Feliz cumpleaños

Catherine Deneuve cumple 75 años como icono del cine y la moda

Celebramos los 75 años de la diva francesa como un homenaje a su labor como actriz inolvidable, icono femenino y musa de la moda.

Actualizado el

1-11
catherine-deneuve-morena. Catherine Deneuve cumple 75 años

1 / 11

Catherine Deneuve cumple 75 años

No podemos discutir el poder de la numerología para fascinarnos con sus contundencias. Décadas, cuarentenas y centenarios, bodas de plata, oro o diamantes... Hay cifras que celebramos más porque despiden cierto compromiso con la eternidad. Y quien cumple 75 años lo sabe. Hoy lo ha hecho la actriz Catherine Deneuve, uno de los iconos más reconocibles de esa excepción francesa que es cultural, pero también de moda y estilo de vida.

Hija de actores, nacida en el París ocupado por los nazis, a los 18 años tomó la decisión más importante de su vida. Y no, no fue la de seguir la estela artística familiar (que también adoptaron sus hermanos), sino cambiar el color natural de su pelo castaño por el rubio por el que es mundialmente conocida. 

catherine-deneuve-paraguas-cherburgo-jacks-demy. Bajo la lluvia de Cherburgo

2 / 11

Bajo la lluvia de Cherburgo

Catherine parece haber seguido con ese cambio de color de su melena el ejemplo de una de sus actrices favoritas, Marilyn Monroe. Pero si en el caso de la malograda estrella de Hollywood se convertía una característica más de su propio tópico (ser sex symbol), la Deneuve consiguió hacer de su rubio de bote el fondo de un abismo: gélida, altiva, distante, todo ello dicho con admiración, han sido algunos de los adjetivos que han abonado su misterio.

Jacques Demy aprovechó esa condición para hacerla protagonista de su memorable musical Los paraguas de Cherburgo (1964), y restar con su sola presencia kilos de azúcar sentimental.

catherine-deneuve-las-señoritas-de-rochefort. Las hermanas Deneuve

3 / 11

Las hermanas Deneuve

El éxito de Los paraguas... la llevó a repetir con Demy en la cinta musical de delicioso espíritu sixtie (y menor éxito) Las señoritas de Rochefort, en la que compartía protagonismo y vestuario alocado con su hermana Françoise Dorléac. Antes y después, Deneuve había rodado dos de los hitos que abonaron su mito: Repulsión, de Roman Polanski, en la piel de una asesina esquizofrénica (nada nuevo bajo el sol, querida Charlize Theron), y Belle de jour, de Luis Buñuel, como una mujer casada y prostituta a tiempo parcial. Tal cual. 

Catherine-Deneuve-Belle-de-jour-Yves-Saint-Laurent. Catherine Deneuve e Yves Saint Laurent

4 / 11

Catherine Deneuve e Yves Saint Laurent

El idilio de la rubia gélida y la moda con mayúsculas (la francesa) se inició precisamente gracias al director español Luis Buñuel y a su película Bella de día. Para vestir a la actriz en su película eligió a un diseñador ya consagrado como era Yves Saint Laurent. Y desde entonces fueron inseparables, como creador y musa. 

 Catherine-Deneuve-David-Bailey-Fashion-Show-Paris-960. Cita con los mejores 'front row' parisinos

5 / 11

Cita con los mejores 'front row' parisinos

En la imagen podemos ver a Catherine Deneuve y quien se convertiría en su marido, el fotógrafo de moda David Bailey, en el front row de un desfile en el París de los años 60. Una imagen en la que la vemos fumando (hasta tres cajetillas diarias caían, según ha confesado), un vicio que ha abandonado y retomado a lo largo del tiempo.

catherine-deneuve-el-ansia-david-bowie. Su idilio con la moda

6 / 11

Su idilio con la moda

Saint Laurent la vistió en otras cuatro películas más, El amor es un extraño juego (1968), La sirena del Mississippi (1969), Crónica negra (1972) y El ansia (1983), que protagonizó con otro icono de la época: David Bowie. Y ella le correspondía apostando la primera por el esmoquin como prenda femenina, o vistiendo sus diseños inspirados por Mondrian en las revistas.

Pero no ha sido el único diseñador que la ha elegido para encarnar ese french touch que ha sabido llevar como embajadora por todo el mundo. Y es que también fue imagen durante años del perfume Chanel nº 5. Sí, ese del que Marilyn Monroe decía que era lo único que se ponía para ir a la cama. 

catherine-deneuve-marc-jacobs-2009-paris-fashion-week. Su casa, la Paris Fashion Week

7 / 11

Su casa, la Paris Fashion Week

En la imagen, junto al diseñador Marc Jacobs, en la Semana del la Moda de París de 2009.

catherine-deneuve-jean-paul-gaultier-ines-de-la-fressange-. Iconos del 'french touch'

8 / 11

Iconos del 'french touch'

Otra instantánea de la Semana de la Moda de París, en 2010, con tres de los grandes embajadores del french touch: Catherine Deneuve, el diseñador Jean-Paul Gaultier y la modelo Ines de la Fressange.

catherine-deneuve-mario-testino-balmain-desfile. Sus fotógrafos favoritos

9 / 11

Sus fotógrafos favoritos

Catherine Deneuve ha sido una de las actrices más fotografiadas de su generación, como imagen de productos como el perfume Chanel Nº5, a las órdenes de, entre otros, del gran Helmut Newton. Pero también para protagonizar portadas de las revistas de moda en la época de mayor esplendor de esa industria. El fotógrafo Mario Testino, en la imagen en el front row de Balmain en la Paris Fashion Week (1999), la ha hecho suya (artísticamente) en numerosas ocasiones.

catherine-deneuve-hija-chiara-mastroianni. La estirpe continúa

10 / 11

La estirpe continúa

Catherine Deneuve tiene su mejor herencia en la piel de sus hijos, ambos actores: Christian, fruto de su relación con el director francés Roger Vadim, y Chiara Mastroiani (con ella en la imagen), hija del gran actor italiano Marcello Mastroiani. 

catherine-deneuve-desfile-dior-paris. La diva no tan fría

11 / 11

La diva no tan fría

La madre de Deneuve ha llegado a cumplir los 106 años. Con esos genes, no hay duda de que todavía veremos la presencia nostálgica y trascendental de la actriz y musa en la gran pantalla y en los front row de la moda (aquí, en el último desfile de Christian Dior).  

«A cierta edad hay que elegir entre tener buena cara o el culo gordo, yo elegí la buena cara porque sé sentarme muy bien». La frase, atribuida a esta diva distante, es la demostración de que su supuesto abismo no es tan frío. ¡Felicidades, Catherine!

Loading...