Sexo y pareja

Posturas sexuales innovadoras, arriesgadas, divertidas e (incluso) peligrosas

Si quieres probar algo nuevo y te gusta el riesgo y divertirte con tu pareja, aquí tienes unas cuantas posturas sexuales que debes probar.

Actualizado a

A veces le tenemos miedo al sexo. Se lo tenemos porque no sabemos disociar y porque la cabeza es una de las peores enemigas para la naturalidad del sexo.

Porque el sexo es eso: un juego natural que nos ha sido regalado y que disfrutamos por nuestra propia inteligencia. No somos animales instintivos que solo practicamos sexo para reproducirnos. No. Sabemos lo gustoso que es y lo practicamos indiscriminadamente.

EL JUEGO DE LAS POSTURAS EN EL SEXO

Pero es verdad que el juego del sexo puede llevar a lugares insospechados, y eso ocurre, en la mayoría de las veces, si atiendes a tus instintos sexuales de forma adecuada o si estás acompañada de la mejor de las parejas.

Cuando tienes una pareja sexual que te comprende y que el entendimiento es mutuo, el juego del sexo puede ser de lo más gratificante. Hay muchas formas de jugar y entre ellas están los ensayos y prácticas de las conocidas posturas sexuales. Como las del Kamasutra.

Hemos recomendado posturas para la estimulación del clítoris, las mejores posturas para embarazadas. Ahora le toca el turno al riesgo y la innovación. Así que os proponemos 7 posturas de dificultad media-alta para que te hartes de jugar con la pareja que decidas. Hablamos de posturas realmente innovadoras.

posturas-sexuales-innovadoras-2

LA POSTURA DEL IMPULSO

Un juego peligroso.

· Debes ponerte: tumbada boca arriba y pega tus rodillas al pecho, si eres la persona que va a penetrar. La otra parte de la pareja debe sentarse de espaldas penetrándose y utilizando los pies de su pareja como respaldo.

· Un consejo: para mayor estabilidad podéis apoyaros de las las manos y las muñecas.

LA POSTURA DEL 68

Ideal para practicar el cunnilingus.

· Debes ponerte: tumbada boca arriba, si vas a ser la parte activa de la pareja, esperando a que tu pareja se siente con su sexo en tu boca. Luego debe dejarse caer hacia atrás sobre su cuerpo. Sintiendo la piel de su pareja en la espalda mientras le da placer oral.

· Un consejo: relájate, disfruta y deja caer tu peso sobre tu pareja. Estará rígida y concentrada en darte placer. No vas a aplastarla. No va a sufrir.

LA POSTURA DE LA EQUILIBRISTA

Una postura de penetración y manos libres.

·Debes ponerte: tumbada boca arriba con las rodillas flexionadas si vas a ejercer la penetración. Tu pareja debe sentarse penetrándose de cara a ti y apoyar su espalda en tus muslos y rodillas.

· Un consejo: disfruta si estás arriba y usa tus manos. Ya sea para darte más placer o acariciar a tu pareja que te está penetrando.

LA POSTURA DEL TORO MECÁNICO

Más equilibrio, más placer.

· Debes ponerte: sentada sobre tu pareja. Penetrada. Tu pareja debe estar tumbada sobre un taburete fuerte, que aguante vuestro peso. El equilibrio llega por parte de los dos. Muévete al gusto como si estuvieras domando a un toro en un rodeo o montando un toro mecánico.

· Un consejo: ten cuidado y no pierdas los papeles en exceso. El equilibrio es muy importante en esta postura. Puedes hacerte daño.

LA X

El placer más cómodo.

· Debes ponerte: de lado y muy cómoda si vas a ser la parte penetrada. Tu pareja debe entrar entre tus piernas de forma perpendicular y ejercer el movimiento. En vista aérea, vuestros cuerpos deben formar una X.

· Un consejo: No dejes de mirar lo que ocurre entre tus piernas. Goza sin ningún tipo de pudor.

LA POSTURA DE LA PENETRACIÓN INVERTIDA

Por la comodidad de una pareja fuerte y con resistencia.

· Debes ponerte: tumbada boca arriba con las piernas ligeramente abiertas. Tu pareja, que va a penetrarte, debe hacerlo tumbada sobre ti pero al revés: su cabeza en tus pies y tus pies en su cabeza.

· Un consejo: anima a tu pareja con unos cachetazos en las nalgas.

LA POSTURA DEL FUELLE

Prepara para insuflarte de pasión y placer.

· Debes ponerte: boca arriba y subir tus piernas por encima de tus hombros dejando tu sexo preparado para la penetración. Tu pareja debe prepararse para el ejercicio de su vida: hacer sentadillas mientras te penetra. Como si fuese un fuelle.

· Un consejo: déjate insuflar todo el placer que te dé tu pareja.

Te puede interesar:

pareja lifestyle
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?