InStyle para Pinko

Los 5 looks de la primavera preferidos de Carla Díaz

Su personaje en la serie élite, Ari, no da puntada sin hilo con sus looks. Y, en la vida real, la actriz Carla Díaz tampoco se queda corta. Por eso en su armario no falta la colección de Pinko, diseñada para impactar.

Carla Díaz para InStyle x Pinko
Fotografía: Danniel Rojas Realización: Francesca Rinciari.
Chus Salido
Chus Salido

Redactora Jefe

Actualizado a

Lleva actuando desde “los 10 u 11 años”, pero fue su papel de Ari en la cuarta temporada de Élite (pronto llegará la quinta a Netflix) el que la ha convertido prácticamente en icono generacional. Hoy, Carla Díaz (Madrid, 1998), fan confesa de “los vestidos cortitos, los tops con minifaldas o los tops con pantalones y tacón” se asoma a nuestras páginas vestida para impresionar con looks de Dress to Impress, la nueva colección de Pinko. La firma italiana, fundada en 1986 por Pietro Negra y su mujer, Cristina Rubini, ha transcedido su carácter familiar convirtiéndose en reclamo internacional y en la favorita de modelos como Alessandra Ambrosio y Naomi Campbell. También, por supuesto, de Carla.

Cuéntanos qué te pondrías tú para impresionar. Yo creo que lo principal es impresionarme a mí misma, buscar un look con el que me mire al espejo y piense: “Carla, estás increíble”. Da igual que lo que te pongas sea increíble de verdad mientras tú te lo creeas. Es algo que va por dentro. Me encantan, por ejemplo, los trajes de la nueva colección de Pinko, porque me gusta combinar lo femenino y lo masculino. Aunque lo mío es ir de corto (risas).

A nosotros lo que nos impresiona es tu carrerón a tu edad: El Príncipe; Seis hermanas; Madres. Amor y vida; Amar es para siempre; La caza. Monteperdido... En realidad quería ser actriz desde muy pequeña, pero a mi madre le daba mucho vértigo. Lo estuvo alargando hasta que llegó un momento en que dijo, “bueno, la apuntamos a una agencia, que haga un par de anuncios, se le quite el mono y ya está”. Pero me empezaron a coger en personajes pequeñitos en series y poco a poco se fueron haciendo más grandes. Aunque la verdad es que mis padres siempre me lo planteaban como un premio: “Si te portas bien y sacas buenas notas, te dejamos hacer esto”.

¿Cuál es el primer recuerdo que te viene a la mente de aquellos días? Un anuncio de chocolates que hice. Estaba con mi madre y justo cuando llegamos en el coche el ayudante de dirección dijo: “Ya ha llegado la actriz”. Y fue como... “¡¿Qué?! ¡¿La actriz soy yo?!”.

Fotografía: Danniel Rojas Realización: Francesca Rinciari.

Carla Díaz con traje de chaqueta, top de encaje y bolso Love Click, todo de Pinko. 

COMPRAR BOLSO

COMPRAR

Te cortaste el pelo por exigencias del guion en La caza. Monteperdido, y hasta hoy... Sí, fue la primera vez que me raparon. Desde entonces me lo he dejado corto, pero no por decisión propia sino porque he ido enlazando proyectos y en todos lo han preferido así. A mí me gustaría cambiar; siempre es lo mismo. Me apetece aunque sea una melenita corta, para mover el pelo cuando bailo (risas).

¿Qué es lo mejor y lo peor de formar parte de un fenómeno fan como Élite? Lo bueno ha sido que en lo laboral te ofrecen cosas que quizás de otro modo no te ofrecerían y en lo personal haber conocido a personas que ahora mismo son muy importantes para mí. Manu (Ríos) y Martina (Cariddi) son como mi familia y sé que van a estar ahí toda mi vida. Élite me parece un proyecto agradecido y divertido de hacer: es entretenido, te lo pasas bien, hay mucha gente joven... En lo negativo diría que quizás te crea un poco de inseguridad aunque parezca lo contrario. Estás mucho más expuesto a las críticas de todo el mundo, a juicios ajenos... Sabes que entras en una sala y la gente te va a mirar con lupa. Otra cosa es cuando conoces a alguien nuevo, que siempre te queda la duda de por qué se ha acercado a ti o si lo haría si no te hubiera visto en Élite.

¿Crees que el número de seguidores en redes juega un papel fundamental a la hora de elegir a profesionales para un proyecto? Tener mucha exposición ayuda al proyecto. Eso es una realidad. Pero creo y espero que no sea lo único que se busca. De ser así, en España se harían cosas mucho peores de las que se hacen.

Habrá parte del público que piense que la forma de vida adolescente que se refleja en Élite o, yéndonos a la hipérbole, Euphoria, es la realidad. La ficción juega a exagerarlo todo mucho. En Élite pasa eso, partiendo ya de una base visual como puede ser el vestuario o las fiestas que se dan estos niños. No creo que las series jóvenes que hay ahora mismo intenten reflejar la realidad, sino tratar los temas de una manera fantasiosa. Si el espectador se lo toma al pie de la letra, el problema es suyo.

Fotografía: Danniel Rojas Realización: Francesca Rinciari.

Carla Díaz con vestido rosa de Pinko. 

COMPRAR

Estás en la edad de hacer de ‘hija de’. ¿Quiénes dirías que han sido tus mejores padres de ficción? Qué difícil... Soy muy amiga de Bea Segura, mi madre en La caza. De hecho, casi todas las semanas hablamos por Face y, aunque vive en Londres, cada vez que viene nos vemos. Si ahora mismo contara a mis amigos con los dedos de la mano, ella sería uno de ellos. Pero también he tenido padres increíbles: Juan Fernández, que ha ejercido de tal dos veces, Juan Ribó, Pablo Derqui....

Con tanto ajetreo (acaba de finalizar el rodaje de Mañana es hoy, una comedia con Carmen Machi y Javier Gutiérrez), ¿te da tiempo para algo más que no sea rodar? Tengo muchas ganas de tener un parón, tomarme unas vacaciones largas y viajar, viajar mucho. Lo que sí hago es escuchar música todo el día, escribir, bailar... Antes bailaba, pero ahora lo hago solo en casa y en la discoteca (risas). También me encanta la playa. De hecho, Martina y yo nos hemos cogido una casa en Ibiza y estamos muy a gusto.

Fotografía: Danniel Rojas Realización: Francesca Rinciari.

Carla con minivestido de lentejuelas de Pinko, 725€. Y bolso Love Click, también de Pinko. 

COMPRAR 

 

Las tareas del hogar, ¿bien? Lo que se me da mejor es cocinar. Y suerte que tenemos lavavajillas si no, habría sido un desastre. Llevo independizada desde los 19 y al final he compartido piso con mucha gente. Se me hace muy fácil. Con tener las zonas comunes recogidas, no dejar tus cosas por medio y luego tener tu habitación como te da la gana, nos vamos apañando.

¿Qué te da Ibiza que no encuentras en Madrid? Las vibes de la gente. Por lo general, viven más relajados. Siento que en Ibiza se trabaja para vivir mientras que en Madrid se vive para trabajar. Hay mucha ambición, mucha mentalidad de ‘encontrar el éxito’ y nadie sabe qué es el éxito. Si condicionas tu felicidad a ello, ya te digo que no vas a ser feliz cuando al final lo alcances. Hay que intentar ser feliz en el ahora, estés como estés.

Fotografía: Danniel Rojas Realización: Francesca Rinciari.

Carla Díaz con vestido de estampado de serpiente de Pinko. 

COMPRAR

Asistente de fotografía: Javier Blanco

Maquillaje y peluquería: David Bello

 

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?