#TBT

Amaia Salamanca y Álvaro Benito, el amor de juventud en plena cresta de la ola

La actriz estuvo saliendo con el exfutbolista y cantante de 'Pignoise' cuando esta era una de las bandas más seguidas del país. Una relación de dos años que les convirtió en dos de los personajes más seguidos de nuestro país allá por el 2006.

Actualizado a

Amaia Salamanca y Álvaro Benito
Gtres

Actualizado a

Año 2006. Una serie de televisión de adolescentes llamada SMS tiene en su reparto, entre otros, a Mario Casas y Amaia Salamanca. Desconocidos hasta ese momento. Aquella ficción, salvando las distancias porque solo duró dos temporadas, se convirtió en la nueva Al salir de clase, una especie de cantera de la que salieron algunas de las estrellas actuales de nuestro cine. Al mismo tiempo, aunque iniciada algunos meses antes, en prime time,Los hombres de Paco arrasaba en la gran pantalla. Y hasta allí llegó el propio Casas directo desde SMS -Sin miedo a soñar, para los puristas-.

Pero curiosamente, él no es el protagonista de esta historia de amor vintage, sino Álvaro Benito, el cantante de Pignoise, grupo que saltó a la fama gracias a esta serie, donde tocaban en directo. Diez años mayor que ella, el exfutbolista fue el primer novio mediático de Amaia Salamanca, justo cuando ella se convirtió en la gran estrella de la televisión española por Sin tetas no hay paraíso. Ámaia Salamanca y Álvaro Benito, ya teníamos mono de una historia nuestra después de varias semanas cruzando el charco para recuperar relaciones amorosas del pasado entre dos famosos. ¡Vamos allá!

Álvaro Benito y Amaia Salamanca
Gtres Álvaro Benito y Amaia Salamanca.

DOS AÑOS DE AMOR EN EL MOMENTO ÁLGIDO DE LA FAMA

Por mucho que quisieran juntarle a toda costa con El Duque -Miguel Ángel Silvestre-, no solo en la serie, la madrileña había comenzado una relación estable antes de aceptar el proyecto de Sin tetas no hay paraíso, recién salida de SMS. Amaia era una joven de 22 años entonces, y Álvaro, en cambio, ya tenía dilatada carrera a sus espaldas, marcada por una lesión grave de rodilla que se produjo en el año 96 jugando con la Selección Española de fútbol sub 21. Adiós a su carrera deportiva, en la que apuntaba a estrella -era coetáneo e íntimo amigo de Raúl González Blanco, para que las futboleras le sitúen en el tiempo-.

De futbolista de élite, cuando la música, su otra gran pasión, empezó a dar sus frutos, pasó a convertirse en el líder de una banda que tuvo uno de esos momentos de éxito desatado. Fue gracias a la mencionada Los hombres de Paco, que fue un altavoz masivo para su tema Nada que perder -era la cabecera de la serie. Pero Pignoise consiguió aprovechar el tirón de la ficción para acabar llenando conciertos por todo el país. Todavía tocan en 2020, pero nada será para ellos como aquellos años de fama indiscutible.

Tal llegó a ser la fama de Pignoise entre los jóvenes que en los dos años que estuvieron juntos el cantante y la actriz, pese al boom mediático de ella por su papel de Cata en Sin tetas no hay paraíso, él podía aguantarle el duelo en cuanto a personaje conocido. Evidentemente, no se sostuvo en el tiempo, y aunque Álvaro hoy sigue teniendo cierto grado de popularidad gracias a su trabajo como analista de fútbol, no tiene nada que ver su impacto mediático con el de la evolución de la carrera de Amaia Salamanca.

A muchos millenials que entonces eran adolescentes les parecerá que estuvieron una vida juntos Salamanca y Benito por aquello de que su relación se produjo en un momento profesional excelente para ambos, pero en realidad solo compartieron sus respectivas vidas un par de años, hasta mediados del 2008 aproximadamente.

Los dos llegaron a compartir hogar e incluso les dio tiempo a dejar su huella juntos en una película que ha quedado como legado: Space Chimps, una cinta de animación en la que los dos trabajaron como actores de doblaje, otra muestra más de su fama en aquel momento. Precisamente al estreno de dicha película acudieron en pareja todavía, pero fue una de las últimas veces que les vimos juntos.

Amaia Salamanca y Álvaro Benito
Gtres Amaia Salamanca y Álvaro Benito.

Después de aquel verano de 2008, músico y actriz separaron sus caminos para siempre, quedándose Amaia Salamanca con todos los focos para ella, tanto en lo profesional como en lo personal, ya que después de Álvaro y antes de iniciar su relación con Rosauro Varo (con el que tiene tres hijos), estuvo saliendo con caras tan conocidas como Sergio Ramos y Mario Casas.

Sí, otra vez Mario Casas, presente en muchas de las historias de amor vintage contemporáneas que se desarrollen en España. Está metido en prácticamente todas... aunque sea de refilón.

Te puede interesar:

Famosos pareja Amor

Celebrities

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?