Básicos

Cómo combinar una camiseta blanca (para que nunca se vea igual)

Puede que algunos piensen que es una prenda simple, sin carácter o aburrida pero solo se necesitan unos minutos para convencer a estos "escépticos" de las infinitas posibilidades que tiene una camiseta blanca.

Miriam Núñez del Bosque.

Actualizado a

La camiseta blanca es un básico de armario, una prenda salvavidas, tan versátil como útil. Mentiría si dijera que no poseo al menos ocho de ellas, algunas de manga corta y otras de tirantes. Y sería una embustera si expresara la intención de no adquirir ni una más.

Giorgio Armani dijo una vez: “Siempre he pensado en la camiseta como el Alfa y Omega del alfabeto de la moda”. Es una frase realmente acertada teniendo en cuenta que ha sabido mantener su lugar en el palco, donde lleva un sinfín de temporadas observando cómo las tendencias van y vienen (pero no perduran).

Puede que algunos la vean como una prenda simple, sin carácter o aburrida pero solo se necesitan unos minutos para convencer a estos escépticos de las infinitas posibilidades que tiene una camiseta blanca. Por solo una de ellas me adentraría en el armario de mi novio, territorio hostil y poco conocido, buscaría el espécimen más nuevo y saldría corriendo en zigzag para evitar cualquier disparo enemigo o reproche. Y, sinceramente, no es algo que haría por muchas prendas más (tal vez por una chaqueta Barbour o sudadera de Lamarel).

Además, Jane Birkin la convirtió en todo un icono (combinada con vaqueros campana y una cesta de mimbre). Cada verano, sin falta, sus fotografías inundan Pinterest y nos hacen soñar con la costa francesa, el sol y los bronceados. Hoy en día siguen su ejemplo muchas prescriptoras de moda como Jeanne Damas, Anne-Laure Mais, Sabina Socol y Camille Charriere.

Pensad en una camiseta blanca, con unos shorts denim en azul claro, unas sandalias finas y unos labios del color rojo más brillante nunca visto, obra de uno de mis favoritos, el número 240 My Rouge de Guerlain. Pensad también en la combinación de camiseta de manga corta más vestido de tirantes, un look muy de los años 2000 que luciría en el 21. O con mallas ciclistas, faldas de cuero, monos vaqueros o corsés. ¿Y qué me decís de combinar la icónica prenda con una blazer oversize y pantalones de traje a juego? Seguro que a Blanca de Bleïs Madrid le fascinaría la idea.

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?