PAREJA ESTRELLA

Para Ryan Gosling sigue sin haber nadie como Rachel McAdams

Se enamoraron durante el rodaje de 'El diario de Noah' y el actor sigue creyendo que la actriz es la mujer más especial que ha conocido.

Actualizado a

Ryan Gosling y Rachel McAdams
JEFF KRAVITZ/GETTY IMAGES

Actualizado a

El beso de Richard Gere y Julia Roberts tras subir por la escalera de incendios y pronunciar el final de cuento más romántico de la historia del cine -"Ella le rescató a él"- en Pretty Woman, la pasión de George Peppard y Audrey Hepburn bajo la lluvia en Desayuno con diamantes o el inolvidable beso de Kirsten Dunst al Spiderman de Tobey Maguire bajándole la máscara mientras este cuelga boca abajo.

3 besazos que pasaron a la historia del cine en distintas épocas y contextos cinematográficos, como otros muchos que te vendrán a la mente seguro, como por ejemplo ese que les llevó a ganar el MTV Movie Award del año 2005 al ‘Mejor beso de película’ a Ryan Gosling y Rachel McAdams por El diario de Noah, esa película que no deja indiferente a nadie: los hay a quiénes les parece un algodón de azúcar y otras, que son mayoría, que se saben los guiones de memoria.

Desde luego, aquella cinta fue mucho más que una historia de amor en la ficción, sino que tuvo muchas consecuencias, y no nos referimos a ese premio de la MTV que sirvió para que los dos actores canadienses repitieran escena de pasión para el fervor de todos los que asistieron a la gala.

Rachel McAdams y Ryan Gosling besándose
GettyImages

SU HISTORIA DE AMOR MÁS ALLÁ DEL DIARIO DE NOAH

Por encima de todo, la película supuso el reconocimiento para los dos protagonistas, cuyas carreras se dispararon desde aquel momento, hasta convertirse en dos de las grandes de la industria de Hollywood en los últimos 15 años. Pero además, como tantas otras veces ha ocurrido en la historia de las producciones audiovisuales -que se lo pregunten a Mario Casas y Blanca Suárez, por ejemplo-, McAdams y Gosling pasaron a compartir en su vida real algo más que su lugar de nacimiento (London, Canadá), ya que se enamoraron, convirtiéndose en la pareja del momento, sobre todo por el tirón que tenían entre el público gracias a la película.

Lo curioso de esta historia vista con perspectiva, años después de que llegara a su fin, es que sus orígenes no fueron precisamente como la los personajes de la peli, Ally y Noah, que se volvieron locos el uno por el otro perdidamente desde que se vieron por primera vez.

Según confesó hace un lustro en VH1 Nick Cassavetes, el director de la ficción, todo fue mucho más ‘humano’, hasta el punto de que incluso "no se llevaban bien en el set". Cassavetes se sinceró con un ejemplo en concreto: "Ryan vino a mí y me dijo: 'Nick, ven aquí'. Estaba haciendo una escena con Rachel y me dijo: '¿La sacarías de aquí y traerías a otra actriz para que la lea conmigo fuera de cámara?' Dije ‘¿qué?' Y me respondió: 'No puedo. No puedo hacerlo con ella'. No se sabe muy bien por qué, de repente la química fluyó y no solo se transmitió al público a través de la gran pantalla, sino que entre ellos surgió una relación de pareja que duró casi 4 años, hasta 2007.

Ryan Gosling y Rachel McAdams en un evento publicitario
JON KOPALOFF/GETTY IMAGES

La noticia fue una bomba, sobre todo por cómo explotó, con unas declaraciones sorprendentes del actor de Drive mientras hacía promoción de la película Crimen Perfecto, en la que compartió reparto con Anthony Hopkins. Gosling respondió de forma escueta a la pregunta de la prensa sobre si seguía saliendo con la protagonista de la oscarizada Spotlight, pero las 4 palabras que utilizó desataron un tsunami: ‘Ni idea. Sin comentarios’, dijo el dos veces nominado al Oscar al mejor actor por Half Nelson (2006) y por la inolvidable La La Land (2016).

El amor entre ellos se acabó pero no el respeto ni la admiración mutua, sobre todo de él hacia ella, como ha demostrado en cada una de las oportunidades en las que se ha referido en público sobre su expareja. Por ejemplo, poco después de romper, confesó en GQ que El diario de Noah le había presentado “a uno de los grandes amores de mi vida”, enfatizando además sobre la comparativa entre las dos historias de amor que vivieron, la real y la ficticia: "La gente nos hace un favor a Rachel y a mí asumiendo que somos como las personas en esa película. Rachel y mi historia de amor son mucho más románticas que eso", sentenció al respecto.

"NUNCA HE CONOCIDO A NADIE QUE PUEDA SUPERAR A RACHEL"

Fue unos años después, con todo lo relacionado con la ruptura mucho menos caliente, en el 2011, justo poco después de que las cámaras le pillaran besándose con Eva Mendes, cuando hizo su declaración más cariñosa en referencia a Rachel McAdams. Entonces, Gosling le dijo al diario ‘The Times’ que no había conocido a nadie que pudiera superarla, ni a ella ni a Sandra Bullock, otra de sus ex. “Cuando ambas personas están en el mundo del espectáculo, es demasiado ‘showbusiness’. Se lleva toda la luz, de manera que nada más pueda crecer”, confesó también al mismo periódico sobre el fracaso de ambas relaciones.

No tenemos más remedio que hacer un inciso en la narrativa de la historia porque, por un lado, es necesario apuntar el ‘ligerísimo’ detalle de que su actual esposa y madre de sus dos hijas, Eva Mendes, es también actriz; y por otro lado, el matiz de que a lo mejor no es tan cariñosa la declaración que hizo al Times si tenemos en cuenta que metió a dos novias en el mismo saco a la vez. No queremos ser malas con Ryan, pero ¿qué le hubiera costado echarles flores por separado?

Ryan Gosling y Rachel McAdams cuando eran pareja
JON KOPALOFF/GETTY IMAGES

En fin, no le daremos mucha caña a Gosling porque aquello no pareció dolerle a Rachel McAdams, que incluso en el año 2016 le dijo a Yahoo que estaría encantada con volver a trabajar con el actor canadiense, un guante que Hollywood, incomprensiblemente, todavía no ha recogido, o bien lo ha hecho pero no se han dado las circunstancias para que esto vuelva a suceder.

De momento, a la espera de que algún día nos den un segundo plato la película que les enamoró, seguiremos llorando hasta atragantarnos con las palomitas cada vez que haciendo zapping nos damos cuenta de que están poniendo en algún canal El diario de Noah. Y mientras eso sucede, los dos artistas canadienses siguen sus exitosas vidas profesionales y personales, ya que también McAdams ha sido madre el año pasado por primera vez junto al guionista Jamie Linden, lo que no la impide estar en uno de los mejores momentos de su carrera, que desde la nominación al Oscar por su actuación en Spotlight allá por el año 2015 no ha parado de crecer en calidad y cantidad.

Te puede interesar:

pareja
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?