Ella es la estrella

La actriz del mes: Julia Roberts

En abril estrena Gaslit, una serie sobre el escándalo Watergate coprotagonizada por Sean Penn.

La actriz del mes: Julia Roberts
Starz
Chus Salido
Chus Salido

Redactora Jefe

Actualizado a

Desde que la menor de los tres hermanos Roberts (todos vinculados con la interpretación) pegara el taquillazo con Pretty Woman, la vida de Julia siempre nos ha parecido del dominio público. Sabíamos quiénes eran sus parejas, que no le gustaba vivir en Hollywood, que se llevaba fatal con su hermano Eric… Y, sin embargo, lo cierto es que la estrella ha demostrado ser una crack controlando la información que circulaba sobre su persona: proporcionando apenas pinceladas de lo que pasaba de puertas para dentro, nosotros creíamos que lo sabíamos todo. Pero no. ¿Es o no es una reina? Nacida en Smyrna (Georgia) en 1967, la biografía oficial habla de unos padres dueños de una escuela de teatro o de un debut que prometía en la película Mystic Pizza. Sin embargo, Julia –que tocaba el clarinete de pequeña y llegó a estudiar Periodismo en la universidad aunque no acabó la carrera– hizo sus primeros pinitos en la interpretación en una serie del 86 llamada Crime Story y que iba de policías de Chicago luchando contra la mafia.

Después, en 1987, actuó en la película Satisfaction junto a Liam Neeson y se convirtió en su pareja (lo mismo esto se te había olvidado). Estuvieron juntos un año. Después de él salió con Dylan McDermott, Kiefer Sutherland, Jason Patrick… Y luego se casó con el cantante de country Lyle Lovett, aunque lo suyo duró lo que un whisky on the rocks (unos 20 meses). Cuando las firmas de moda empezaron a recurrir a las estrellas como embajadoras, Julia se convirtió en objeto de deseo de las marcas mientras iba acumulando proyectos e incluso permitiéndose el lujo de renunciar a películas que luego darían mucho que hablar (ejemplo: Shakespeare in Love, en el papel que acabaría interpretando Gwyneth Paltrow).

En 2001 ganó el Oscar a la Mejor Actriz por Erin Brockovich, marcando el comienzo de un año redondo en todos los sentidos: fue entonces cuando se estrenó The Mexican, la película que rodó con Brad Pitt y donde conoció a Danny Moder, camarógrafo que se convertiría en su marido y padre de sus tres hijos y con el que se casó en una ceremonia donde el único invitado famoso que acudió fue Bruce Willis. Si tú tampoco sabías que eran best friends, bienvenida al club. Hace unos años debutó en teatro en la obra Tres días de lluvia, sobre otros tantos personajes que se reúnen para dividirse una herencia. Y a pesar de que el resto de ‘contendientes’ eran Paul Rudd y Bradley Cooper, la obra pasó sin pena ni gloria por Broadway.

En cine, sin embargo, la cosa le ha seguido yendo mejor que bien. En su día montó una productora llamada Red Om (el apellido de su marido, Moder, al revés) con la que ha producido películas como La sonrisa de la Mona Lisa o Come, reza, ama y las series Homecoming y Gaslit, que se estrena este mes en Starz y donde Julia tiene papelón.

Seguro que verla será un gustazo.

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?