Futura mamá

¿Qué es la hipnosis para el parto y por qué Meghan Markle la apoya?

El embarazo de Meghan Markle está dando mucho que hablar desde que supimos la buena noticia... Ahora está apostando por la hipnosis para el parto. ¿Tú la has probado?

Actualizado a

meghan markle

Actualizado a

La duquesa de Sussex parece tener todo bajo control para disfrutar del nacimiento más perfecto de la historia.

Según fuentes cercanas a Palacio, Meghan Markle ha contratado a un equipo de expertos en partos, que incluye a una doula y a un experto en acupuntura. La doula es la persona que apoya a las mujeres emocionalmente durante el embarazo, el parto y el postparto sin medidas clínicas. Pero según la revista Vanity Fair, hay un extra muy peculiar y nada común en otras embarazadas.

El plan de parto de Meghan Markle

En consonancia con sus principios, Meghan Markle podría estar planteándose un parto por hipnosis, el cual implica ejercicios de relajación profundos para evitar el dolor lo máximo posible y hacer del alumbramiento una experiencia placentera y relajada.

"Meghan quiere un parto natural por todos los medios. Su madre también apoya mucho lo holístico y lo natural, y la ha educado en actividades como el yoga y el mindfulness. De ahí que el plan de Meghan gire en torno a este tipo de ideas", cuenta una fuente a la revista.

Si esta información es verídica, Meghan podría ser la primera royal en siglos en contratar a una doula para su parto. Una posible candidata para ello es Lauren Mishcon, aunque esta profesional ha negado cualquier posible relación con la familia real. Ella podría ser la persona que ha enseñado a Meghan al proceso del parto hipnótico, que incluye ejercicios para calmarse, un ambiente relajado para la madre y también para el bebé.

Georgia Kal, la autora del libro Well + Good, describe el proceso hipnótico como silencioso, calmado y que permite dar a luz al bebé de una forma casi placentera. Lo describe también casi como una experiencia eufórica, que conecta a la madre con el bebe y con su cuerpo.

"Me sentí súper conectada con mi cuerpo. No sé si fui hipnotizada o qué pasó, pero pasé de 5 cm a estar completamente dilatada sin necesidad de empujar", cuenta Georgia. "Mi cuerpo fue el único encargado de empujar al bebé hacia fuera, yo ni siquiera necesité intentarlo".

Con tanto apoyo, parece que el futuro bebé de la realeza podría llegar al mundo sin dolor ni esfuerzo. Y, conociendo a Meghan, sus fans querrán saber exactamente el minuto y resultado cuando llegue el momento. Hipnotizada o no.

Te puede interesar:

Famosos Famosas embarazadas

Celebrities

Loading...