Color político

Letizia Ortiz, Meghan Markle, Melania Trump... este es el rosa que las define

De Letizia Ortiz a Meghan Markle o Melania Trump: las mujeres casadas con el poder tienen en el rosa rosa 'consorte' su color fetiche. ¿Pero qué mensaje mandan al vestirlo?

Actualizado el

En los últimos días, hemos detectado una tendencia interesante entre las mujeres en posiciones cercanas al poder: la inclinación a vestir de rosa palo, empolvado o pastel.

Melania Trump, esposa del presidente de Estados Unidos, y la reina Rania de Jordania se conocieron hace unos días en la Casa Blanca. Ambas se vieron vestidas con un look cocktail: Melania llevaba un modelo wrap de Proenza Schouler y Rania, un conjunto más etéreo y también rosa, aunque en un tono más pálido, que combinó con unos pantalones anchos.

Sin-título-1

Tendencia de color: las consortes visten de rosa palo

Al otro lado del Atlántico, Meghan Markle asistía el martes a un evento en el Palacio de Buckingham (donde volvió a romper el protocolo royal). Y siguiendo la misma línea que las dos personalidades anteriores, se decidió por un diseño de color rosa palo, de Prada, el tercero en esta gama de color que luce la duquesa de Sussex desde que se casó hace más de un mes.

Meghan Markle

A su vez, Letizia Ortiz nos deleitaba la semana pasada con una camisa corpiño que combinaba los colores rosa (de nuevo) y negro.

Letizia Ortiz

Este color se ha vuelto tan omnipresente entre las mujeres casadas con hombres en puesto de poder, que nos hemos decidido a bautizarlo (con permiso de Pantone) como el rosa consorte.

Todo lo contrario ocurre con las mujeres que ocupan puestos de responsabilidad. Es el caso de la reina Isabel II, que siempre que sale de palacio lo hace con colores llamativos... para no pasar desapercibida: sabe lo que hace, quiere que todo el mundo la mire y la reconozca allá donde va.

Isabel II

En cuanto a otras colegas poderosas, como Angela Merkel, Hillary Clinton o Alexandria Ocasio-Cortez, también se atreven con la elección de colores tan llamativos como la reina: quieren ser vistas, notadas y respetadas. Pero además, tienen que jugar en un campo, el de la política, que hasta no hace demasiadas décadas había sido coto privado de los hombres, en un mar de trajes azul marino, gris y negro.

Angela Merkel
Hillary Clinton

La experta en color Elaine Ryan tiene su propia opinión sobre la aparición del rosa consorte. Ella explica cómo esa preferencia por un tono tan asociado a la feminidad puede actuar como una garantía sutil de que la dinámica heteropatriarcal sigue vigente en el juego de la pareja. Especialmente, cuando la mujer se enfrenta al escrutinio público no por elección explícita, sino por matrimonio.

"En este momento en el que algunas mujeres son vistas por hombres (y algunas mujeres) como usurpadoras del poder, quienes vistan de rosa palo parecen enviar un mensaje de apaciguamiento, de que prefieren quedarse en un segundo plano". Por el contrario, los colores brillantes y audaces en una mujer en posición de poder, hablan no solo de autoridad femenina, sino también de la necesidad de llamar la atención.

"Las mujeres son femeninas, empáticas y sensibles", defiende Dawnn Karen, fundadora del Fashion Psychology Institute. "Usar tonalidades más suaves explicita esto, pero puede convertirse en un obstáculo en determinadas situaciones, ya que haría que fueran percibidas como demasiado femeninas".

Karen añade que la usuaria de colores como el rosa consorte también puede ser recibida como "incapaz de tener las cualidades asociadas a los seres poderoso-asertivos, decididos y dominantes", mientras que "los tonos más audaces sirven como un mecanismo para equilibrar la percepción de lo que significa ser una mujer ".

Primera Dama Eisenhower

La predilección por el rosa palo entre las mujeres de los líderes no es nueva. El color rosa consorte ha tenido un éxitoso recorrido político durante décadas. Data de los años 50, cuando la adoración de este tono por parte de la primera dama Mamie Eisenhower llegó a convertirse en tendencia de moda.

Jackie Kennedy, como sucesora, tomó prestado el color rosa de vez en cuando, al igual que la princesa Diana en los años en que estuvo casada con el príncipe Carlos.

Jackie Kennedy
Princesa Diana

Teniendo en cuenta el alboroto que causó la semana pasada la chaqueta de Melania Trump, tiene sentido que la primera dama procure suavizar su estilo en sus apariciones públicas. La parka de Zara con mensaje estaba fuera da lugar. Pero lo cierto es que cuando Melania apuesta por looks de costura se intuye igualmente la posibilidad de que haya una intención y un mensaje detrás.

Meghan Markle también parece estar dulcificando su propio estilo en favor del protocolo royal, cambiando su paleta de color y sus cortes audaces en favor de los vestidos pastel preferidos por la familia real.

Siendo un color tan plácido, el rosa consorte ciertamente nos habla del cambio hacia la conformidad política, familiar y también de vestimenta.

Te puede interesar:

Colores de moda Vestidos Celebrities

Celebrities

Loading...