El vestido "con truco"

El descuido de Asos que se ha convertido en viral (atenta a la foto)

La fotografía sin editar de un vestido con unas pinzas ha causado revuelo en las redes sociales

Actualizado a

El descuido de Asos

Actualizado a

Las redes sociales nos demuestran cada día que, ya sea para bien o para mal, han cambiado a la sociedad por completo. Ahora pueden tener máxima visibilidad casos como la ‘denuncia’ de un usuario a Asos, la plataforma digital multimarca del sector textil, que ha cometido un error de bulto al publicar una fotografía original en la que se aprecia cómo cogen con dos pinzas enormes un vestido a la modelo a la altura del estómago para que parezca que se ajusta a la perfección.

La cuenta de @xronnieanna en Twitter ha sido la que ha destapado el despiste de Asos con un tweet ingenioso que se ha hecho viral en pocas horas, lo que inmediatamente ha sido como la ola de un tsunami que se le ha venido encima a la marca, con algunas críticas duras por lo que muchos usuarios consideran un intento de engañarles.

El vestido de la polémica es un diseño azul marino de tirantes vendido por 35 libras con una fotografía de perfil en la que se aprecian de forma evidente dos enormes broches que modifican enormemente la forma que hace el vestido sobre el cuerpo de la modelo al ajustarlo mucho a su cintura gracias a la ayuda que luego se borra con programas para retocar imágenes como Photoshop.

El problema se vio agravado para Asos por la forma en la que reaccionó a la denuncia. Lo hizo rápido pidiendo disculpas al tuitero y agradeciendo su aviso y retiró las fotos pero decidió reemplazarlas por unas idénticas en las que ya no aparecían los clips, lo que enfureció a más usuarios de la red social. Y ya sabemos lo que supone una masa enfurecida en Twitter...

EL VESTIDO DE LA POLÉMICA

Aún así, el debate en la red social no solo ha tenido críticos con Asos ya que hay muchos usuarios que han salido en su defensa, como ha sido el caso de @je_suis_charley, que expuso una teoría -muy razonable por otro lado- sobre si no era posible que simplemente no tuvieran la talla real de la modelo en el momento de la sesión de fotos.

Detalle del vestido de Asos con pinzas

"Podría ser porque no tienen su tamaño, por lo que está usando un tamaño demasiado grande para ella. Trabajo en el comercio minorista y, si no tenemos la ropa del tamaño adecuado para los maniquíes, la ponemos en un tamaño más grande y la recortamos así", ha expuesto con pinta de haber dado justo en el clavo de la cuestión.

Y es que ya no es sorprendente ver cómo Twitter ayuda a sacar mucho las cosas de su contexto y esto es otro ejemplo más porque no parece más que un simple despiste en una práctica que es habitual para salvar una situación en la que modelo y talla del vestido no concuerdan. De hecho, lo mejor para entenderlo es regresar al tweet originario de la polémica, donde el tono era claramente irónico y divertido, en vez de dejarnos llevar por el monstruo rojo de la película Inside out que es Twitter cuando este se pone a sus mandos.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?