Love in celeb

Meg Ryan cuenta toda la verdad sobre su matrimonio con Dennis Quaid

Ocho años después de su sonado divorcio, la actriz ha confesado que el actor le fue infiel en varias ocasiones

Actualizado a

Dennis Quaid y Meg Ryan
RON GALELLA, LTD./GETTY IMAGES

Actualizado a

Aunque, si eres joven, te pueda parecer que no existen parejas tan mediáticas como los Beckham, Jay Z y Beyoncé o Shakira y Gerard Piqué, en los años 90 la cosa estaba que ardía, especialmente entre los actores de Hollywood. Es probable que no te acuerdes, pero en aquellos tiempos fueron pareja, por ejemplo, Dennis Quaid y Meg Ryan, que pese a no sonar demasiado en los tiempos que corren, fueron una pareja tan famosa en los 90 que todavía hoy en día hay gente que se acuerda de su historia de amor y, sobre todo, de cómo rompieron.

Los actores, que combinan cinco nominaciones al Globo de Oro entre ambos, se conocieron en el rodaje de la película Innerspace, allá por el año 1987, si bien no empezaron a salir hasta el año siguiente. Apenas 3 más tarde, en 1991, ambos se casaron y tuvieron su primer hijo, Jack, en el año 1992, al que hoy puedes seguir en Instagram como el adulto de cerca de la treintena -se dice pronto- que ya es. De hecho, también es actor y te sonará porque interpretó a Marvel, el tributo del distrito 1 en Los juegos del hambre, la película que lanzó al estrellato a Jennifer Lawrence.

HEY! Merry Christmas, ya damn hooligans!

Una publicación compartida de Jack Quaid (@jack_quaid) el

Durante el primer lustro de la década fueron una pareja comparable mediáticamente a las actuales, excepto por el ‘pequeño’ detalle de que por entonces no existían las redes sociales ni la información volaba a tanta velocidad. Durante ese tiempo fueron asiduos a las alfombras rojas como estrellas que eran.

Es probable que los amantes de la moda recuerden la rompedora imagen de Ryan con un traje de corte masculino en la premiére de la película DragonHeart en el año 1996, un estilismo atrevido que está muy de actualidad, como han demostrado celebrities como Lady Gaga o Kendall Jenner en los últimos tiempos. Pero de repente, con el final de los mágicos 90 en los que todo les iba de cara, todo cambió. El nuevo milenio no les sentó bien como pareja y definitivamente se divorciaron en el año 2001.

LA INFIDELIDAD DE DENNIS QUAID A MEG RYAN

Pasaron los años y nunca nadie supo realmente si hubo algún motivo de peso en aquella ruptura (algunas voces lo vincularon a los problemas con las drogas de Quaid), que terminó poco después con Meg Ryan olvidando a su ex marido con una nueva relación mediática, en este caso con Russell Crowe, el actor del momento tras el exitazo de Gladiator -Oscar a la mejor película-, estrenada en el año 2000, con el que coincidió en el rodaje de Prueba de vida. La nueva relación sorprendió tanto a la opinión pública, sobre todo el poco tiempo transcurrido entre el comienzo de esta y el final de su matrimonio, que los rumores acerca de que ‘Máximo Décimo Mericio’ fue el detonante de la ruptura se hicieron virales, hasta el punto de que la que fuera actriz del momento y una de las hijas predilectas del pueblo americano tuvo que hacer frente a duros comentarios en la prensa que se trasladaron a la calle.

"Russell no rompió el matrimonio. El público y la prensa sintonizaron mucho después. Las razones por las que rompimos no tienen nada que ver con otra persona", aclaró sobre las circunstancias que rodearon a aquel desagradable momento personal.

Pese a que sentirse tratada injustamente, la protagonista de la inolvidable comedia romántica Cuando Harry conoció a Sally se mantuvo serena y elegante al guardar silencio sobre los motivos que, según ella, provocaron realmente su ruptura con Quaid, algo que finalmente confesó en una conversación con la edición norteamericana de InStyle a finales del año pasado. Ryan abrió el baúl de los recuerdos de su corazón en dicha entrevista y sacó todo lo que tenía guardado sobre lo que ocurrió con Quaid. “Dennis no me fue fiel durante mucho tiempo, y eso fue muy doloroso”, reveló, añadiendo que encima descubrió “más sobre eso una vez que me divorcié ”.

LA RESPUESTA DE DENIS QUAID

Por supuesto, estas duras afirmaciones no cayeron en saco roto y Dennis Quaid respondió en público a través del diario The New York Daily News. "Hace ocho años, y me parece increíble que Meg continúe repitiendo y volviendo a escribir la historia de nuestra relación", sentenció en unas declaraciones en un tono evidente de enfado pero en las que no hay una sola negación de haber sido infiel a su exmujer, a la que además atacó recurriendo a la figura de su hijo: "Me parece lamentable que nuestro hijo, Jack, tenga que recordar de manera pública la confusión y el dolor que cada niño siente en un divorcio".

Podemos tener cada uno nuestra opinión acerca de si Meg Ryan ha hecho bien en sacar la basura tantos años después, pero lo que parece obvio leyendo la respuesta del actor es que el cubo estaba lleno hasta los topes… De hecho, la propia Meg Ryan, volviendo a la entrevista que concedió en diciembre a InStyle, reconoció también que se quedó muy tocada con lo que pasó, hasta el punto de culparse incluso a sí misma de que lo suyo con Russell Crowe no llegara a buen puerto: “Definitivamente estuvo allí al final, pero no fue su culpa. Yo era un desastre, lo estropeé. No podía estar en otra relación larga, no era el momento para eso. Así que salí".

La realidad es que tampoco a Dennis Quaid le fue mucho mejor tras los 9 años en los que estuvo casado con Meg Ryan. En lo profesional, ya en la parte final del matrimonio, con el cambio de década, su carrera entró en una cuesta abajo muy empinada que ya nunca pudo volver a escalar, a diferencia de la carrera de su exmujer, que todavía a finales de los 90 era una de las actrices de primera fila, especialmente gracias al éxito de Tienes un email, otra comedia romántica que acaba de cumplir 20 años desde su estreno. Pero tampoco en lo personal la evolución fue mucho mejor, porque aunque se casó de nuevo -con Kimberly Buffington, con la que tiene dos hijos, Zoe y Thomas- en el año 2004, la historia se ha repetido porque se separó en 2018 tras divorciarse dos años antes.

Casualidades de la vida, que a veces es pura ironía, Ryan se casó de nuevo justo el mismo año del divorcio de Quaid. Lo hizo con el cantante John Mellencamp, con el que llevaba varios años de relación. La carrera de la ‘novia de América’, que tiene una segunda hija, adoptada, de nombre Daisy, se ha alejado mucho de los focos en los últimos 15 años, pero ha seguido ligada a la industria hasta el punto de dirigir a su propio hijo en la película Ithaca, su ópera prima como directora.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?