#TBT

La historia de amor de Mel B y Eddie Murphy: 6 meses de relación y una hija en común

La Spice Girl y el actor tuvieron una breve pero mediática relación que incluso terminó en los tribunales con prueba de paternidad de por medio

Actualizado a

Mel B y Eddie Murphy
Gtres

Actualizado a

Los líos de faldas siempre han sido una constante en la vida de Eddie Murphy, aunque ahora que está ya cerca de los 60 parece haber estabilizado su vida junto a su actual mujer, la modelo Paige Butcher, relación de la que han nacido sus dos últimos hijos. La pasada Navidad, Eddie Murphy juntó por primera vez a sus 10 hijos -Max Charles, el décimo, se lleva 29 años con su hermano mayor y nació a finales de noviembre del 2018-, y una de las mayores del clan, Brie, compartió la histórica imagen en su perfil de Instagram. Histórica porque lo que hay detrás de ella daría para una película de las largas: 5 madres distintas, infidelidades, e incluso una prueba de paternidad que dio positivo, ya que la estrella del Hollywood de los 90 negó durante mucho tiempo que Angel Iris, la pequeña cuya madre es la cantante de las Spice Girls Mel B, fuera su hija. Esta fue, sin duda alguna, su relación más mediática y también más turbulenta, y eso que también fue una de las más cortas, ya que apenas estuvieron juntos medio año, mucho menos de lo que dura un embarazo, hecho, este sí, que les unió de por vida.

Sorprende, teniendo en cuenta el poco tiempo que fueran pareja, que Mel B se haya referido a Murphy como su gran amor. "Había estado locamente enamorada de Eddie y le había perdido. Eddie fue y todavía es el gran amor de mi vida. Es un hombre decente, lo digo de verdad. La nuestra es simplemente una historia de amor en la que los dos tenemos versiones diferentes sobre cómo acabó", escribió la inglesa en su libro basado en sus memorias en el que más tarde nos detendremos.

LA BREVE PERO INTENSA HISTORIA DE AMOR

El protagonista de Superdetective en Hollywood y la componente de la girlband más famosa de la historia comenzaron a salir en el año 2006, inmediatamente después de que él se hubiera separado de Nicole Mitchell, madre de la mitad de su descendencia. El romance entre los dos artistas fue fugaz, pero también muy polémico, por lo que dejó muchísimos titulares, ya no solo por la fama de ambos, sino porque la británica se quedó embarazada. Desde el primer momento, el norteamericano negó en rotundo ser el padre de la criatura.

La cosa acabó en como el rosario de la aurora, con prueba de paternidad incluida después de que Mel B llevara el asunto a los tribunales. Esta terminó dando la razón a la cantante, lo que llevó a Murphy a reconocerlo en agosto de 2007, momento desde el que asumió, al menos en lo económico, sus responsabilidades como padre, si bien todavía se mantuvo reacio durante un tiempo a hacer lo propio a nivel afectivo. No fueron años fáciles para ninguno de los dos porque en lo profesional tampoco pasaban por su mejor momento.

Eddie Murphy y Mel B
Gtres

Mel B, que recientemente se ha dado un baño de gloria junto a sus compañeras de grupo en la gira de regreso de las Spice, se refugió, entre otras cosas, en la literatura, publicando el citado libro autobiográfico Brutally Honest, que de alguna forma le sirvió para pasar página definitivamente pese a que su ex no se había portado bien con pequeña. "Él pertenecía a Hollywood, y era de la vieja escuela. Yo vengo de Leeds, estudié en la pública. Él había sido famoso durante la mayor parte de su vida y se había construido su propio reino privado, en el que podía vivir junto a su familia y amigos y cuidar de ellos. Yo me había pasado mi vida entera tratando romper barreras... Y él me hacía más feliz que ningún otro hombre que hubiera conocido antes", cuenta en un pasaje, unas palabras que denotan cariño y respeto por encima de todo, en la línea de lo que las que hemos destacado al comienzo del texto, también pertenecientes a dicho libro.

Murphy, por su parte, atravesó diversas relaciones mientras fracasaban la mayoría de sus nuevos proyectos, algo que ha sido la tónica de su carrera hasta que recientemente ha recibido muy buenas críticas por su actuación en en al película de Netflix Yo soy Dolemite, donde interpreta al comediante -está basada en hechos reales- Rudy Ray Moore. El actor, que estuvo presentando la cinta recientemente en el Festival de Toronto, también ha confirmado su regreso a Saturday Night Live a comienzos del 2020, en lo que será el regreso a sus inicios como cómico. En cierto modo, 2010, año en el que se se publicó Brutally Honest, fue el punto de inflexión definitivo en la relación entre ambas estrellas. Desde ese momento quedaron atrás casi 4 años muy difíciles, con su hija Angel en medio de toda la polémica.

UNA HIJA EN COMÚN POR LA QUE RECONCILIARSE

Como todas las reconciliaciones famosas, esta también fue de cara a la prensa aunque no haya una imagen única con ambos juntos. Se produjo en el estreno de Shrek: Felices para Siempre, celebrado ese año en la ciudad de Los Angeles. Murphy, voz en la versión original del famoso asno amigo del ogro, invitó a su expareja y su hija, que acudieron al evento junto a Phoenix, la primogénita de Mel B, además de Stephen Belafonte, entonces marido de la cantante -se separaron años después con acusaciones de malos tratos de por medio- y la hija de este, Giselle. "La limusina iba a tope", comentó aquel día Eddie Murphy a los periodistas que acudieron al estreno, una frase que bien podría ser el resumen de su vida, llena de lujos gracias a décadas de éxito como actor y repleta también de vínculos personales y familiares.

Melanie Brown y Stephen Belafonte con sus hijas Phoenix y Angel
Gtres

Y es que se habla mucho de Julio Iglesias, pero no olvides que, como destacamos al comienzo del texto, Eddie tiene 10 hijos con 5 mujeres distintas… un hecho difícil de superar, ¡y lo sabes!

Te puede interesar:

Famosos pareja Amor
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?