Polémica

Meghan Markle sufre su primera crisis... con el servicio

Meghan Markle se está tomando tan en serio su papel como duquesa de Sussex que su entusiasmo y su fuerte carácter están incomodando al personal de palacio. Tanto que su asistente personal ha decidido renunciar a su puesto.

Actualizado el

Meghan Markle se queda sin asistente

Ya han pasado seis meses desde que Meghan Markle se unió de forma oficial la familia real, tras su boda con el príncipe Harry. Y parece ser que el carácter de la duquesa de Sussex está creando cierta agitación en el Palacio de Kensington, la residencia en la que se alojan varios royal británicos.

En estos meses, Meghan ya ha conseguido modernizar la monarquía gracias a su armario (el esmoquin es una de sus prendas favoritas, y en Australia nos enseñó su vestido más sexy) y rompiendo las normas de etiqueta (recordemos la controversia que creó cuando cerró ella misma la puerta del coche en que viajaba). Pero, además de romper las reglas de vestir con mucho estilo, la duquesa de Sussex está llenando de energía nueva el palacio con su firme ética de trabajo.

La primera crisis de Meghan Markle

Y, aunque en cualquier otro trabajo esa determinación se valoraría muy positivamente, el entusiasmo de Meghan está incomodando al personal de la Casa Real, según afirma el diario Daily Mail. "El personal de palacio nunca ha vivido algo parecido a la formidable ética de trabajo de Meghan, que solo se puede comparar a la incesante lluvia de opiniones sobre cómo debería ejercer su papel", afirman en la publicación.

Meghan Markle
SAMIR HUSSEIN

Según Daily Mail, la duquesa de Sussex empieza su jornada a las 5 de la mañana y, a lo largo del día, envía a los asistentes de palacio entre seis o siete mensajes con nuevas ideas y propuestas. Aunque el personal sabe que su entusiasmo es bien intencionado, su "energía de la costa Oeste [nació en California] no encaja muy bien con los valores más conservadores de algunos de los miembros del personal de palacio".

Esta nueva declaración llega una semana después de que se anunciara que la asistente personal de Meghan había renunciado a su puesto, algo que se recibió como un shock. "Jugó un papel fundamental en la boda real y todos en la Casa Real la echaremos de menos", comentó sobre ella uno de los informadores.

Pero este no es un hecho aislado. Desde la llegada de Meghan otros asistentes han abandonado palacio, entre ellos la secretaria de comunicaciones Katrina McKeever, que dimitió en septiembre.

Teniendo en cuenta que Meghan y la reina Isabel, que es la encargada de hacer cumplir el protocolo y las tradiciones de palacio, son prácticamente best friends, esta declaración ha sido recibida como un jarro de agua fría.

Te puede interesar:

Celebrities

Celebrities

Loading...