#TBT

Elsa Pataky y Adrien Brody, la pareja que tuvo castillo como en los cuentos... pero no final feliz

Tres años duró esta historia de amor a caballo entre Madrid y Nueva York que merece la pena recordar.

Actualizado a

Elsa Pataky y Adrien Brody
Gtres

Actualizado a

Tan solo una mujer en el mundo puede presumir de haber sido (o ser), en la misma vida, pareja de dos personajes tan carismáticos y antagónicos como Manolete y Thor.

De origen rumano, española y residente en Australia. Icono de belleza para su generación desde hace casi dos décadas, actriz e influencer de éxito. Y por si fuera poco, madre de tres hijos. Desde luego, su currículum vitae no admite copias. Así es la vida de Elsa Patakyhasta la fecha, una montaña rusa infinita de emociones y experiencias personales y profesionales que muchas personas firmarían tener a lo largo de las suyas.

Pero volvamos a la frase con la que hemos iniciado este texto en recuerdo de la historia de amor con tintes surrealistas que vivió junto al ganador del Oscar -por El pianista- Adrien Brody. Nos interesa, para esta narración, el primero de los dos personajes citados, el del torero Manolete.

CUANDO ADRIEN BRODY LE REGALÓ UN CASTILLO A ELSA PATAKY

De Thor, Chris Hemsworth en la vida real, hay poco que añadir porque siguen felizmente casados en la actualidad y tenemos presente su idílica vida familiar en medio de la salvaje naturaleza. Sin embargo, de lo suyo con el Manolete ficticio hay pasajes increíbles que se están borrando de la memoria popular, y esto es algo que no podemos permitir... ¿Quién podría tolerar que caiga en saco roto aquel larguísimo reportaje para la versión canadiense de la revista Hello!, en el que el actor presumía de haberle regalado un castillo a Elsa?

Sí, sí. Estás leyendo bien. No le regaló un anillo de diamantes, ni una vuelta al mundo en un barco de lujo, ni siquiera un, que sé yo, apartamento en el Upper East Side neoyorkino… Adrien Brody le regaló a Elsa Pataky ¡un castillo!

Adrien Brody junto a Elsa Pataky
Gtres

Aquello ocurrió de verdad. No es el guion de alguna película romántica protagonizada por ambos. Ahí están las fotos de aquel reportaje como prueba -menuda joya- para toda la vida. Puntualizamos este detalle porque es cierto que jamás volvimos a saber de él, por lo que en algún momento pudo parecernos un sueño, pero la entrevista se hizo in situ en el susodicho castillo, situado relativamente cerca de Nueva York, según crónicas de la época.

Lo mejor de toda la historia es que ni siquiera tenemos que imaginarnos cómo fue el ‘momento regalo’. Sería imposible. Demasiado para cualquier cerebro acostumbrado a historias cotidianas. Nos estallaría a muchos, así que es de agradecer que los dos protagonistas lo narraran en primera persona.

¡Atención, spoiler!El resultado es una decepción (sentimos adelantarnos), pero preferimos que no te imagines algo que se aleje demasiado de la escena real. "Le tapé los ojos a Elsa en el coche y al llegar al castillo la coloqué ante el edificio y le dije: 'Cuando escuches una campana puedes quitarte el pañuelo y verás la sorpresa", le explicó Brody a Hello! antes de que Elsa rematara la escena con su reacción: "Vi el castillo y le pregunté a Adrien: '¿Es nuestro?' Y él me dijo: 'Sí, bienvenida a casa'". Fin. Pocas veces una naranja de primera calidad dio menos zumo, ¿verdad?

Y lo peor no es esto, sino el motivo de la adquisición del edificio histórico por parte de Brody. Al parecer, según su propio argumento, ambos eran amantes del campo y se compraron un castillo. ¿En serio? Este es el cuento de princesas, príncipes y castillos más extraño que hemos leído jamás. Si Walt Disney levantara la cabeza…

Menos mal que, años después, Gustavo Salmerón nos regaló la mejor historia real con un castillo como argumento que haya ocurrido jamás. No nos hemos vuelto locas, perdón. Es que nos hemos acordado del magnífico documental Muchos hijos, un mono y un castillo, que aprovechamos para recomendarte con fervor.

Elsa Pataky y Adrien Brody en el año 2007
Gtres

TRES AÑOS DE AMOR ENTRE MADRID Y NUEVA YORK

Apagado el fuego del pobre castillo, retomamos el hilo de la relación Brody-Pataky antes de que perdamos el norte por completo. Porque, releyendo lo escrito, pareciera que la actriz española pasó de ser parte del elenco de Al salir de clase a vivir en un castillo en dos días, pero no fue así.

Antes de conocer a Brody por casualidad cuando este se encontraba en Madrid para rodar la cinta sobre el famoso torero -de ahí lo de Manolete-, Pataky ya decoraba carpetas de los adolescentes españoles. Había mantenido, además de su carrera incipiente como actriz y modelo, una mediática relación con Fonsi Nieto, que por entonces era un piloto de motos de la élite, algo que abandonó por los platos de dj.

Tras dejarlo con el sobrino de Ángel Nieto, Pataky puso rumbo a Francia como parada previa a su salto profesional a Estados Unidos, y fruto de su estancia en el país galo empezó a salir con Michäel Youn, un polémico humorista bastante carismático para nuestros vecinos. Youn fue el último personaje (medio) real en la vida amorosa de Elsa antes de llegar al punto de partida de este texto.

Tras conocerse en un hotel madrileño en 2006, ambos acabaron enamorándose y viajando juntos a Nueva York, donde comenzaron una vida social intensa, dejándose ver en numerosos eventos juntos hasta que llegó "lo del castillo". "Hay muchas mujeres muy guapas en el mundo, pero es difícil imaginar que alguien que posea la belleza de Elsa a la vez tenga un alma bella, sea buena y generosa como ella lo es". Así hablaba por aquel entonces un enamorado Brody de Elsa para la revista Hello!.

Después de que la relación terminara, aproximadamente tres años después de conocerse en Madrid, se llegó a publicar que aquello se exageró, y que tan solo se alquiló para el reportaje. Lo cierto es que nunca se supo la verdad a ciencia cierta. Todo lo escrito y dicho no fueron más que rumores, lo que le da más hype a la historia del reportaje.

Sea como fuere, según Elsa, la ruptura no fue "nada traumática", hasta el punto de que ambos mantuvieron una relación fluida, al menos en los compases posteriores a separar sus caminos, tal y como explicó la propia actriz a Hola en verano del 2010: "Adrien y yo tenemos una relación increíble, hablo con él bastante y nos tenemos mucho cariño. Somos grandes amigos y seguimos contándonos nuestras vidas". No hemos encontrado declaraciones en la misma línea de Brody de aquella época.

Elsa Pataky y Adrien Brody, dos enamorados en Nueva York en el 2007
Gtres

En cambio, sí que es sabido que ambos iban a coincidir por entonces en el reparto de Midnight en París, la cinta de Woody Allen, algo que finalmente no ocurrió porque Elsa no formó parte del mismo. Quizá Brody, que era la estrella de aquel elenco, no pensaba como Elsa... Nunca lo sabremos. Pero lo del castillo ya está grabado a fuego en nuestro cerebro, sea real o ficción.

Lo que sí es verdad al 100% es la casa en el paraíso en el que vive hoy en día Pataky junto a la familia que ha formado con Chris Hemsworth en Australia. ¿Para qué querías tú un castillo histórico, Elsa, pudiendo tener ‘otro’ más moderno y actual? Seguro que costaba demasiado calentar aquellos muros.

Te puede interesar:

pareja Amor

Celebrities

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?