VISTO EN REDES

Cómo llevar falda midi de satén con sandalias de tacón cómodo y conseguir EL LOOK

El truco experto: crear una paleta cromática que la destaque y la convierta en la protagonista

street style falda de satén
IMaxtree
Ángela García
Ángela García

Periodista especializada en tendencias de moda, belleza y estilo de vida

Actualizado a

Los años 90 no solo nos dejaron a las (maravillosas) Spice Girls, también una buena lista de tendencias que con el paso del tiempo hemos terminado recuperando y adaptando a nuestro estilo actual de las maneras más inesperadas. Ejemplo de esto es la falda midi de satén. Esa prenda con la que veíamos a todas las celebs de la época en sus salidas nocturnas, por supuesto con crop tops, sandalias finas y llevándola por debajo del ombligo.

El brillo característico de su tejido la convertía en la opción más recurrente para los estilismos de noche, e incluso vimos acudir así a algunas de ellas a alfombras rojas demostrando que podía ser también una opción muy elegante. Pero desde que llegase la fiebre por la minifalda, esa elegancia del satén pasó a un segundo plano y se convirtió en una prenda que estaba solo en los armarios más clásicos o maduros.

Por suerte, como en la moda todo vuelve (incluso las tendencias más controvertidas...low rise,lo decimos por ti) los grandes diseñadores volvieron a apostar por reversionar esa falda midi de satén en miles de colores nada aburridos y sobre la pasarela no hemos dejado de verla combinada de las maneras más inesperadas. El invierno pasado, Victoria Beckham presentaba sus propuestas en colores chillones con jerséis gruesos en tonos complementarios y esa imagen dejó huella, como todo lo que hace la ex Spice, por eso quisimos saber cómo llevarla sin pasar frío. Y aprovechando que sigue de moda y que ha llegado el buen tiempo, también queremos encontrar las claves para lucir la falda de satén en entretiempo como una verdadera it girl.

Por eso nos hemos fijado en Jessica Skye, la influencer con uno de los perfiles de Instagram más neutrales y estéticos del panorama, para dar con aquello que no nos puede faltar a la hora de tener el look de la primavera perfecto con este tipo de faldas.

Su apuesta es un estilismo compuesto por una falda midi, de cintura alta, vuelo y satén beis; una camiseta básica efecto desgastada en blanco y para aportar profundidad al conjunto ha elegido sandalias planas negras anudadas a la pierna, de estilo romano y una americana muy oversizea tono con el calzado. El broche de este minimalista y cuidado outfit es el capazo de Loewe clásico, en rafia clara y detalles de cuero en blanco, haciendo match con la camiseta.

De esta manera, consigue resaltar la falda que es la verdadera protagonista de la composición al no introducir ningún otra prenda ni complemento del mismo color.

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?