Royal life

Meghan Markle y el príncipe Harry montaban fiestones en casa antes de ser padres

Un vecino de Kensington Palace ha asegurado que todo está mucho más aburrido desde que los duques de Sussex se mudaron.

Actualizado a

Meghan Markle Principe Harry portada

El periódico británico The Sun ha sorprendido publicando una noticia sobre los usos y costumbres de los duques de Sussex antes de que llegara al mundo su pequeño Archie. Resulta que eran unos juerguistas. Sí, básicamente les gustaban las veladas nocturnas.

Hablamos en pasado porque no creemos que lo sigan siendo; al menos no en este momento vital que viven (si eres madre o padre lo entenderás sin darte más explicaciones).

Lo cierto es que sí llama la atención la información sobre las supuestas fiestas que organizaban en su anterior residencia Meghan Markle y el príncipe Harry. Pero una vez reflexionas sobre ello, te das cuenta de que, al fin y al cabo, simplemente son una joven pareja, tan terrenal como el resto del planeta.

EL VECINO DE MEGHAN MARKLE Y EL PRÍNCIPE HARRY HABLA DE SUS JUERGAS

En este caso, el diario cita directamente a la fuente que ha confesado las correrías nocturnas del príncipe y su esposa. Y no es cualquier fuente: se trata de Jean-Pierre Jouyet, el embajador francés en el Reino Unido, cuya residencia está situada junto a los jardines del palacio de Kensington, justo enfrente de Nottingham Cottage, la vivienda ubicada dentro del palacio real en la que convivían los duques de Sussex antes de mudarse a Windsor.

"Esto -en referencia a su vivienda y alrededores- está tan tranquilo ahora que Harry y Meghan se han ido. Solían tener fiestas que duraban toda la noche, con amigos y familiares que iban y venían", habría dicho Jouyet durante una party celebrada hace unos días, siempre según lo publicado por The Sun.

Meghan Markle Principe Harry
Todas las imágenes son de Getty Images

Parece que el embajador es un vecino atípico, de esos que escasean, con el que todos hemos soñado alguna vez, sobre todo cuando éramos jóvenes. No es que no se queje de las fiestas, ¡es que las echa de menos! "Ahora todo lo que vemos y oímos es el aterrizaje de los helicópteros. Es aburrido ahora", ha dicho Jouyet.

Lástima que no tengamos detalles de dichas reuniones. El embajador nos ha despertado la ‘vena cotilla’ y ahora queremos saberlo todo sobre ellas: quiénes iban, qué tipo de fiestas eran, si eran las clásicas reuniones familiares alrededor de una mesa de picoteo y copas después de cenar o si la cosa se iba un poco de madre, algo que teniendo en cuenta el historial del Harry adolescente tendría cierta lógica -¿a quién no le gusta echar de vez en cuando una canita al aire por los viejos tiempos?-, qué familiares asistían, etc.

Lo bueno de no saber los detalles es que puedes fantasear tanto como quieras. Total, a buen seguro Meghan y Harry lo hacen habitualmente recordándolas ahora que no pueden organizarlas porque están muy ocupados intentando dormir una noche del tirón. Aunque a nosotras el que nos preocupa de verdad es el pobre embajador, que se ha quedado sin el mayor aliciente de su barrio. Y eso que él no estaba invitado…

Te puede interesar:

Celebrities

Celebrities

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?