PAREJA ICÓNICA

Las diferentes versiones de la ruptura de Hugh Grant y Elizabeth Hurley

Su historia de amor nos cautivó en los 90 pero su final todavía está en el aire casi 20 años después

Actualizado a

elizabeth-hurley-Hugh-Grant-versace

Actualizado a

Una ve ahora el cartel de la película Rowing with the wind y piensa, sobre todo, ese tópico imposible de quitarnos de la cabeza "Cómo ha pasado el tiempo". Es probable que te suene a película de sobremesa de domingo y seguramente así lo sea porque no pasó a formar parte de ningún ránking positivo de la historia del cine, pero, eso sí, su rodaje dio pie a uno de los romances que marcaron la crónica social de los años 90: el de Hugh Grant con Elisabeth Hurley.

En aquella película aparecía un jovencísimo Grant y una desconocida Hurley, para la que era su primer papel en el cine. Nadie podía atisbar que aquellos dos jóvenes británicos que empezaron a salir por entonces se convertirían en una de las parejas estrellas de los próximos años. Él, con una carrera sobresaliente, llena de éxitos y premios como el Globo de Oro, con títulos a sus espaldas que -estos sí-, son recordados por todo el mundo como Cuatro bodas y un funeral, Notting Hill o Love Actually; ella, famosa especialmente en el mundo de la moda, donde se convirtió en un auténtico icono de la mano de la casa Versace, un binomio que fue un absoluto win-win para ambas partes, especialmente desde que Hurley vistiera el mítico vestido negro de escote interminable y alfileres dorados en la alfombra roja del entreno de ‘Cuatro bodas y un funeral’ en Londres.

EL INICIO DE UNA PAREJA ESTRELLA

Era 1994, la pareja ya llevaba varios años unida, pero aquella noche supuso un antes y un después para ellos en lo mediático. Al éxito de Grant con aquella película se unió el de Hurley por aquel diseño tan sensual, erótico y original que se convirtió en un icono en el que todavía hoy se inspiran tanto las grandes firmas como las celebrities, y fue el trampolín definitivo tanto para la carrera de la británica como para que su relación con el actor londinense empezara a acaparar el interés de la crónica social.

Elizabeth Hurley y Hugh Grant en el estreno de 'Cuatro bodas y un funeral'
Elizabeth Hurley y Hugh Grant en el estreno de 'Cuatro bodas y un funeral'.

6 años más duró su amor, justo hasta el cambio de milenio, pero fueron realmente intensos para ambos, tanto en lo personal como, sobre todo, en lo profesional. La ruptura supuso una bomba entre la opinión pública, especialmente en el Reino Unido, pero también en Hollywood, donde Hugh Grant ya era una estrella consagrada pero con su imagen pública de yerno perfecto dañada por una lista de escándalos que arrancó en el año 1995, poco después de la famosa noche del vestidazo de Versace, cuando fue cazado con una prostituta, tal y como publicó la revista People, entre otros medios de renombre.

Hurley le perdonó aquello, aunque en una entrevista de la época le reconoció a la periodista Barbara Walters que aquello fue “como si la hubieran disparado” y su imagen sorprendentemente aguantó con éxito el temporal pese a sufrir duras críticas, lo que también le permitió seguir su carrera en ese género del que probablemente es el rey masculino, al menos de los 90, la comedia romántica, estrenando poco después de aquello Nueve meses.

Elizabet Hurley junto a Hugh Grant
GettyImages

CRÓNICA DE UNA RUPTURA ANUNCIADA

Pese al perdón de la musa de Versace, parece que desde entonces todo fue diferente para la famosa pareja, que acabó rompiendo en el año 2000. Los años pasaron y ambos hicieron sus respectivos caminos una vez separados, aunque siempre ha existido un respeto e incluso una amistad entre ambos. Eso sí, sobre los motivos definitivos de su ruptura no opinan igual, o al menos no lo hacían en 2015, año en el que se sentaron por separado junto a Andy Cohen en su show Watch What Happens Live, donde cada uno dio su versión de lo sucedido.

Según Grant,"la parte sexual probablemente se esfumó" -después de lo de la prostituta, suena a comentario poco elegante, ¿no os parece?-, de ahí que la amistad sí continuara. En cambio, Hurley le dijo a Cohen que su expareja era muy molesto, haciendo referencia expresa a su mal humor. De hecho, reconoció en público el mote con el que le conocían sus amigos, ‘Rumpelstiltskin’, el enano gruñón protagonista de los cuentos de una de las fábulas de los hermanos Grimm. Es posible que este carácter regular le ayudara a tener una vida sexual tan activa a Grant, que para la propia Hurley era un 10 en la cama, según le reconoció a Cohen en la misma entrevista. "¡Estuve con él durante 13 años!", exclamó, como queriendo decir que no hubiera así de no haber tenido ese nivel en lo sexual.

Elizabet Hurley junto a Hugh Grant durante su noviazgo
GettyImages

Actualmente, ambos siguen manteniendo una excelente relación, hasta el punto de que, por ejemplo, ella le felicitó con una foto de Mario Testino el pasado septiembre por su último cumpleaños (58), donde dejó una pequeña declaración que es toda una declaración de intenciones en relación a lo que siente por “uno de sus mejores amigos” y expareja: “Como me decía mi abuela: haz nuevos amigos pero conserva los viejos; unos son de plata, los otros son de oro”.

Pero los gestos entre ambos no son solo públicos, sino que también hay pruebas personales que demuestran su excelente relación. Probablemente, la más importante de todas es que el actor es el padrino de Damian, el hijo de Elisabeth con el empresario Steve Bing, al cual el que ahora es un chaval de 17 años llama “tío”.

Uncle Hugh ❤️

Una publicación compartida de Damian Hurley (@damianhurley1) el

Damian luce orgulloso el apellido de su madre, que acaba de cerrar la etapa de cuatro años en la serie The Royals emitida en la cadena estadounidense E!, mientras que su padrino acumula proyectos profesionales y también personales, porque hace apenas un año fue padre por quinta vez, el tercero junto a su esposa actual, la productora de televisión Anna Eberstein.

Te puede interesar:

pareja
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?