psico

10 señales de que estás en una relación de pareja tóxica

Si las peleas, faltas de respeto, mentiras y reproches en tu relación de pareja son habituales, puede que estés viviendo una relación de pareja tóxica. Aprende a diferenciar las 10 señales de alerta.

Actualizado a

Señales de una relación tóxica
Seth Doyle para Unsplash

APÚNTATE AQUÍ A NUESTRA NEWSLETTER PARA RECIBIR LAS ÚLTIMAS NOVEDADES DE INSTYLE

Si tu relación de pareja ha sido tensa durante demasiado tiempo y parece que las peleas entre vosotros son el pan nuestro de cada día, os habéis faltado el respeto en varias ocasiones o te han engañado y mentido, muy probablemente estés viviendo dentro de una relación de pareja tóxica. También puede que aún así, sientas que ames a tu pareja y –aunque pases más tiempo llorando que feliz– quieres seguir intentándolo. ¡STOP.! Si bien todas las relaciones tienen sus altibajos debes saber distinguir entre una relación sana de una tóxica.

A pesar de que es posible aprender de los altibajos de una relación, hay algunos comportamientos que deberían considerarse una línea roja en cualquier relación: comportamientos tan graves que impiden que una pareja pueda desarrollar una relación cercana y segura. Aprende a reconocerlos.

¿Qué es una relación de pareja tóxica?

No existe una definición oficial de relación tóxica, sin embargo, podemos decir que cualquier relación que te haga sentirte mal contigo misma y tiene más momentos malos que bueno, puede ser considerada tóxica. Además, si tus comportamientos están guiados por el miedo y no puedes comunicarte sin gritar o sientes que debes esconder a tu pareja parte de tu vida o emociones para que no se enfade contigo, no hay duda de que estás viviendo una relación tóxica. Conoce las 10 señales de que estás en una relación tóxica.

1. Falta implicación emocional

No estar implicado emocionalmente es común durante los primeros meses en una relación, pero si la actitud continua a lo largo del tiempo, puede derivar en un comportamiento tóxico. No puedes tener una relación comprometida con alguien que no puede dar, amar y estar presente, o que constantemente te aleja, ni debes conformarte con alguien que no satisface tus necesidades emocionales.

2. Adicciones y comportamientos compulsivos

Dondequiera que haya adicción, la intimidad emocional no tiene cabida. Este tipo de comportamiento pondrá un muro entre ti y tu pareja. Permitir la adicción y otros comportamientos compulsivos en la pareja hará que se establezca entre ambos el resentimiento y será el inicio de una relación tóxica.

3. Tiene secretos o no quiere hablar de su vida

Aunque no es necesario contarle todo a tu pareja y es normal tener ciertos temas de los que prefieres no hablar con tu pareja, esto no significa que ocultar parte de tu vida esté bien. Sobre todo cuando se trata de cuestiones importantes para los dos o cuando la mentira se convierte en la norma.

4. Inmadurez emocional

Si tu pareja no es capaz de controlar su carácter o debes enseñarle qué significan valores como la integridad, la bondad, la compasión o la sinceridad, huye.

5. Falta de empatía

Cuando tienes una pareja que solo ve sus problemas, no te pregunta sobre tu vida y tus metas y siempre habla de sí misma, tienes un problema. Este tipo de narcisismo dificultará la conexión entre vosotros y es poco probable que la persona pueda mostrar empatía, que es un ingrediente crucial para una relación saludable.

6. Le has pillado en varias mentiras

La mentira compulsiva es otro signo de una relación tóxica. Si su pareja intenta encubrir su comportamiento con engaños continuos y le has pillado en varias mentiras, estás viviendo una relación tóxica. En pocas palabras: si no puedes confiar en tu pareja tu relación está condenada al fracaso.

7. Echa la culpa de todo a los demás

Si tienes una pareja que está constantemente a la defensiva y culpa a otros por los problemas en su vida, tienes una pareja tóxica. Esto también se traduce a que en la relación siempre culpará a otros de que las cosas vayan mal y no reflexionará sobre su comportamiento. Si alguien siempre está señalando con el dedo a terceras personas, es imposible tener una relación sana.

8. No le gustan tus amigos

Le molesta que salgas con tus amigos o hagas planes por tu cuenta. Por lo general, a los abusadores les gusta aislar a sus víctimas porque no quieren que su pareja tenga amigos, familiares o un sistema de apoyo de personas que se preocupan por ellos. Si esto te suena, deberías considerarlo como una gran de alerta y señal de una relación tóxica.

9. No hay curva de aprendizaje

Todas las parejas cometen errores en su relación, la clave es poder aprender y mejorar. Pero si tienes un compañero que comete el mismo error una y otra vez y no cambia su comportamiento, tienes un problema.

10. Detectas algún tipo de abuso

Cualquier abuso, ya sea físico, emocional o sexual, es totalmente inaceptable en una relación. Si tu pareja te ha pegado una vez, siempre existe la posibilidad de que lo vuelva a hacer. Si alguna vez te has sentido en peligro estando con tu pareja, no des segundas oportunidades y ponte a salvo.

Qué hacer si estás en una relación tóxica

Grábate esto a fuego en la mente: no todas las relaciones están destinadas a durar. Puede que puedas dar segundas oportunidades o acudir a una terapia de pareja que os ayude a remontar la situación, pero si estás viviendo alguna de las situaciones enumeradas anteriormente, piensa si vale o no la pena salvar esa relación o estarás mejor sola.

Nuestro consejo es que no te quedes con nadie solo porque es "lo que debes hacer" o porque pienses que nadie más va a querer estar contigo. Te mereces algo mejor, una relación que te haga sentir bien, querida y respetada. Con nuestra actitud, enseñamos a las personas cómo tratarnos y cuando permanecemos en una relación tóxica estamos aceptando que está bien que alguien nos trate de esa manera. Esto hiere nuestra propia autoestima, lo que hace que pensemos que nos merecemos que nos traten mal. Como ves, un círculo vicioso del que es complicado escapar. Pero si te has dado cuenta de que estás viviendo una relación tóxica lo mejor es que huyas y elimines todo contacto con esa persona, al menos durante unos meses. Quizá en el futuro podáis tener una charla, pero ahora debes centrar toda la atención en la persona más importante de tu vida: tú.

Te puede interesar:

pareja consejos Psicología mente
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?