consejos de moda

¿Lavas tu ropa nueva antes de ponértela?

Si no lo haces después de leer esto puede que empieces a hacerlo.

Lavar la ropa nueva
Photo by Dan Gold on Unsplash

Actualizado a

Tengo una confesión que hacer: no siempre he lavado mi ropa nueva. Crecí en una pequeña casa de dos habitaciones sin lavadora ni secadora, así que para lavar la ropa teníamos que ir a una lavandería, asegurarnos de tener suficientes monedas y esperar un par de horas allí hasta que la ropa estuviera lista. Así que mi razonamiento era, si algo es nuevo ¿por qué tengo que lavarlo?

¡Qué ingenua fui!

Es cierto que, bien entrada la universidad y los en los primeros años de mi vida adulta, seguí sin lavar mi ropa nueva porque simplemente parecía una pérdida de tiempo. Incluso contradictorio. David Mack, subdirector de noticias de última hora de BuzzFeed News, piensa más o menos como pensaba yo y lo publicó en un tweet que se volvió viral en poco tiempo: "Tú, como mi novio, también lavas ropa nueva antes de ponértela o estás cuerdo"

Según Mack, la pandemia y el miedo a contagiarnos de algún virus, ha hecho que la gente se vuelva paranoica con la limpieza. No es como si nos fuéramos a comer la ropa, argumentaba David, además también tocamos los picaportes de las puertas y no los lavamos antes, ¿por qué habríamos de hacerlo con la ropa?

No opino lo mismo. La razón por la que comencé a lavar mi ropa nueva, incluidos los artículos que compro online, es porque aprendí cómo funciona la cadena de suministro de ropa. Hasta que comencé a cubrir y escribir regularmente sobre la industria de la moda, era felizmente inconsciente de cuántas manos tocan tu ropa antes de que lleguen a tu armario.

Stacy Igel, fundadora de la marca deportiva Boy Meets Girl, cuenta que es difícil determinar la cantidad exacta de personas que entran en contacto con la ropa hasta que llega a tus manos, pero que, definitivamente, son muchos más de lo que pensamos. "Por ejemplo, hacemos una sudadera con capucha de hilo reciclado, y las etapas para hacer esta pieza van desde quitar los restos del suelo de otras prendas hasta crear el hilo", dice Igel. "Luego, la prenda se corta en una máquina para obtener el patrón, se pasa a las máquinas para coser la prenda, luego alguien más toma esa prenda y la dobla según las especificaciones".

Y la cadena no se detiene ahí: la sudadera con capucha continúa hacia la fábrica en una bolsa de poliéster, luego a un almacén y, por último, se envía a un minorista o directamente a los consumidores.

La editora adjunta de moda de Bustle, Jessica Andrews, siempre lava su ropa nueva porque considera que "tiene una vida" antes de llegar a los consumidores. "Soy muy consciente de que, en lo que respecta a la compra de ropa, 'nuevo' simplemente significa nuevo para mí", dice. "La prenda tenía vida antes de que me llegara, ya sea que me probara un millón de veces o que estuviera expuesta en la tienda".

En 2019, la revista Time informó que los alérgenos que pueden causar erupciones cutáneas, por lo general contienen tintes dispersos que se encuentran en materiales sintéticos como el poliéster y el nailon, "pueden estar presentes en niveles más altos en una prenda de vestir nueva y sin lavar".

¿Un solo lavado antes de usar la ropa neutralizará completamente la amenaza de las toxinas? Probablemente no, pero tampoco le viene mal. La pregunta que debes hacerte es la siguiente: ¿Te sientes realmente cómoda usando pantalones sin lavar que alguien más se haya probado ?

Si la respuesta es sí, entonces, no hay problema. En cuanto a mí, seguiré lavando toda la ropa que compre antes de ponérmela por primera vez.

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?