Teresa Helbig, de lo clásico a lo inesperado

Con una colección basada en las líneas rectas y colores más propios de la temporada de invierno, el broche de oro lo ha puesto el factor sorpresa.

Actualizado el

1-19
Otoño-invierno 2018-2019. Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

1 / 19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

Gtresonline
Teresa Helbig. Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

2 / 19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

Gtresonline
Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

3 / 19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

4 / 19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

5 / 19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

6 / 19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

7 / 19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

8 / 19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

9 / 19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

10 / 19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

11 / 19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

12 / 19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

13 / 19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

14 / 19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

15 / 19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

16 / 19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

17 / 19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

18 / 19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

19 / 19

Teresa Helbig otoño-invierno 2018/19

Siguiendo una línea de lo más clásica, la diseñadora ha optado por ceñirse a la más básicos y socorrida paleta cromática del invierno. Sobre grises apagados y marrones fríos, algún estampado del todo revolucionario y favorecedor. Pero, lo que sin duda ha definido esta nueva colección de Teresa Helbig ha sido el factor sorpresa. De repente, un alucinante vestido con volúmenes en blanco, amarillos, azules y hasta verdes botella en combinación con tonos mostaza.

El otoño-invierno 2018/19, tal y como lo ve la firma, gira en torno a las clásicas líneas rectas, las formas estructuradas, los vestidos mini pero también largos, hasta los tobillos y con muchísimo movimiento. También los estampados han jugado un papel fundamental dentro de esta visión de la moda, convirtiendo un sencillo vestido gris, en un diseño único y exclusivo.

En cuanto a los detalles, nos fijamos en los cuellos tipo años setenta, en las solapas con pelo tipo 'furry', en los pequeños toques metalizados, en los escotes de infarto y -por supuesto- en los revolucionarios beauty looks que han acompañado a los estilismos. Las transparencias, a la altura del pecho, han puesto el broche de oro a una colección basada en la elegancia más absoluta.

En la cabeza, unas diademas que nos trasladaban de vuelta al mundo Disney y el amarillo en las cejas como protagonista inesperado. Así ha sido la concepción de la temporada que viene por Teresa Helbig: sencilla, pero maravillosa.

Loading...