
DESCUBRIMIENTO DE NUEVAS ZONAS ERÓGENAS(1). DESCUBRIMIENTO DE NUEVAS ZONAS ERÓGENAS

1 / 4

DESCUBRIMIENTO DE NUEVAS ZONAS ERÓGENAS

No hay nada más erótico que la investigación sexual con la pareja. Te hallas frente a la pareja con la que has decidido buscar placer y eso es justo lo que vais a hacer. Probar nuevas zonas que acariciar y responder ante los golpes de placer. Ahondar hasta los límites del orgasmo o hasta el orgasmo en sí mismo.

El descubrimiento de los nuevos territorios del placer, es una de las prácticas sexuales más completas. Encontrar nuevos placeres frente a una pareja abierta de mente y cuerpo.

EL SABOR DE UN BUEN PETTING(1). EL SABOR DE UN BUEN PETTING

2 / 4

EL SABOR DE UN BUEN PETTING

Si bien es la práctica que elude la penetración más extendida, sus variaciones son muchas. Nosotros nos referimos al petting más original. Lo que ahora se podría decir, básicamente, ‘darse el filete’.

Consiste en un sin fin de caricias y besos que pueden llevar o no al orgasmo. Lo que está claro es que el fin último no es la penetración si no el placer de disfrutar de lo lindo de la pareja elegida para el momento. Se puede practicar con ropa o sin ella.

EL SEXO ORAL COMO FIN ÚLTIMO(1). EL SEXO ORAL COMO FIN ÚLTIMO

3 / 4

EL SEXO ORAL COMO FIN ÚLTIMO

Olvidar el sexo oral como un preliminar. Dedicar una sesión de placer solo y únicamente oral es una de las alternativas más practicadas después de la penetración. Tu boca, puede dar mucho más placer que tus genitales. Déjate llevar por la boca de tu compañero/a. Alcanzar el orgasmo, ya es cosa de tu fin último en cada ocasión.

PARAFILIAS, INTERESES Y EL DOMINIO DE LA MENTE(1). PARAFILIAS, INTERESES Y EL DOMINIO DE LA MENTE

4 / 4

PARAFILIAS, INTERESES Y EL DOMINIO DE LA MENTE

Perseguir intereses inusuales puede ser el abanderado de una relación sexual mucho más allá de una simple penetración. Acariciarse en lugares públicos y hacerlo con ropa, fetichismo por los zapatos, o por cualquier prenda que lleve puesta o deje de llevar (como saber que tu pareja no lleva ropa interior). Dar rienda suelta a tus fantasías más sensoriales puede producir mucho más placer que un orgasmo físico.

Hay gente que goza solo con el hecho de salir ‘a cazar’ y vive sus noches como la relación sexual más satisfactoria. Desde las prácticas más nimias a las más inquietantes. Un dominio de la mente con respecto al sexo más genital. Pon en práctica tus fantasías partiendo del buen diálogo con la pareja elegida.

juguete

También podemos jugar con nuestra pareja y con juguetes que enriquezcan el momento. De hecho hay muchos y de diferentes tipos, como estos que son los más comprados por las mujeres.

Luego esta eso de jugar contigo misma. La masturbación, si seguimos la definición de sexo que nos ha dado Padilla, también es sexo, es placer autoestimulado. ¿Quién se conocer mejor que uno mismo?

Te puede interesar:

pareja
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?