Realidad o leyenda

Cuando el sexo empieza por tu despensa y sabe a afrodisíaco

Estamos acostumbrados a pensar en diferentes alimentos y bebidas como elementos para calentar un buen momento de intimidad, pero ¿son realmente efectivos?

Actualizado a

cham

Cuando tienes una cita en la que pretendes dar el do de pecho y que tu pareja sienta un deseo sexual por ti estrordinario; acudes mentalmente a verdaderas leyendas de la sugestión sexual como lo sonuna botella de champan y unas fresas o un chocolate. Pero todo estos, al igual que el marisco, no está demostrado que sean afrodisiacos más allá de la propia imagen que creado en nuestra cultura.

“Si no hay objeto de deseo, dedicaremos el excedente de energía en cosas menos románticas”

La sugestión forma parte del imaginario sexual de nuestra especie. Así que encontrando la imagen necesaria, tenemos nuestro afrodisiaco perfecto. Aunque solo sea un efecto placebo. Lo que quiero decir es que son muchos los aspectos que intervienen en el apetito sexual.

Fundamentalmente, lo más importante y básicamente necesario, es la presencia o accesibilidad a un objeto de deseo. O que al menos sea alcanzable. El resto de factores no inciden directamente sobre el deseo o la capacidad sexual, sino sobre la desinhibición.

De andar por casa

La mayoría de estos factores desinhibidores los encontramos en nuestra propia casa en forma de afrodisiacos naturales. Raúl Padilla, nuestro experto en sexo y relaciones de pareja apunta en primeara instancia por "el vino: un afrodisiaco indispensable en toda cena apasionada que se precie. Algo que hemos heredado de la época de los romanos 'suficiente como para que acompañe pero no tanto como para que entorpezca', como ellos decían”.

Así nos asegura que sí que existen realmente alimentos que tienen una función afrodisiaca. Una serie de alimentos cuyas propiedades pueden servir para incentivar las ganas de tener sexo o para ayudar en ciertos problemas de índole sexual como la disfunción eréctil.

Estos alimentos pueden actuar sobre nuestra vista o los sentidos recordándonos aquello que nos espera al final de la cita, o bien pueden tener efectos directos sobre la activación de nuestro sistema nervioso sin más. Así que, como dice Padilla: “si no hay objeto de deseo, dedicaremos el excedente de energía en cosas menos románticas”.

frson

De fruterías y herbolarios
 

La mayoría de estos alimentos afrodisiacos son de muy fácil acceso. El ajo, el cardamomo, el jengibre, el ginseng... todos son productos que se encuentran en nuestra tienda, frutería o herbolario.

“Podemos usarlos a diario, pero corremos el riesgo de habituarnos a ellos y que llegue un momento en el que no nos hagan efecto. Entonces o bien subimos la dosis o buscamos otro recetario del amor”, apunta Padilla.

Entre los alimentos de los que hablamos os dejamos 4 claros ejemplos de accesibilidad:

1-4
CANELA(1). CANELA

1 / 4

CANELA

La canela es un afrodisiaco de los más conocidos. Su capacidad de subir la temperatura corporal hace que aumente el deseo. Y, ¿a quién no le gusta un poquito de canela?

ALBAHACA(1). ALBAHACA

2 / 4

ALBAHACA

La albahaca puede conseguir que aumente la frecuencia cardíaca y así mejorar el flujo sanguíneo, algo que podría contribuir al estímulo del deseo sexual. Además también se le conoce como la hierba de la felicidad porque su consumo estimula la producción de serotonina.

CHILES(1). CHILE

3 / 4

CHILE

Se dice que el picante en general es un gran afrodisíaco. Pero el chile contiene capsaicina que incrementa el flujo sanguíneo y calienta el cuerpo. Además del atractivo físico que puede generar: mejillas sonrosadas y labios rojos e inflamados. Así que no lo dudes: un poquito de cayena podría calentar al máximo una cita.

NUEZ MOSCADA(1). NUEZ MOSCADA

4 / 4

NUEZ MOSCADA

Esta especia ha pasado muy desapercibida como afrodisiaco en occidente. Sin embargo, en la cultura india se ha usado como estimulador de la libido. Es más, hay culturas africanas que se refieren a ella como la “viagra para mujeres”.  Además de su incrementación de la temperatura corporal, endulza tu boca. Y no hay nada más rico que un beso dulce.

Productos afrodisiacos preparados

Existen productos que se venden como afrodisiacos desde el principio de los tiempos, suelen ser psicoactivos que activan el sistema nervioso y que provocan euforia. Basta con buscar la palabra afrodisiaco en la red y surgen como setas desde supuestas empresas farmacéuticas de prestigio.

Se tratan de fármacos y hormonas que se venden en botes y que puedes encontrar fácilmente. Pero yo te invito a que tires de productos naturales y que aprendas a sacar lo mejor de lo que tenemos a mano.

Te puede interesar:

pareja Alimentación
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?