Sexualidad

16 tips de masturbación para un sexo en solitario alucinante

Los mejores consejos para darte placer.

Actualizado a

16 tips para una mejor masturbación

Actualizado a

"El placer propio tiene muchos beneficios físicos, mentales y emocionales", dice Shannon Chavez, doctora y terapeuta sexual en Los Ángeles (California). Por ejemplo, reduce el estrés físico y emocional, llena tu cuerpo con endorfinas que te hacen sentir bien y alivian el dolor. Los orgasmos liberan químicos y hormonas que aumentan la inmunidad de tu organismo, señala la experta.

"Una liberación de oxitocina también te hace sentir segura y tranquila", asegura Shannon. "Mejorará los problemas de sueño, de autoestima y de imagen corporal al reducir la vergüenza sexual y genital. También mejora la circulación y el flujo sanguíneo. Y además, aunque no te lo creas, los beneficios para la piel son mejores que un día en el spa". Así es, ¿te has dado cuenta alguna vez cómo brilla la piel después de un superorgasmo? Pues si quieres lucir siempre, aquí van 16 consejos para que tu sexo en solitario sea espectacular.

Cómo masturbarse: comienza con una actividad relajante

Si estás estresada y el sexo es lo último en lo que piensas, simplemente empieza relajándote. Aquí van algunas opciones:

  • Haz una playlist: "La música ayuda a controlar el estrés y relajar mente y cuerpo", dice Chávez. "Una música más alegre puede ayudarte a sentirte más enérgica y alerta; otra más lenta calma la mente y libera la tensión del cuerpo relajando los músculos", afirma.
  • Centra la atención en ti: "Cualquier ejercicio de respiración de atención plena preparativa puede ser un gran comienzo", avanza Sari Cooper, terapeuta sexual de AASECT y directora del Center for Love and Sex, que está ofreciendo terapia sexual virtual durante la crisis del Covid-19.
    Ella recomienda la reducción del estrés basada en la atención plena, lo que requiere concentrarse en un punto de enfoque, que suele ser la inhalación y exhalación de cada respiración. "A medida que practiques esta respiración consciente, será más fácil dejar tus pensamientos a un lado y centrarte en tu cuerpo y respiración", dice Cooper. "Empieza con cinco minutos y trabaja hasta 10, 15 e incluso 30".
  • Date un baño caliente: no solo liberará las tensiones de tu cuerpo, sino que también creará un ambiente propicio. Usa jabones, aceites y esponjas y date un buen masaje.
  • Haz estiramientos: "Todo movimiento es bueno para la salud física, pero los estiramientos pueden hacer que los músculos tensos se relajen, y que el flujo sanguíneo mejore, lo que ayuda a la excitación y el orgasmo", asegura Chávez.
  • Baila: "Esto puede aflojar los músculos y dar energía al cuerpo", dice Chávez. "También puede servir como juego seductor o una forma de conocer tu cuerpo a través del movimiento", afirma.

Lo sensual prepara el escenario para lo sexual

Chávez recomienda sentirse sensual antes de sumergirte en la estimulación sexual. Puedes empezar por acariciarte la cabeza e ir bajando, pasando las manos por el pelo, masajeando el cuerpo cabelludo y los hombros, acariciando pecho, vientre y muslos internos.

A partir de ahí, puedes empezar a tocarte a con la ropa puesta, o ir usando la palma de la mano para dar un masaje estimulante. No te cortes a la hora de hacer ruidos si estás metida en el papel: "Indica que el cerebro está excitado", dice Chávez.

Si todo esto es nuevo para ti, es el momento de dejar a un lado cualquier tipo de vergüenza o culpa. Jessica Baum, fundadora del Relationship Institute of Palm Beach dice: "Tómatelo como una exploración por tu cuerpo".

Presta atención a la respiración

Cuando estés lo suficientemente excitada para empezar a masajear tu clítoris, ve despacio y suave. Además, presta atención a tu respiración. Es un consejo de Alissa Vitti, experta en hormonas femeninas, autora de Woman Code y fundadora de FLO Living.

"Acércate al clítoris con golpes suaves al principio y respira con el abdomen", aconseja. "Muchas mujeres dejan de respirar durante la estimulación, lo que limita la intensidad de las sensaciones. Necesitas oxígeno para llegar al máximo nivel", afirma.

Tu menstruación también influye en la masturbación

Sí, como lo lees. Seguro que te has dado cuenta de que te excitas más antes de tener la regla, o cuando estás en mitad del ciclo. "Si estás en la fase de ovulación, tendrás un impulso adicional por el aumento de estrógenos, que aumentará el interés por el sexo y la facilidad para alcanzar el clímax", dice Vitti.

¿Necesitas ver porno?

Nada como inspirarte para llegar al máximo. Chávez recomienda escuchar historias eróticas, pensar en escenas de películas excitantes, recordar fantasías sexuales o, directamente, buscar porno online.

Dedica un espacio de tu casa a ese momento

Ponerse cómoda es una de las claves para triunfar contigo misma. Dedica tiempo a configurar un espacio lujoso y relajante propicio. "Usa almohadas o mantas para crear tu rincón, que sea cómodo para diferentes posiciones", dice Chávez. Coloca un cojín debajo del culo para elevar tus caderas y que sea más fácil. También puedes sentarte en posición mariposa, que abre las caderas y el área de la vulva.

Intenta tocarte mientras estás de pie

Explorar tu cuerpo de espaldas o de lado en la cama puede ser una gran opción, pero a lo mejor experimentas sensaciones más intensas desde una posición inesperada. "Necesitamos variedad con el placer sexual", afirma Chávez. "La novedad despierta el deseo sexual, por lo que tienes que experimentar con tu placer y tu orgasmo. Esto también pueda servir para que en el sexo en pareja descubras lo que más te guste", dice la experta. "Si te tocas de pie, accederás mejor y podrás verte en el espejo", aconseja.

Prueba a verte en un espejo

Mirar tu reflejo en cualquier posición puede intensificar tu experiencia. "Esto puede ser útil para los que buscan dejar la vergüenza sexual a un lado", señala Jess O'Reilly, sexóloga de Astroglide. "Cuanto más cómoda estés con tus propias reacciones, mejor te comunicarás con tu pareja", dice.

Si no te apetece masturbarte delante del espejo aún, tranquila: "Prueba a empezar a oscuras o coloca el espejo de modo que te veas solo parcialmente".

Monta a horcajadas una almohada

Puedes aumentar la fricción y, en consecuencia, las sensaciones. "Frótate contra la almohada o mueve las caderas hacia adelante mientras estimulas con la mano o el vibrador", dice ella.

Usa lubricante para masturbarte

¿Por qué no? Si bien entendemos que el lubricante es una ayuda para el sexo en pareja, también te beneficiarás de una mayor humedad, deslizamiento y, según el tipo de producto, un mejor flujo sanguíneo en tu masturbación. Si eres propensa a infecciones, la mejor opción es un lubricante suave a base de agua.

Prueba con el vibrador

Si no lo tienes ya, plantéate comprar un vibrador que ofrezca diferentes posibilidades, para experimentar con una variedad más amplia de sensaciones, posiciones y estimulaciones. "Si vas a hacerte con uno, búscalo con siete patrones y velocidades, que se pueda usar interna y externamente", dice Chávez. "Asegúrate de que todos los productos sean de silicona silicona de grado médico, para que no sean tóxicos y se limpien fácilmente", aconseja.

Juega con distintos tipos de presión y estimulación

Explora los diferentes puntos de placer: punto G, clítoris, labios... Y hazlo con diferentes grados de presión o estimulación. Por ejemplo, Cooper recomienda usar las yemas de los dedos e incluso telas en algunas zonas de nuestro cuerpo, como los pezones, el cuello y los labios.

Túmbate sobre tu estómago

O'Reilly recomienda la posición de la serpiente. Túmbate boca abajo y estimúlate. "También puedes intentar frotar y mover las caderas para descubrir qué ritmo funciona mejor con tu cuerpo", dice Cooper. Mientras estás boca abajo podrás ejercer más presión sobre el clítoris.

Haz movimientos científicamente probados

Cooper dirige a sus clientes a la plataforma OMGYes.com, creada en colaboración con investigadores de la Universidad de Indiana y el Instituto Kinsey. Podrás encontrar técnicas para el placer de la mujer derivadas de entrevistas y estudios a gran escala.

Aprovecha la ducha

Sí, como lo estás leyendo. Si la alcachofa de tu ducha se puede mover, dirigir el chorro de agua al clítoris puede ser muy excitante, tal y como aconseja Cooper. Prueba con diferentes cantidades de presión, empezando suave y terminando con una corriente más intensa.

Cambia de ambiente habitualmente

Somos criaturas de hábitos, así que si encuentras una técnica que nunca falla, probablemente llegues al orgasmo siempre que la lleves a cabo. Pero también deberías probar a darte un tiempo de descanso de tus juguetes favoritos. El uso del vibrador hiperestimula las terminaciones nerviosas del clítoris, lo que acelera el clímax. Pero si te acabas acostumbrando a él, te puede costar alcanzar los orgasmos por otros caminos o en pareja.

Prueba a usar los dedos. "No hace falta decir que también puedes tener experiencias sexuales sin llegar al clímax", dice Vitti.

Te puede interesar:

Coronavirus cuerpo Mujeres Estilo de vida #TodoSaldraBien🌈
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?