#TBT

Cindy Crawford, Richard Gere y su falta de 'feeling' que terminó en divorcio

La supermodelo y el actor fueron una de las parejas más populares de los años 90, pero la diferencia de edad y sus intereses opuestos hizo que lo suyo acabara por no funcionar.

Actualizado a

Richard Gere y Cindy Crawford

Actualizado a

En 1990 se estrenó a nivel mundial Pretty Woman, una de las películas más icónicas de la historia, como demuestra el hecho de que sea la que más veces se ha emitido por televisión en España. Richard Gere pasó a ser el nuevo galán de Hollywood después de protagonizar la cinta junto a Julia Roberts y su eterna sonrisa. De lo que poca gente se acuerda es de que, en aquella época, el actor norteamericano tenía en su vida a su Vivian particular -obviando la profesión de esta, por supuesto-, y era tan mediática o más que Julia Roberts: ni más ni menos que Cindy Crawford.

Efectivamente, Gere y Crawford fueron pareja. Es más, estuvieron casados. Sí, sí, fueron marido y mujer. ¿Lo sabías o es la típica cosa que te pilla lejos o, simplemente, has borrado de tu mente?

EL 'SÍ, QUIERO' EN LAS VEGAS DE RICHARD GERE Y CINDY CRAWFORD

Es cierto que las distancias con Hollywood y su crónica social a finales del siglo XX eran mucho más lejanas que en la actualidad, en la que todo impacta de una forma más global. Pese a ello, dada la repercusión de Pretty Woman y de que Cindy Crawford ya era una de las modelos más importantes del momento en plena edad dorada de su profesión, su romance se siguió más allá de Estados Unidos.

En el año 91, cuando se casaron, Richard Gere era el soltero de oro de Hollywood a sus 42 años, mientras que Cindy Crawford apenas era una joven de 25 años. No fue la edad un problema como para tantas otras parejas así de distantes entre sí, de manera que se dieron el 'sí, quiero' en Las Vegas, casi cuatro años después de conocerse, según la revista People, en el año 88, al coincidir en una barbacoa organizada por el fotógrafo Herb Ritts.

De todos los momentos públicos que nos dejó esta mediática relación, hay una inolvidable foto que inevitablemente vuelve a comprar un billete de ida a nuestra mente con destino a Pretty Woman: la aparición conjunta en la alfombra roja de los premios Oscar de 1991. Aquel día, la modelo lució un impresionante vestido rojo de Versace con un escote de vértigo que ha sido tan imitado que, ahora que los 90 están de regreso, podría firmar cualquier celebrity en una alfombra roja de relumbrón. Y es que aquel escote en uve hasta el ombligo lo hemos visto de manera reiterada en los últimos meses

Nada tiene que ver con el look de Julia Roberts cuando aparece en la planta baja del hotel donde se hospeda con Gere antes de acudir a la ópera, pero aquella noche le ocurrió al actor algo muy parecido a lo que ocurre en ese pasaje de la ficción, que se quedó sin palabras ante su exuberante belleza.

Richard Gere y Cindy Crawford
JIM SMEAL/GETTY IMAGES Richard Gere y Cindy Crawford.

¿DIVORCIO O ESTRATEGIA DE MARKETING?

La pareja se divorció en el año 1995 en medio de un clima turbio, enrarecido por los rumores infundados de la tendencia sexual de Gere -"Con todas las mujeres con las que ha estado ¿cuándo ha tenido tiempo para ser gay?", llegó a cuestionar en público la propia Crawford- y de que el matrimonio no era más que una operación de marketing. Nos suena de algo esto último, ¿verdad?

No sabemos si fueron los primeros en ser acusados de ello, pero desde luego no han sido los últimos. De hecho, poco después de su separación comenzó la relación del matrimonio Beckham, que siguen felizmente casados 20 años después pese a que no haya día de su vida en el que alguien, ya sea medio de comunicación u opinión pública, no les acuse, la mayoría de veces sin argumentos, de ser una especie de empresa familiar que se mantiene unida por el interés económico de la misma.

Fue ella, Cindy Crawford, la que tiempo después hizo un análisis de los motivos que les llevaron a fracasar como pareja. Además de achacarlo un poco al distinto momento personal que vivía cada uno, con la edad como argumento principal de ello, la top model le echó la culpa a la falta de feeling: "Creo que parte del problema de nuestra relación es que éramos muchas cosas pero no creo que fuésemos amigos. Y claro, con los años me he dado cuenta de que es difícil cambiar la naturaleza de una relación una vez estás de lleno en ella y ese fue nuestro fallo".

Richard Gere y Cindy Crawford con el Dalai Lama
Gtres Richard Gere y Cindy Crawford con el Dalai Lama.

En cualquier caso, mucho ha llovido de todo aquello; casi un cuarto de siglo. De hecho, ambos rehicieron sus vidas amorosas: Gere incluso se ha llegado a casar dos veces más, mientras que Crawford lo hizo una única vez, con Rande Gerber, con el que tiene dos hijos, siendo Kaia, la pequeña, la que ha heredado el estilo, el porte y la belleza de su madre, como demuestra en cada una de sus apariciones. Por ejemplo cuando a finales de verano, para celebrar su 18 cumpleaños, rindió homenaje a su madre con un look de Versace inspirado en uno mítico que llevó Crawford en los 90.

Kaia es consecuencia, indirecta eso sí, del fracaso de uno de los matrimonios más famosos de la crónica social norteamericana: el de su madre con el protagonista de Oficial y caballero.

Te puede interesar:

Famosos pareja Amor

Celebrities

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?