#TBT

Cameron Díaz y Jared Leto, el amor de dos almas completamente opuestas

Cuatro años duró la relación entre estos actores, que incluso llegaron a pensar en matrimonio antes de que sus caminos se bifurcaran para siempre.

Actualizado a

Cameron Díaz y Jared Leto
Gtres

Actualizado a

Cameron Diaz y Jared Leto, prometidos. Si esta afirmación tuviera lugar ahora mismo, en 2019, la prensa especializada en crónica social estaría abriendo con ello como noticia principal. Sin embargo, a comienzos de este siglo apenas quedó en un rumor del que apenas se habló ni se indagó.

Es curioso cómo hay relaciones entre famosos de las que se cuenta hasta dónde cenan cada día y otras, como la que mantuvieron estas dos estrellas norteamericanas entre 1999 y 2003, pasan sin pena ni gloria, en un segundo plano profundo a nivel mediático. Tanto fue así que para muchos de vosotros, seguramente, estas líneas son como una noticia contada dos décadas después, ¿verdad?

En el año 1999, Cameron Diaz era uno de los rostros jóvenes más potentes de la industria de Hollywood. Acababa de vivir el exitazo de taquilla de Algo pasa con Mary, la comedia de los hermanos Farrelly, donde compartía cartel con su primer novio famoso, Matt Dillon. Y poco antes había irrumpido en la industria del cine por la puerta grande con su papel en La Máscara, junto a Jim Carrey, auténtica estrella del momento.

La actriz nacida en San Diego acumulaba a sus 27 años dos pelotazos, por lo que tenía un futuro esplendoroso por delante. Nadie imaginaba por entonces que, con el tiempo, perdería el interés por la interpretación hasta el punto de estar en la actualidad prácticamente retirada. Eso sí, no sin antes aprovechar aquel tirón para ser durante algunos años una de las estrellas mejores pagadas de Hollywood.

LOS CUATRO AÑOS DE AMOR DE CAMERON DÍAZ Y JARED LETO

Casi antagónica a la de Diaz es la historia de Jared Leto. Prácticamente de la misma edad -él nació un año antes-, su carrera ha ido siempre a más, partiendo de un perfil mucho más modesto que el de Cameron Diaz. Les ocurrió algo similar a lo que ya hemos contado, por ejemplo, en el caso de Ryan Reynolds y Alanis Morrisette.

Pese al éxito de la cinta El club de la lucha, estrenada en 1999, donde los focos los acaparó sobre todo Brad Pitt, todavía no era el icono que es hoy Jared Leto: vegano, amante de la moda vanguardista -su relación de amor con Gucci es la más estable de su vida-, ganador de un Oscar por su papelazo en Dallas Buyers Club y vocalista de éxito al frente del grupo 30 Seconds to Mars. Precisamente este proyecto musical arrancó justo en los años en los que duró la relación con Diaz.

Jared Leto y Cameron Díaz cuando eran pareja
Gtres

Fueron cuatro años, entre 1999 y 2003, los que compartieron ambos actores. De ellos apenas quedan algunas fotos juntos ni tampoco declaraciones ni referencias a la relación en la hemeroteca. Ni siquiera con los años han opinado sobre aquello ninguno de los dos. Como mucho, puede servirnos como pista para entender qué pudo pasar entre ellos, una sincera reflexión que Leto le hizo a la revista Rolling Stone en 2016: "No sé nada de las mujeres".

Es una frase demasiado genérica y no dice nada en concreto de lo suyo con Díaz, pero nos ayuda a entender bastante bien por qué nunca ha tenido demasiada estabilidad en sus relaciones amorosas. Y no será que no lo ha intentado el artista de Luisiana. Es un auténtico rompecorazones. No en vano ha estado también con otro de los rostros más deseados de Hollywood en las últimas dos décadas, Scarlett Johansson, con la que mantuvo una relación todavía más corta que con Cameron Diaz.

De regreso a esta etapa, que es la que nos ocupa, tenemos que hacer mención al único momento realmente mediático que su historia vivió. Fue en el año 2003, muy poco antes de la ruptura definitiva, cuando Cameron Diaz apareció en la ceremonia de los Globos de Oro con, lo que los medios de la época, consideraron evidente que era un anillo de pedida. Llegaron a localizarlo, estimando su coste en unos 15.000 dólares, cifra que, visto lo visto, no puede pelear el coste de las grandes excentricidades que conocemos de algunas otras celebrities -ni falta que hace, por supuesto-.

Sea como fuere, aquello no resultó, y ambos separaron sus vidas definitivamente meses después. A buen seguro, la apretada agenda profesional de ambos tuvo mucho que ver. De hecho, sus respectivas carreras profesionales han marcado sus vidas, muy por encima de sus historias personales.

Sí es cierto que Cameron Diaz decidió hace algo menos de un lustro dar prioridad a su estabilidad personal, dejando el cine y casándose en 2015 con Benji Madden, un rockero que es hermano del marido de Nicole Richie, quien hizo de cenicienta en su día. Antes de esta relación también compartió otras que no llegaron a buen puerto con caras tan conocidas como Justin Timberlake o Alex Rodriguez, actual pareja de Jennifer Lopez.

Pero el caso de Jared Leto es bien distinto, ya que no es que no haya decidido bajar el ritmo en algún momento, sino que en todo lo caso lo ha aumentado. Mantiene un altísimo nivel de éxito y reputación tanto en el cine como en la música, y sigue compaginando ambos proyectos junto a otras pasiones como la ya citada de la moda. Tanto ajetreo explica que siga soltero a sus casi 50 primaveras. Un auténtico bon vivant.

Te puede interesar:

Famosos Amor pareja
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?