consejos de estilista
CONTENIDO PATROCINADO

Moda lifestyle

Cómo lavar a mano tu sujetador para que te dure como nuevo años y años

Si tienes un sujetador favorito no lo mezcles con el resto de tu ropa en la lavadora, aprende a lavarlo a mano y haz que te dure años como nuevo.

Cómo lavar bien tus sujetadores
Imaxtree

Estos cinco sencillos pasos asegurarán que tus sujetadores se mantengan en perfectas condiciones.

Hay muchos tipos sujetadores, uno para cada momento y todos se llaman prendas delicadas por una razón. Y la razón es simplemente, que son prendas MUY delicadas, por eso no puedes lavarlos con el resto de ropa en la lavadora. La mejor forma de limpiar tus sostenes es lavarlos a mano. Porque lavar un sostén en la lavadora no es el fin del mundo, pero ponerlo en la secadora es lo peor que puedes hacer. Los expertos aconsejan que si no puedes lavar los sujetadores a mano, al menos lo hagas en la lavadora pero dentro de una bolsa de lencería para protegerlos y con los corchetes abrochados. Una vez limpios tiéndelos para que se sequen. Aunque lo más aconsejable es que, siempre que tengas tiempo, pruebes a lavarlos a mano.

Porque si has dado con el sujetador ideal para mujeres con mucho pecho que te sienta genial y es comodísimo, ¿por qué ibas a renunciar a conservarlo como nuevo durante años? Lo dicho, olvídate de la lavadora y lávalos a mano siempre que puedas. Si te preguntas cómo lavar a mano un sujetador, aquí tienes los cinco pasos que seguir para hacerlo bien.

Cómo lavar a mano un sujetador

Paso uno: lee la etiqueta

Asegúrate de revisar las etiquetas de tus sujetadores antes de cualquier tipo de lavado. A no ser que indique lo contrario, seguramente puedas lavarlo con agua tibia y un jabón especial para prendas delicadas. Si no tienes una cubeta para hacerlo, puedes lavarlo en el fregadero o la pila del baño. Eso sí, asegúrate de que están limpias.

Paso dos: elimina las manchas

Fíjate en si tu sujetador tiene manchas de suciedad porque tendrás que eliminarlas primero. Es fácil, simplemente humedece la mancha y frota con las manos y el jabón hasta que desaparezca.

Paso tres: deja tu sujetador con agua y jabón

Llena la cubeta o el fregadero con agua tibia y un poco de detergente. Coloca el sujetador en el fregadero para remojarlos y asegurarte de que están completamente cubierto de agua. Una vez que esté completamente empapado añade el jabón y asegúrese de cubrir toda el área.

Paso cuatro: enjuaga

Es importante que no quede ningún resto de detergente en tus sujetadores. Piensa que es igual que cuando te lavas el pelo, al final debes dejarlo libre de cualquier resto de jabón.

Paso cinco: tender o colgar para secar

Hay dos maneras de secar los sujetadores. Una opción es colocarlos planos sobre una toalla para que la toalla absorba el agua mientras se seca el sujetador o colgarlos para que se sequen, una opción que siempre es mejor. Cuelga el sujetador de manera que quede doblado por la mitad y una copa a cada lado. No tiendas los sujetadores por los tirantes, ya que la tela puede deformarse mientras está mojada.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?