Body shame

Jessica Alba dejó de comer con 20 años para evitar atraer a los hombres

La actriz ha confesado todos los problemas que ha tenido con su cuerpo desde que empezó a trabajar en Hollywood, que le llevaron incluso a dejar de comer.

Actualizado a

Jessica Alba

Actualizado a

Jessica Alba se ha sincerado sobre los problemas a los que se tiene que enfrentar una actriz joven en Hollywood. Y es exactamente lo mismo que contaron Sophie Turner y su obsesión con las calorías o Lisa Kudrow, que se sentía gorda al lado de sus compañeras de Friends.

En su visita al Goop Summit anual que organiza Gwyneth Paltrow, ha confesado que, cuando tenía poco más de 20 años y estaba intentando crearse una carrera en la industria, era demasiado consciente de sus curvas. "Se suponía que tenía que sentirme mal o avergonzada por ser una tentación para los hombres", contó la actriz según la revista People. "Después, cuando empecé a trabajar como actriz, dejé de comer. Quería tener un cuerpo más masculino para no llamar tanto la atención. Tuve una fase de marimacho".

Nicole Kidman también habló sobre este problema cuando confesó que estar casada con Tom Cruise la protegió del acoso sexual.

Jessica Alba
PHILLIP FARAONE

"En Hollywood, eres una presa", añadió Jessica Alba. "Ven a una chica joven y solo quieren tocarte o hablarte de forma inapropiada, y creen que tienen derecho a ser agresivos contigo de la forma que les parezca". Y eso es justamente lo que están intentando erradicar todas las actrices de Hollywood que luchan por la igualdad.

Jessica Alba no solo trató de controlar su apariencia física, sino también su forma de pensar. "Me creé esa actitud de 'no te metas conmigo', como un escudo", explicó la actriz. "Tuve que crearme la fachada de mujer dura".

LOS PROBLEMAS DE JESSICA ALBA CON SU CUERPO

Sin embargo, Jessica Alba era muy consciente de su cuerpo mucho antes de trabajar como actriz. Sus padres eran católicos conservadores y les preocupaba que atrajera la atención de hombres mayores. "Mi madre solía decir, 'tienes tu cuerpo y es muy femenino y la gente no entiende que tienes solo 12 años'", explicó.

"No podía enseñar las nalgas pero tenía un culo bastante grande y era algo complicado. Así que no podía llevar lo mismo que mis amigas o las chicas de mi edad", contó la actriz. De hecho, su madre no le dejaba llevar los famosos vaqueros de Pepe Jeans.

"Los hombres adultos solían flirtear conmigo y mi pastor dijo que era porque llevaba ropa muy provocadora, cosa que era mentira", dijo. "Eso solo me hizo sentir culpable por atraer a los hombres y avergonzarme de mi cuerpo y de ser una mujer."

No fue hasta que Jessica tuvo a su primera hija, Honor, de 9 años, que se sintió cómoda con sus curvas y dejó de avergonzarse. "Después de que naciera fue algo así como, ¡así que para esto sirven estos dos grandes pechos!", exclamó Jessica Alba. "Para alimentar a un bebé. Y fue lo más maravilloso que he hecho jamás. Así que por fin acepté mi cuerpo de mujer y dejé de avergonzarme de mí misma."

Te puede interesar:

Celebrities Famosos Hollywood

Celebrities

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?