Normas de Palacio

Meghan Markle cede ante la última imposición de la Casa Real

La Duquesa de Sussex está teniendo más problemas de los que pensaba para hacer realidad sus planes en la Casa Real. Y su última renuncia seguramente le ha dolido más que ninguna.

Actualizado a

Meghan Markle

Actualizado a

Tras su boda con el Príncipe Harry, Meghan Markle llegó a la Casa Real como un torbellino que prometía revolucionarlo todo.

Además de ser el miembro de la realeza que más veces se ha saltado el protocolo (recordemos el vestido que llevó en su viaje a Australia con una abertura en la falda más alta de lo que se suele esperar en la realeza), ha dado mucho de qué hablar por sus problemas con el servicio (ha perdido varias veces a su asistente personal y su guardaespaldas presentó la dimisión) y ha desafiando a la reina abriéndose una cuenta de Instagram con su marido.

Pero, al final, la Duquesa de Sussex se está teniendo que adaptar a las exigencias del palacio y del protocolo real, especialmente después de recibir el primer 'no' de la reina.

prince harry meghan markle

Y sus planes para el parto y el cuidado de su bebé tampoco están saliendo como pensaba. Meghan Markle quería tener un parto natural en casa, evitar la clásica presentación de su bebé a los medios y encargarse personalmente junto con su marido y la ayuda de su madre, Doria Ragland, del cuidado de su hijo. Pero, al final, la Duquesa de Sussex no pudo dar a luz en casa por prescripción médica y las fotos de la presentación oficial de Archie Harrison Mountbatten-Windsor no se hicieron esperar. Y la última renuncia de la Duquesa se ha confirmado con el regreso de su madre a Los Ángeles: Meghan Markle tendrá que contratar una niñera.

MEGHAN MARKLE NO PODRÁ CRIAR A ARCHIE COMO QUERÍA

Doria Ragland se trasladó a Londres poco antes del nacimiento del bebé Sussex para estar con su hija antes del parto y ayudar a los Duques de Sussex a cuidar del bebé. Incluso se rumoreó que le iban a preparar una habitación especial. Sin embargo, su regreso a California confirma lo que muchos sospechaban: Meghan y Harry van a tener que contratar una niñera, como es tradición, quieran o no.

Y, aunque aún no se han decidido, lo que tenemos claro es que la candidata (o candidato) llegará de Norland College, el colegio que esconde la historia secreta (secretísima) de las niñeras de la Casa Real británica. Además, Meghan Markle lleva planeando mucho tiempo su vuelta al trabajo así que no creemos que tarden mucho en decidirse.

En cualquier caso, Meghan no es de las que se conforman y, aunque las normas de la Casa Real se acaben imponiendo, ella encuentra la manera de defender sus ideales. Lo hizo con el mensaje feminista que lanzó en la presentación de su hijo, cuando derribó uno de los grandes mitos del post-parto, y estamos seguras de que seguirá haciéndolo.

Además, ella y el Príncipe Harry ya están buscando una casa en Los Ángeles para poder escapar de las normas de Palacio de vez en cuando y que su madre pueda disfrutar del bebe. ¿Se opondrá también la Casa Real a esto?

Te puede interesar:

Celebrities Famosos Bebés

Celebrities

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?