TRUCOS DE ESTILO

Cómo llevar pantalones sastre con chanclas para vestir bien en la oficina en verano

El secreto está en apostar por los colores adecuados y ceder el protagonismo a una prenda fetiche

STREET STYLE PANTALONES SASTRE BEIS
IMaxtree
Ángela García
Ángela García

Periodista especializada en tendencias de moda, belleza y estilo de vida

Actualizado a

¿Alguien sabe a qué se debe la fiebre repentina por combinar chanclas con todo tipo de prendas que parecen fuera de lugar? Tamara Falcó se paseaba por Filipinas con unas tipo Havaianas hace algunas semanas durante una viaje familiar y las lucía con un vestido fluido con bordados, casi a la vez veíamos a Alexandra Pereira con unas de Chanel y un vestido camisero en azul intenso y ahora nos sorprenden en el panorama internacional Emily Wells llevando pantalones sastre y este tipo de chancla que, hasta la fecha, jamás habríamos pensado en utilizar para algo que no fuese ir a la playa o a la piscina. Lo más sorprendente es lo bien que sienta, y lo cómodas que parecen ir todas con ellas.

Sospecho que, esta tendencia que va colándose tímidamente en los conjuntos de las que más entienden de moda tiene cierta relación con aquellos finales de los años 90 y principios de los 2000 en los que iconos de adolescencia como Lizzie McGuire y su amiga Miranda las utilizaban para ir a clase como si fuese lo más guay. Recordemos que algunas de las suyas tenían cierta plataforma, pero como toda tendencia que vuelve, esta también se ha reinventado y parece que ahora las llevaremos completamente planas, para la alegría de las más minimalistas. Eso sí, siguen siendo de plástico como siempre, o quizás de algún material que lo imite y sea algo más "eco". La cuestión es que su diseño no tiene secretos, es tan sencillo como una plataforma acolchada con dos tiras que cruzan entre los dedos de los pies como toda sujeción.

Juzga por ti misma. Para mi, lo increíble sigue siendo que cuando ves la combinación al completo de pantalón sastre y chancla de piscina no molesta a la vista sino que parecen integrarse como si fuese cualquier otro tipo de sandalia a las que estamos más acostumbradas. Y creo que el secreto se esconde en la elección de colores. La camisa negra al igual que la chancla, ambas en negro, ceden el protagonismo al pantalón en un tono beis bastante más claro, de esta manera lo que destaca no es el choque de estilos del resto de complementos sino la luz que aporta la prenda principal. ¿Te animarías a llevarlas?

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?